Anuncios

Trump se somete al primer escrutinio de los republicanos en los caucus de Iowa más gélidos

Des Moines (EE.UU.), 15 ene (EFE).- El Partido Republicano celebra este lunes en Iowa sus caucus, la primera cita del extenso calendario electoral estadounidense de cara a las presidenciales de noviembre y la prueba de fuego inicial para el expresidente Donald Trump (2017-2021), favorito indiscutible en las encuestas.

En las horas previas a la votación, que tendrá lugar a las 19.00 (01.00 GMT del martes) en decenas de centros habilitados por todo el estado, los candidatos republicanos no tienen eventos agendados.

La frenética campaña se vio interrumpida el viernes por una fuerte nevada que ha traído temperaturas gélidas de hasta -28 grados centígrados.

Donald Trump, quien llegó a Iowa el sábado por la noche, ha delegado en su hijo, Donald Trump Jr. la difusión de su mensaje este lunes, en un encuentro con votantes del movimiento MAGA (del eslogan trumpista 'Make America Great Again') que tendrá lugar en Ankeny, localidad ubicada a media hora de la capital de Iowa, Des Moines

A través de un correo electrónico difundido entre sus seguidores, otro de los contendientes, el gobernador de Florida, Ron de Santis, afirmó este lunes que "es hora de prepararse para la noche más importante que hemos enfrentado hasta ahora".

"Este es el momento por el que hemos estado luchando. Esto es a lo que ha conducido todo. No podemos darnos por vencidos en el día más crítico de nuestra campaña", declaró.

No pintan bien los números para el ultraconservador. Con Trump favorito en las encuestas, es el segundo puesto por el que pugna y los últimos números muestran que podría no lograrlo.

Según una de las últimas encuestas hecha pública el sábado, elaborada por NBC News, el 48 % de los republicanos encuestados quieren que Trump sea el candidato republicano, frente al 20 % que apoya a la exembajadora en Naciones Unidas Nikki Haley y el 16 % a DeSantis.

El empresario Vivek Ramaswamy quedaría muy lejos de la carrera, con el 8 % de los votos.

Pese al interés de los candidatos en movilizar a la población, las calles de Des Moines, capital del estado, llevan días vacías.

Desafiar el frío y la nieve

En este lunes festivo en Estados Unidos por el Día de Martin Luther King, pocos son los ciudadanos que se han atrevido a desafiar al frío y a las calles llenas de nieve y resbaladizos bloques de hielo.

Para la hora del caucus se esperan mínimas de -25 grados centígrados y es por lo tanto una incógnita si las bajas temperaturas afectarán a la participación y a los resultados.

Heather Jacobus y Todd Jacobus, un matrimonio residente en Des Moines, están convencidos de que pese al frío la gente irá a votar.

"La gente sí irá a votar. Creo que es lo suficientemente importante para nosotros como para hacerlo", apunta Heather en una calle del centro de Des Moines. Como dicen, añade Jacobus, "la gente de Iowa es fuerte".

Los dos van a votar a aspirantes distintos, pero ambos tienen el mismo objetivo: impedir que Donald Trump sea el candidato.

"No quiero volver a ver a Donald Trump en el cargo y siento que Nikki Haley tiene la mejor oportunidad de evitar que eso suceda", afirma ella.

Jacobus votará por DeSantis: "Me gusta lo que está haciendo en Florida y tiene un historial comprobado de que las cosas en Florida van como creo que debería ir la nación. No quiero que Donald Trump tenga otros cuatro años".

También acudirá a votar Sean Masters, de 40 años, quien piensa apostar por la única mujer candidata: "No me gusta Trump y votar a DeSantis sería más de lo mismo. Creo que Haley va a salir fortalecida de aquí porque la gente ve que votar a DeSantis es como votar a Trump", afirma.

La incógnita sobre la segunda posición

Aunque el expresidente se sabe favorito en las encuestas, ha pedido insistentemente en las últimas horas a sus votantes que no se confíen y salgan a darle su apoyo.

El domingo, en el único mitin que ha realizado este fin de semana en Iowa, llamaba a sus seguidores a "desafiar al clima" y salir "a salvar a Estados Unidos".

En opinión del profesor de la Universidad de Iowa Timothy Hagle, es indiscutible la victoria de Trump, pero hay que observar de cerca quién queda segundo y a cuánta distancia, cuenta a EFE.

"Ya sabemos quiénes estarán entre los tres primeros, la verdadera pregunta para este caucus es cómo terminarán. ¿Cómo de cerca pueden estar DeSantis y Haley de Trump?", afirma.

Si están 30 puntos por detrás, añade, "será difícil argumentar que hay algún tipo de impulso proveniente de Iowa", pero "si pueden reducir esa distancia y colocarse, por ejemplo, a 15 o 20 puntos, podrían venderse realmente como la alternativa a Trump".

En su opinión, Haley tiene "más posibilidades de lograrlo", especialmente porque en las primarias de Nuevo Hampshire (23 de enero), la siguiente cita del calendario, los números pintan bien para la exdiplomática.

Sin saber todavía qué pasará en Iowa -estado con más influencia simbólica que real- Trump, Haley y DeSantis ya tienen eventos agendados en Nuevo Hampshire para mañana, conscientes de que el camino a la presidencia estadounidense es una carrera de fondo.

(c) Agencia EFE