Anuncios

Trump apunta ya a las elecciones de noviembre en su último discurso en Nuevo Hampshire

Salem (EE.UU.), 22 ene (EFE).- El expresidente de Estados Unidos Donald Trump (2017-2021) centró este lunes su último discurso antes de las primarias de Nuevo Hampshire en las presidenciales de noviembre, pasando por encima de su única oponente en pie para hacerse con la nominación de los republicanos, Nikki Haley.

El exmandatario, que fue interrumpido en varias ocasiones por manifestantes climáticos, animó a los votantes a considerar la contienda como una señal al actual presidente, el demócrata Joe Biden, de lo que le espera en noviembre.

Su discurso de este lunes en la localidad de Laconia fue un repaso por algunos de los temas que han marcado su campaña hasta ahora, desde la crisis migratoria a la alta inflación, pasando por sus múltiples causas judiciales.

El republicano vinculó lo que califica de una "persecución judicial" en su contra con la "libertad" de todos sus seguidores. "Nuestros enemigos quieren quitarme mi libertad, porque saben que yo nunca os arrebataré la vuestra", señaló.

También criticó a Haley, asegurando que se mueve por los intereses de la "élite política", y aseguró que un Gobierno de la exembajadora estadounidense ante la ONU pondría EE.UU. "en último lugar".

El expresidente espera salir de Nuevo Hampshire reforzado como el líder conservador indiscutible de cara a las presidenciales de noviembre.

Las primarias de Nuevo Hampshire son la primera cita electoral nacional del calendario, después de que la semana pasada los caucus republicanos de Iowa dieran una aplastante victoria a Trump.

Este martes, sin embargo, el presidente estadounidense y aspirante a la reelección, Joe Biden, no formará parte de la papeleta del Partido Demócrata.

Y es que la ley electoral de Nuevo Hampshire indica que las suyas tienen que ser siempre las primeras primarias del país en cada ciclo electoral, pero los demócratas han querido cambiar su calendario de primarias para restarle importancia al estado, donde Biden quedó en quinta posición hace cuatro años.

No obstante, el estado ha convocado igualmente la elección, que no cuenta con el reconocimiento del partido y en la que no se repartirán delegados.

En las primarias republicanas de Nuevo Hampshire hay en juego solo 11 delegados de los 2.429 que se citarán en la Convención Nacional Republicana que nominará al candidato ganador a mediados de julio en Milwaukee.

Trump es el principal favorito, aunque la única aspirante conservadora en pie, Nikki Haley, apuesta a dar la sorpresa y ganar momento de cara a las próximas citas electorales, algo no tan descabellado si se tiene en cuenta la gran cantidad de votantes registrados como "independientes" en el estado.

(c) Agencia EFE