Anuncios

El uso del cannabis en el boxeo y la advertencia desde la dirigencia de manera desafiante

Mike Tyson habló del rol terapéutico del cannabis para su transformación
Mike Tyson habló del rol terapéutico del cannabis para su transformación

Desde que Mike Tyson afirmó públicamente que el rol terapéutico del cannabis fue decisivo en su transformación de iracundo deportista a próspero empresario , la relación entre esta hierba y el boxeo se “familiarizó”. Sobre todo, cuando WADA (Agencia Mundial del Deporte), encargada de los controles antidoping en las competencias olímpicas y deporte profesional, legalizó el uso del cannabidiol (CBD), sustancia química que se encuentra en la marihuana, para todos los atletas a partir de 2020.

Cuando este tema parecía afianzado sin mayores polémicas, el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) encendió su vieja postura y salió al cruce con un comunicado desafiante, emitido el lunes último por su presidente Mauricio Sulaimán, quien enfatizó: “El Consejo Mundial de Boxeo y la Asociación Voluntaria de Antidopaje (VADA), quien tiene a su cargo los exámenes sorpresivos a todos los púgiles comprometidos con peleas (CMB) en las semanas previas, siguen alentando y aconsejando a sus campeones descartar el consumo de cannabis; improductivo en beneficios corporales y perjudicial para el entrenamiento. Para potenciar todo esto, se creó el CBP: Programa de boxeo limpio del CMB.

El Consejo Mundial de Boxeo (CMB), para desalentar el uso del cannabis, creó el CBP: Programa de Boxeo Limpio
El Consejo Mundial de Boxeo (CMB), para desalentar el uso del cannabis, creó el CBP: Programa de Boxeo Limpio

El CMB y la VADA ratificaron estos conceptos sobre el uso perjudicial del cannabis: “El aceite de cannabidiol recetado se considera un medicamento anticonvulsivo eficaz. Sin embargo, se necesita más investigación para determinar otros beneficios y seguridad sobre su consumo”. Y enumeró deficiencias científicamente comprobadas:

  • 1) Pérdida de memoria a largo plazo y dificultades para el aprendizaje.

  • 2) Cambios en la estructura del cerebro y en la toma de decisiones en caso de consumo prolongado.

  • 3) Patologías del corazón y del sistema vascular que provocan un aumento de la frecuencia cardíaca y una disminución de la presión arterial (factibles de síncopes y merma respiratoria).

  • 4) Reducción de la capacidad corporal para el funcionamiento constante en alto nivel.

  • 5) Función pulmonar alterada en los casos de la ingesta constante de marihuana.

  • 6) Psicosis aguda en situaciones de uso excesivo y diario de cannabis.

  • 7) Está totalmente documentado que la marihuana puede estar contaminada por pesticidas, metales pesados y microbios que la transforman en sustancia prohibida.

Las conclusiones finales de la plana mayor del CMB fue la siguiente: “Tanto la marihuana y sus derivados, como también el alcohol, presentan problemas de adicción y dependencia. El programa boxeo limpio del CMB está diseñado para que sus seguidores vivan una vida mejor. Ese mensaje es el más importante en un deporte peligroso como el boxeo.

“La comprobación de consumo de cannabis y alcohol no pueden modificar el resultado de una pelea tras los controles antidoping, según los acuerdos entre el (CBP) y el (CMB), pero podrían dar lugar a situaciones extraordinarias. A partir de esto, participaría el Comité de Ética y Honor del (CMB), que posee facultades supremas para rever los distintos casos”, expresó Sulaimán a LA NACION, en contacto telefónico desde México.

Desde que Mike Tyson afirmó públicamente que el rol terapéutico del cannabis fue decisivo en su transformación de iracundo deportista a próspero empresario , la relación entre esta hierba y el boxeo se “familiarizó”. Sobre todo, cuando WADA (Agencia Mundial del Deporte) – encargada de los controles antidoping en las competencias olímpicas y deporte profesional - legalizó el uso del cannabidol (CBD), sustancia química que se encuentra en la marihuana, para todos los atletas a partir de 2020.

El CMB fue duramente criticado cuando ignoró la sanción impuesta a su campeón Saúl “Canelo” Alvarez por el hallazgo de trazos de clembuterol, fármaco vedado por WADA, tras el test realizado por la Comisión Atlética de Nevada en 2018. El equipo de Canelo adujo que “se debió a restos de ese químico distribuidos en la carne vacuna consumida”. Algo posible en la teoría, pero…

Ahora, el CMB vuelve a la carga. Sin poder cambiar las disposiciones impuestas por la alta medicina del deporte, pero fijando una posición en modo contundente ante un elemento muy valioso en el mercado universal. Casi intocable: el cannabis.