Anuncios

La UE y EE.UU. anuncian nuevas inversiones en Asia-Pacífico para contrarrestar a China

Hiroshima (Japón), 20 may (EFE).- La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunciaron este sábado nuevas inversiones en Asia-Pacífico como parte de un mecanismo creado por el G7 para contrarrestar a China.

El mayor anuncio fue el de Von der Leyen, quien dijo que la Unión Europea dará 4.000 millones de dólares en préstamos para proyectos de infraestructuras en países de ingresos medios y bajos en la región del Asia-Pacífico.

"En el G7 queremos ser parte de la solución para acabar con la brecha que existe en la inversión en infraestructuras. Queremos poner mejores ofertas sobre la mesa. Si lo que existe es una competición, entonces queremos estar en la delantera", manifestó Von der Leyen en un evento en los márgenes de la cumbre del G7 en Hiroshima.

Por su parte, Biden anunció inversiones en diferentes partes del mundo y cuyos fondos procederán tanto de las arcas públicas como del sector privado.

El mandatario no ofreció una cifra total de las inversiones de Estados Unidos, pero puso varios ejemplos de los proyectos que está llevando a cabo su país.

Por ejemplo, explicó que su Gobierno tiene previsto invertir 25 millones de dólares en ayuda a Costa Rica para ayudarle a fortalecer sus defensas frente a ataques cibernéticos.

Biden también mencionó una inversión en Ecuador que fue anunciada oficialmente hace dos semanas para ayudar a modernizar el Puerto Bolívar, en el sureste del país y que se encuentra cerca de las zonas del país dedicadas a la agricultura.

El evento en el que intervinieron Von der Leyen y Biden estaba destinado a mostrar el compromiso del G7 con el gran plan de infraestructuras lanzado por ese mismo grupo en su cumbre del año pasado en Alemania, conocido como la Asociación para la Infraestructura y la Inversión Global (PGII).

Mediante este plan, el G7 se comprometió a movilizar 600.000 millones de dólares en cinco años para contrarrestar el megaproyecto chino "One Belt, One Road" (Una Ruta, Un Cinturón), lanzado en 2013 por el presidente chino, Xi Jinping, con el objetivo de expandir la influencia de China en todo el mundo a través de inversiones en infraestructuras y telecomunicaciones.

Según la Casa Blanca, hasta la fecha, Estados Unidos ha movilizado 30.000 millones de dólares a través de subvenciones públicas e inversión del sector privado para proyectos de infraestructura.

Por su parte, la UE ha creado una iniciativa llamada "Global Gateway" y que tiene por objetivo, en un plazo de seis años (2021-2027) movilizar 330.000 millones de dólares en inversiones, con una mezcla de becas, préstamos concesionales y garantías.

(c) Agencia EFE