Anuncios

El vídeo de la paliza a un preso encapuchado indigna a Italia

Roma, 10 feb (EFE).- Las imágenes que muestran la paliza sufrida hace un año por un detenido tunecino en la cárcel italiana de Reggio Emilia (norte) a manos de agentes policiales han indignado al país y la Fiscalía ha pedido procesar a diez funcionarios.

La fiscal de Reggio Emilia, Maria Rita Pantani, ha pedido juzgar a diez agentes acusándolos de tortura, lesiones y falso testimonio y la vista preliminar, en la que el juez deberá decidir si seguir el proceso o archivarlo, ha sido fijada para el 14 de marzo.

Sin embargo, tras el cierre de la investigación, algunos medios han difundido el vídeo de las cámaras de vigilancia de la prisión que muestran el maltrato padecido por el reo durante 10 minutos.

En las imágenes, del 3 de abril de 2023, se ve a un detenido tunecino encapuchado con una tela anudada al cuello que es llevado por la fuerza por varios agentes, que en algunos momentos se tiran sobre él en el suelo golpeándolo hasta meterle en una celda.

El ministro del Interior, Matteo Piantedosi, aseguró hoy que es "obvio que es algo inaceptable" más allá, subrayó, de que estos hechos "deben todavía ser esclarecidos en las sedes competentes".

"Cada vez que alguien es custodiada, que está bajo la vigilancia de los órganos del Estado, se debe garantizar doblemente su dignidad y el respeto de sus condiciones", alegó este sábado durante una visita a la ciudad de Imola (norte).

El garante de los detenidos, Roberto Cavalieri, denunció hoy que "las imágenes de la violenta paliza" del detenido "representan una página negra en la gestión carcelaria" de la región Emilia-Romagna.

La senadora Ilaria Cucchi, quien perdió a su hermano a causa de un sonado caso de maltrato policial, lamentó estos "graves episodios de tortura" y explicó que ella misma supervisó las instalaciones de esa prisión y encontró "detenidos en condiciones inhumanas".

El diputado del partido centrista Azione, Ettore Rosato, criticó el comportamiento "violento, inaceptable e injustificable" de unos agentes que "evidentemente han desahogado sus frustraciones con un detenido a cargo de las instituciones".

El pasado julio la Justicia suspendió de su empleo a diez empleados de la penitenciaría de Reggio Emilia por su trato "brutal, feroz y absolutamente desproporcionado" con los reos.

El presidente de la República, Sergio Matterella, recibió la pasada tarde al Garante Nacional de los Derechos de los presos, Felice Maurizio, para abordar la situación en las cárceles del país.

(c) Agencia EFE