Anuncios

Zedillo pide evitar "esta regresión democrática"

CIUDAD DE MÉXICO, enero 24 (EL UNIVERSAL).- El expresidente de México, Ernesto Zedillo, dijo que uno de los mayores retos que se enfrentan en la actualidad es defender la regresión democrática que se está viviendo en algunos países.

"Creo que el mayor reto es proteger la democracia, si protegemos la democracia, si evitamos esta regresión democrática que estamos viendo en algunos países y sanamos las heridas que se le han causado, entonces, soy optimista", lo cual le valió aplausos de los asistentes.

Al participar en un foro realizado por Actinver en la Ciudad de México, junto al expresidente de España José María Aznar, Zedillo dijo que para tener democracia es necesario que los ciudadanos crean en la democracia y no en cultos, en un contexto donde en América Latina y en México se ha abierto espacio al populismo.

"En el pasado, algunos lograban apoderarse del poder con los militares. Lo que ha sucedido es que, han aprendido cómo funciona el sistema, y les gusta la democracia hasta que acceden al poder y una vez que ya han accedido, buscan erosionar la democracia. Es un problema muy serio, porque la forma de acceder vía democrática es vía el engaño, la demagogia y el populismo", dijo.

Zedillo enfatizó que "cada que algún político que no entiende algunas cosas, y quiere insultar a alguien, le dice neoliberal".

La presencia del expresidente Zedillo en México causó alta expectativa luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijera en su conferencia mañanera que le gustaría preguntarle sobre la reforma de pensiones aprobada en su sexenio y que creó el sistema de Afore y que condenará a los trabajadores a recibir una pensión de menos de la mitad de su salario, así como la desaparición de los ferrocarriles así como el endeudamiento de los mexicanos a través del Fobraproa.

Soy un liberal, dice Zedillo

Durante su participación, el expresidente de México dijo que, si bien en los últimos años se han tenido progresos, también se han presentado fracasos que generan dudas sobre la viabilidad y vigencia de las políticas y esquemas económicos.

"En este momento hay una gran preocupación, no solamente en cuanto al tema económico, sino también en cuanto a los temas políticos que algunas personas, que están en todo su derecho, les lleva a cuestionar, si algunas de las referencias que se han tenido en la mayoría de los países en las últimas décadas han dejado de tener vigencia y hay que buscar algo distinto o incluso algo muy distinto", dijo.

En ese sentido, dijo que sobre un tema como este se debe ser considerablemente más reflexivo y no hacer solamente referencia a las grandes etiquetas. Economía de mercado, capitalismo, o neoliberalismo.

Luego de bromear con la frase de que "cada vez que algún político que no entiende algunas cosas quiere insultar a alguien le dice neoliberal", Zedillo se calificó a sí mismo como un liberal clásico.

"Soy un liberal, decimonónico, clásico, tradicional. Y desgraciadamente ya no tengo ningún atributo físico que dijera yo, soy neo. No tengo nada de neo", dijo.

Crítica al populismo

En su ponencia, Zedillo dijo que otras de las características de los gobiernos populistas son la sumisión de otros poderes.

"Procuran tener un Congreso sumiso, mayoritario hasta donde se puede, y cuando alguno de los otros poderes del Estado trata de cumplir su trabajo constitucional, se dedican a buscar la manera de que ese poder esté integrado por individuos que se van a apegar no a lo que dice la Constitución sino a lo que quiere y desea el soberano", dijo.

En ese sentido, dijo que si realmente se vive en democracia cuando se debilitan los contrapesos que se han construido para fortalecer al Estado.

"¿Es realmente una democracia cuando se debilitan los contrapesos, cuando se cuestiona la legitimidad del poder judicial, cuando se atacan y destruyen otros órganos del Estado?", añadió.