Anuncios

Zagallo le dejó la mayor parte de sus bienes al menor de sus cuatro hijos y estalló una disputa familiar

Una foto familiar de Mario Lobo Zagallo, cuando cumplió 92 años
Una foto familiar de Mario Lobo Zagallo, cuando cumplió 92 años

Mario Lobo Zagallo, leyenda del fútbol brasileño, murió el pasado 5 de enero en Río de Janeiro por una falla multiorgánica. Ese mismo día comenzó una batalla legal entre sus cuatro hijos por la millonaria herencia del ex campeón mundial como futbolista y entrenador. La prensa brasileña informó que el ídolo de 92 años le dejó la mayor parte de sus bienes (el 62,5%) a su hijo menor, Mario César.

Sus tres hermanos, Paulo Jorge, Maria Emilia y Maria Cristina se quedaron con el 12,5% cada uno. Estos últimos, los tres hijos más grandes del ex deportista, protestaron en la Justicia por la decisión de su padre. Y Mario César respondió en la prensa: “Ellos quieren aparecer después de siete años. Fui yo quien cuidó de mi padre en este tiempo. Tengo un documento firmado por él diciendo que no quería la visita de ellos durante sus internaciones”, dijo el menor de los hijos de Zagallo en una entrevista con el periódico Estado, de San Pablo.

Además, el más joven de los cuatro hijos del ídolo aseguró que el “Viejo Lobo” (como se lo conocía) quería cortar relaciones con los otros tres. Y señaló que la idea de su padre era “no dejarles nada, pero la ley es la ley”. En Brasil, las personas pueden nombrar herederos del 50% de su fortuna, mientras que la otra mitad tiene que estar dividida sí o sí entre parientes de sangre. Por eso es que hay tres hermanos con el 12,5% y otro, el más chico y más “querido” por Zagallo, con el 62,5%.

Aficionados del exjugador y seleccionador de Brasil Mario Zagallo sostienen pancartas afuera de las instalaciones de la Confederación de Brasil en donde se realizó el funeral de Zagallo, el domingo 7 de enero
Aficionados del exjugador y seleccionador de Brasil Mario Zagallo sostienen pancartas afuera de las instalaciones de la Confederación de Brasil en donde se realizó el funeral de Zagallo, el domingo 7 de enero - Créditos: @Bruna Prado

El periódico paulista recordó una entrevista que el mítico Zagallo había brindado hace unos años, y en la que ya contaba el problema que tenía con tres de sus hijos, y que llevaba años: “Tengo cuatro hijos, pero el único que se dedica a mí en este final de mi vida es Mario César Zagallo. O, mejor dicho: Mario Jorge Lobo Zagallo es el padre de Mario César Zagallo. Él es mi brazo derecho: hace todo para mí. Si no fuera por él, no sé lo que podría ocurrir: toda mi vida está entregada a él”.

En aquel momento -2020-, Zagallo padre ya enfrentaba una discusión judicial con sus otros tres hijos, que es la raíz de su descontento con ellos y la razón por la que les cedió únicamente lo que la ley contempla para ellos (el 12,5% de los bienes). El diario Estado aportó más información: “Uno de los motivos de la decepción de Zagallo es el proceso abierto por Paulo Jorge, María Emilia y María Cristina -sus otros tres hijos- para cancelar la sucesión de Alcina de Castro Zagallo, la mujer del Viejo Lobo, fallecida en 2012. En cuanto la esposa del ex futbolista murió, los tres hijos aceptaron que el padre permaneciera como administrador de sus bienes y se olvidaron de la herencia. En 2016, en cambio, cambiaron de idea y acusaron a Zagallo de omitir la existencia del testamento de la mujer, firmado en 1984. Pidieron la anulación, pero no la consiguieron ”, se lee en el dario paulista. En razón del resquemor de Zagallo, las heridas familiares permanecieron mucho más allá. Incluso, hasta su propia muerte.

El Lobo Zagallo fue campeón del mundo como DT y como jugador
El Lobo Zagallo fue campeón del mundo como DT y como jugador

El diario paulista refiere además una nota de los representantes legales de los otros tres hijos de la leyenda del fútbol brasileño. Se trata de los abogados Anelisa Teixeira y Daniel Blanck, quienes publicaron un comunicado oficial con acusaciones en contra de Mario César, el hermano más joven y principal heredero de los bienes del Viejo Lobo. El texto asegura que “los tres hijos no visitaban a su padre desde 2016 porque Mario César les había restringido el acceso, induciendo al patriarca a creer que había sido abandonado ”. En otro tramo del documento, los abogados “relatan que los herederos observaron movimientos patrimoniales millonarios, que incluían donaciones expresas destinadas a Mario César (el hermano menor). Adicionalmente, se identificaron extracciones recurrentes en cuentas bancarias de Zagallo, que involucraban cantidades incompatibles con su estilo de vida (se trataba de una persona enferma). Dentro de estas circunstancias, los herederos están actualmente buscando la tutela de la Justicia para resguardar y asegurar sus legítimos derechos”, reza el comunicado.

El legado de Lobo Zagallo

Zagallo disputó en cinco finales del mundo, una cifra que nadie pudo igualar. Ganó dos como jugador (1958 y 1962), uno como entrenador (1970) y otro como asistente (1994). La única que perdió fue la de 1998, cuando Brasil cayó en la final ante Francia por 3 a 0 en el Mundial que se desarrolló en el país galo. En esa Copa del Mundo fue el entrenador del equipo. Para muchos brasileños, Zagallo era sinónimo de patriotismo, entrega y gloria. Ednaldo Rodrigues, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), consideró que Zagallo “es una de las mayores leyendas” del deporte.

Mario Zagallo, un sabio del fútbol que fue campeón del mundo como jugador y DT
Mario Zagallo, un sabio del fútbol que fue campeón del mundo como jugador y DT

“Ofrecemos solidaridad con sus familiares y con los hinchas en este momento de pesar por la partida de este gran héroe de nuestro fútbol”, dijo Rodrigues. Varios clubes brasileños donde Zagallo jugó y dirigió expresaron también sus condolencias. Comenzó su carrera como delantero con el club América de Río de Janeiro y después también jugó con el Flamengo y Botafogo, donde tuvo como compañeros a Nilton Santos, Garrincha, Didí y Amarildo. Ese plantel fue uno de los pocos en Brasil que en la década de los 1960 pudo hacerle frente al Santos de Pelé.

Zagallo fue el delantero de la selección brasileña que ganó los mundiales de 1958 en Suecia y 1962 en Chile. Además, fue uno de los primeros futbolistas que se desempeñó como mediapunta, ubicándose entre los mediocampistas y los delanteros.