Anuncios

2-0. Dos goles de Villalibre llevan al Athletic a cuartos

Bilbao, 16 ene (EFE).- Asier Villalibre, con dos bonitos goles que doblegaron al Alavés en San Mamés, llevó al Athletic Club a cuartos de final de la Copa del Rey, una clasificación merecida de los de Ernesto Valverde pero también peleada por los de Luis García Plaza, que pudieron empatar justo antes del 2-0 definitivo.

Abrió el marcador el 'Búfalo' cerca de la media hora del choque con un disparo que empieza a ser marca de la casa, un durísimo chut con la zurda ante el que Antonio Sivera no pudo ni reaccionar. El ariete había recibido de Oihan Sancet y después superado a Nahuel Tenaglia en la porfía por el balón.

El segundo tanto del Athletic fue una preciosa combinación rojiblanca iniciada por Alex Berenguer, con un sutil pase en profundidad a Oscar de Marcos y un no menos brillante centro del segundo capitán bilbaíno para que rematase Villalibre a placer, y en plancha, en el segundo palo.

Este triunfo es el sexto consecutivo del Athletic, que solo conoce la victoria en 2024 y encadena ya un total de 14 partidos sin perder. Cuatro de ellos han sido las cuatro rondas que lleva disputadas de la Copa del Rey, en la que estará un año más en el sorteo de cuartos de final. Los últimos cuatro años estuvo también en los de semifinales.

El Alavés, lleno de rotaciones como también el Athletic, quizás haya sido el rival que más le ha disputado la victoria al conjunto de Valverde en su excepcional racha. En lo que va de 2024, seguro.

Si Samu Omorodion y/o Giuliano Simeone no se hubiesen encontrado con dos enormes paradas de Julen Agirrezabala, que salvó a su equipo del 1-1 al inicio de la segunda mitad, quizás las cosas hubiesen acabado de manera diferente.

Aunque ya antes del minuto Berenguer había intentado un chilena en el área visitante, a centro de Sancet, choque comenzó parejo y sin demasiado ritmo. Con segunda unidad vitoriana plantando cara al tampoco bloque titular del Athletic, que parecía echar en falta el poderío en las bandas de los Williams.

Ya que Ernesto Valverde dio de inicio descanso al pequeño de los Williams, aún estando el mayor en la Copa de África.

En ese escenario inicial llegó la mejor ocasión visitante en la primera mitad, un disparo sin mucho ángulo pero muy duro de Hagi, que atajó bien un Agirrezabala que rectificó en la salida. Por ahí, por los cambios de orientación largo al hoy extremo rumano, llegó el peligro alavesista.

Pero los leones se fueron desperezando y, apoyados en el inmenso trabajo de Prados, que lo barría todo, y lanzados por Sancet, se hicieron pronto con el control del juego.

Les faltó finura en las primeras oportunidades, a Muniain y Herrera en dos disparos fallidos y a Sancet en un cabezazo, pero el Athletic fue afinando y a partir del ecuador de la primera mitad cada llegada era un ocasión de gol.

La primera, además, fue dentro. Un duro disparo con la zurda de Villalibre, que recibió de Sancet y ganó la acción por insistencia a Tenaglia. Un golazo propio de los grandes ausentes en ese primer tiempo: los Williams.

El tramo final de la primera mitad fue un asedio rojiblanco, que no llegó a decantar ya el choque de cara a la segunda porque Sivera se agigantó a un disparo desde la frontal de Berenguer, tras un precioso pase de Sancet.

Menos atinado estuvo el media punta navarro, que mandó al limbo un buen pase de Villalibre tras haber recuperado el balón el 'Búfalo' en una brillante acción individual.

Un centro de De Marcos que apuntaba a pase de gol a Villalibre que cortó Tenaglia, y un disparo cruzado que se le fue unos centímetros fuera a Munain cerró el asedio local hasta el segundo tiempo.

Aunque la continuación arrancó dos grandes ocasiones vitorianas y dos paradones de Agirrezabala a disparos casi a bocajarro de Samu y Giulano Simeone.

El primero remató a placer un centro desde la izquierda de Parada que se envenenó al tocar en un jugador local; y el hijo del Cholo remató más fácil aún un pase ya en el borde del área pequeña del ariete internacional sub-21. Giuliano no se podría creer la intervención del portero guipuzcoano.

No llegó el 1-1 que planeó esos minutos en 'La Catedral' y el Alavés lo pagó caro, ya que el Athletic sí aprovechó la primera suya. Un centro perfecto de De Marcos a la cabeza de Villallibre que el ariete remató en plancha. Un sutil golpeo de Berenguer buscando la profundidad de De Marcos.

Es el sexto gol y el tercer doblete en esta edición de la Copa del 'Bufalo' de Gernika, que ya marcó dos goles en el 0-3 ante el Cayón en El Sardinero en la segunda ronda y otros dos al Eibar en Ipurua en dieciseisavos de final.

No se arrugó el Alavés, que en un cuarto de hora le ha hecho más peligro al Athletic que todo el que habí sufrido en lo que va de 2024. La tercera ocasión visitante tras el descanso fue un gran centro de Hagi desde la derecha buscando a Samu en el segundo palo que cortó, muy bien colocado, Paredes.

Hasta ahí llegó en encuentro, que se fue apagando entre el carrusel de cambios entre ambos equipo y la clara distancia en el marcador.

- Ficha técnica:

2 - Athletic Club: Agirrezabala; De Marcos, Vivian, Paredes, Lekue (Yuri, m.70); Prados (Jauregizar, m.86), Herrera; Berenguer (Nico, m.70), Sancet (Unai Gómez, m.78), Muniain (Adu Ares, m.78); y Villalibre.

0 - Deportivo Alavés: Sivera; Sola, Tenaglia (Rafa Marín, m.76), Duarte (Maras, m.76), Víctor Parada (José de León, m.87); Antonio Blanco (Selu Diallo, m.66), Benavidez; Alkain, Giuliano Simeone (Guridi, m.66), Hagi; y Samu Omorodion.

Goles: 1-0, m.28: Villalibre. 2-0, m.60: Villalibre.

Árbitro: César Soto Grado (Comité Riojano). Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Benavidez (m.71) y Rafa Marín (m.90).

Incidencias: Eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey disputada, a partido único, en San Mamés ante 45.233 espectadores. Dato oficial. Entre ellos unos 600 seguidores visitantes.

Ramón Orosa

(c) Agencia EFE