Anuncios

Vlahovic se estanca

Roma, 13 mar (EFE).- Son seis partidos seguidos sin ver puerta para un Dusan Vlahovic frustrado y que mira demasiadas veces al tendido con la mirada perdida, buscando una explicación a su mala racha. Un período en el que, desde el pasado 15 de octubre, solo ha marcado dos goles en Serie A, un doblete al Salernitana, y que empieza a preocupar en Turín.

El penalti que este domingo le señalaron al Juventus ante el Sampdoria (4-2) se presentó como la oportunidad salvadora de Vlahovic. Agarró el ariete serbio la pelota y la plantó en el verde con la misma determinación con la que segundos después disparó de lleno contra el poste.

De nuevo se presentó esa mirada en el internacional serbio, que se tapó la cara con las manos, incrédulo. Es tan delicado el momento por el que pasa que, al final del encuentro, su compatriota Dejan Stankovic, entrenador de la 'Samp', se acercó a consolarle con un abrazo y unas palabras al oído.

No le acompaña la suerte tampoco. Se topó con la madera otra vez con un testarazo que salvó Tork y que provocó la risa irónica del jugador, al que se le ha juntado todo en una misma temporada.

Y es que desde que marcara en el Derbi de Turín ante el Torino el gol decisivo en los minutos finales, allá por octubre de 2022, Vlahovic desapareció del mapa casi por completo por una lesión que le impidió jugar cinco partidos seguidos (Lecce, PSG, Inter, Verona y Lazio) justo antes de acudir tocado al Mundial de Qatar 2022, en el que disputó un partido de suplente (25 minutos) y otro de titular (54 minutos).

Claramente no estaba en plenitud física para una selección en la que, de otra manera, hubiera sido el titular indiscutible. De hecho, una vez finalizada la cita mundialista, sumó otros ocho partidos de baja y volvió al verde el pasado 29 de enero.

Desde entonces, el que está llamado a ser el centro del proyecto juventino, un fichaje que llegó en enero de 2022 por una cifra cercana a los 90 millones de euros, no está respondiendo con los goles y el peso en el juego esperados.

Baja recibir al centro del campo, intenta oxigenar la salida de balón de los suyos, se pelea con los centrales en cada centro lateral... pero no obtiene recompensa. Los dos goles a un rival como el Salernitana y uno ante el Nantes en Liga Europa quedan opacados por el resto de actuaciones en las que no consigue ver puerta.

"A los atacantes se les evalúa por los goles, pero yo también me fijo en el rendimiento", dijo el italiano Massimiliano Allegri, entrenador del Juventus, en la previa al partido de ida ante el Friburgo en Liga Europa.

Un Allegri que es el máximo valedor y defensor de Vlahovic, que también recibe el apoyo de la afición en el estadio pese a que el runrún general de la falta de atino esté cogiendo fuerza con el paso de las jornadas.

La sanción que recibió la 'Vecchia signora' de 15 puntos dejó muy tocado el proyecto deportivo de un club que no ha dicho su última palabra en los tribunales y que, con el paso de las jornadas, ha ido reponiéndose poco a poco colocándose ya a solo cuatro puntos del sexto puesto, con una sola derrota en los últimos diez encuentros.

Tiene Vlahovic en las próximas semanas la oportunidad perfecta para resarcirse de esta mala racha que atraviesa y reivindicarse como el protagonista de esta 'Juve' que se enfrenta al Friburgo el jueves por un puesto en cuartos de Liga Europa; al Inter, al Lazio y al Nápoles en Serie A; y al Inter por partida doble en las semifinales de Copa Italia.

Partidos grandes para un delantero que, pese a ser uno de los más conocidos del fútbol actual, sigue en busca de su hueco entre las grandes figuras del fútbol europeo.

Tomás Frutos

(c) Agencia EFE