Anuncios

Video: el cambio de camisetas entre Cuti Romero y un Enzo Fernández enojado

Dos campeones del mundo volvieron a cruzarse. En Inglaterra, por la Premier League, el Tottenham superó 2 a 0 al Chelsea en un interesante partido que tuvo la presencia de Cristian "Cuti" Romero y Enzo Fernández. El central ganó y el mediocampista, en plena crisis con su equipo, la pasó mal. Sin embargo, la bronca de uno no impidió el intercambio de camisetas entre ambos jugadores de la Selección argentina.

Eso sí, costó un poco el cambio: porque Cuti se acercó a un enojadísimo Enzo una vez que terminó el encuentro, y debió calmarlo un poco. El ex River, por su parte, primero no reconoció que quien se le acercaba era su amigo en el seleccionado albiceleste. Claro, el cordobés le habló y lo detuvo mientras el volante ya salía de la cancha al trotecito.

Romero tuvo un destacadísimo partido en Tottenham y se convirtió en una de las figuras de su equipo, con buenos despejes y recuperaciones, apenas cometió una falta y completó los 90 minutos sin demasiados problemas en defensa. El equipo del central, que dirige el italiano Antonio Conte, se mantiene en el cuarto puesto de la Premier League con 45 puntos, a 12 del firme líder Arsenal.

Del otro lado, Enzo Fernández fue de lo mejor en un flojo Chelsea, y a pesar de su 89% de precisión de pases y de recuperar 9 veces la pelota para su equipo, no logró pesar en ataque.

Es cierto, igualmente, que la posición del mediocampista argentino en el equipo de Graham Potter no es la que ocupó en sus partidos más destacados, sobre todo en la Selección argentina. En Inglaterra, hasta ahora, Enzo se mostró un poco más retrasado y en un rol más defensivo, sin tanta llegada al arco.

Los dirigidos por Potter, en una caída sin freno desde el año pasado, sumó su sexto partido seguido sin ganar en todas las competencias, con tres derrotas consecutivas y sin marcar goles, con solo dos triunfos en los últimos 16 encuentros. El entrenador, que reemplazó a Thomas Tuchel en septiembre de 2022, recibió amenazas de muerte contra él y sus hijos y, aunque todavía no fue despedido, podría estar muy cerca de perder su trabajo.