Anuncios

VIDEO: la pifia defensiva en el Austin vs St. Louis City que ha provocado un linchamiento contra la MLS

La MLS tuvo una jornada inaugural en la que no faltó nada. Brad Stuver, portero del Austin, apoya a Kipp Keller luego de su error ante St. Louis City (Aaron E. Martinez-USA TODAY Sports)
La MLS tuvo una jornada inaugural en la que no faltó nada. Brad Stuver, portero del Austin, apoya a Kipp Keller luego de su error ante St. Louis City (Aaron E. Martinez-USA TODAY Sports)

La MLS está de regreso con su temporada 2024 y las emociones se han escapado de la caja de sorpresas. Este torneo representa un hito para el futbol profesional de los Estados Unidos: una alianza con Apple+ permite que todo el mundo pueda ver todos los partidos del campeonato en una misma plataforma. En esta primera jornada, no hubo ningún empate a cero goles. Y en total, se marcaron 36 goles en 13 partidos. Con un promedio 2.7 goles por partido, queda claro que el espectáculo abunda en la Major League Soccer.

En ese festival de goles, hubo uno que se robó las miradas. Fue el que Jared Stroud, del St. Louis City, le marcó al Austin. El partido estaba a favor de los texanos cuando el defensor Kipp Keller cometió un fallo insólito en la salida. Al minuto 77, Keller quiso jugar de seguridad con su arquero, Brad Stuver, pero descuidó la presencia de Stroud y le obsequió el balón. Sin marca y en soledad, el atacante definió para empatar el partido, y empezar la remontada, porque finalmente St. Louis se llevó un triunfo agónico de 3-2 para sumar sus primeros tres puntos del año en la Conferencia Oeste.

El error pronto se hizo viral en redes sociales y sirvió para que los detractores de la MLS ahondaran en su teoría que esta liga se especializa en goles de este tipo. Sí, el error es grotesco y sorprende por todo: por lo inusual, por la falta de concentración en un momento clave del partido, y por la falta de destreza técnica. Pero no es único de la MLS. Errores de ese tipo pueden verse cada semana en las mejores ligas del mundo, y ni hablar de lo que tenemos a la mano con la Liga MX, en donde cada jornada es una oportunidad para cazar pifias colosales. Tan solo en este torneo, porteros como Miguel Jiménez y Nicolás Vikonis han tenido graves errores.

Eso no los convierte en malos jugadores, pero sirve como ejemplo para demostrar que en todos los torneos hay equivocaciones que no se pueden creer, y que eso no debería equivaler a una condena total ni a un juicio de valor absoluto. En la Premier League, no hay equipo más decepcionante en la actualidad, tomando en cuenta su capacidad y antecedentes, que el Liverpool, pero ¿alguien podría negar que Klopp es un buen entrenador, ¿que Alison es un portero de cualidades única?, ¿que Mohamed Salah podría ser titular en cualquier equipo del mundo? David De Gea, portero del Manchester United desde 2011, se come goles pavorosos con una regularidad sorprendente. Lo dicho: pasa en todos lados.

Los críticos de MLS dicen que contratan jugadores defensivos y porteros malos a propósito, para que de ese modo los delanteros pueden lucirse. Porque ese es el argumento fácil. Cuesta trabajo entender que la MLS se ha esforzado en confeccionar un futbol entretenido y generoso con la afición, y eso no quiere decir que los jugadores tengan un nivel bajo, porque habría que reparar en un punto clave: si juegan así, preponderando el espectáculo, es porque juegan sin presión, porque hay gente apoyándolos, pero saben que nadie los increpará en la calle si fallan un gol o entregan mal un pase. Y vaya si tienen apoyo: los estadios de la MLS han lucido repletos tan solo en la jornada inicial.

La MLS se está preocupando en la actualidad por ofrecer espectáculo y porque la afición tenga acceso a ese espectáculo. Porque eso es el futbol, o eso debería ser: un disfrute y no un sufrimiento. Mientras que en la Liga MX, no hay ni siquiera la mínima organización para que todos los partidos puedan verse en una misma plataforma. La MLS ha tenido un crecimiento deportivo indudable, y en cuestión comercial, puede decirse que están haciendo lo posible por competir con las grandes ligas del mundo y de Estados Unidos.

Por ejemplo, su alianza con Apple bebe de lo que han hecho la NBA y la NFL, cuyo sistema de suscripción permite a los fans ver todos los juegos, y lo mismo aplica con la Premier League y la Champions League., hablando de futbol. En suma, buscan conjuntar lo mejor de todos los mundos. Es el entendimiento de que el futuro está aquí, pero no basta con adaptarse a ese futuro, sino encontrar el balance y la forma de hacerlo atractivo para el público. Y en eso, aunque algunos se regocijen en un error puntual de un partido, la MLS está en otro planeta en comparación con la Liga MX. A veces convendría no tenerle tanta envidia al vecino y mejor imitar lo que hace bien.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Se necesita ser ciego, torpe o malvado para atropellar a este anciano