Anuncios

Williams y Sauber presentan sus monoplazas para la temporada 2024

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 5 (EL UNIVERSAL).- La escudería Williams, para la que pilotan el tailandés Alex Albon y el estadounidense Logan Sargeant, presentó este lunes, en Nueva York, su nuevo monoplaza, el FW46, con el que disputará el próximo Mundial de Fórmula Uno, que arranca el primer fin de semana de marzo en Bahréin.

La escudería de Grove, que desde el año pasado cuenta con el británico James Vowles como jefe de equipo, cuenta siete Mundiales de pilotos, otros nueve de constructores y un total de 114 victorias en la categoría reina.

Después de unas cuantas temporadas aciagas, la pasada campaña, el equipo -el tercero con más solera de la parrilla, después de Ferrari y McLaren- comenzó a resurgir y acabó el campeonato en el séptimo puesto por escuderías, evidenciando un progreso que desean confirmar este 2024.

El Stake Team Kick Sauber presentó este lunes, en la localidad suiza de Hinwil, el monoplaza con el que disputarán el próximo Mundial de Fórmula Uno -que arranca el primer fin de semana de marzo en Bahréin- el doble subcampeón mundial finlandés Valtteri Bottas y el chino Guanyu Zhou.

Bottas, de 34 años, subcampeón mundial en 2019 y 2020 -cuando pilotaba en Mercedes-, con diez victorias y 67 podios en la F1, afrontará su decimotercera temporada en la categoría reina, la tercera en un equipo que las pasadas dos compitió como Alfa Romeo y que el año pasado acabó noveno en el Mundial de constructores. El piloto de Nastola concluyó decimoquinto el último campeonato de pilotos.

Zhou, nacido hace 24 años en Shanghái, es el primer chino que corre como piloto oficial en la F1, en la que debutó hace dos temporadas, en este equipo. Su mejor resultado en la división de honor del automovilismo es el octavo que logró en Canadá en 2022; y el curso pasado, con tres novenos puestos, concluyó decimoctavo el Mundial de pilotos.

El C44, el nuevo coche de la escudería de Hinwil (Suiza), que rodará por primera vez en una carrera de F1 el próximo 2 de marzo en el circuito de Sakhir, luce predominantemente de verde y negro en su chasis, a diferencia del monoplaza del año pasado, que era rojinegro.