Anuncios

El triunfo de Jannik Sinner en el Australian Open: las repercusiones en Italia y de distintas personalidades

Jannik Sinner posa con el trofeo del Australian Open, en la intimidad del estadio de Melbourne
Jannik Sinner posa con el trofeo del Australian Open, en la intimidad del estadio de Melbourne - Créditos: @FIONA HAMILTON

ROMA.- Todos eufóricos, enloquecidos con él, Jannik Sinner. Así estaban este domingo los italianos después de la hazaña lograda, tras una gran remontada ante Daniil Medvedev por parte de la nueva estrella del tenis internacional, que a los 22 años se convirtió en el primer italiano de la historia que gana el Australian Open.

“Después de casi 48 años, es una gran emoción para el tenis italiano ganar otra vez un torneo de Grand Slam”, dijo a LA NACION Sebastiano Marino di Ripoli, comerciante florentino de paseo de fin de semana en esta capital. “El último en ganar había sido el gran Adriano Panatta en Roland Garros allá lejos en el 76, cuando yo tenía 12 años y era mi ídolo del tenis”, agregó, al contar que, como muchos italianos, en un domingo inolvidable, a las 9.30 de la mañana locales ya estaba delante de una pantalla para ver la gran final del italiano contra el ruso Medvedev, que terminó resolviéndose en cinco sets en favor del chico de pelo colorado, después de la desventaja de dos parciales.

El festejo con el trofeo del Australian Open: Jannik Sinner, en su momento cumbre
El festejo con el trofeo del Australian Open: Jannik Sinner, en su momento cumbre - Créditos: @WILLIAM WEST

Tras el triunfo, tres horas y 44 minutos más tarde, aunque no hubo bocinazos ni festejos callejeros como cuando hay fútbol, la verdadera pasión, la euforia estalló sobre todo en las redes sociales. Allí todo el mundo, desde personas que jamás empuñaron una raqueta, hasta deportistas, futbolistas, políticos, actores, coincidieron en salir a celebrar, con fotos, frases, elogios, la “increíble” y épica victoria de Sinner, el nuevo (y necesitado) orgullo italiano. Su temple, su garra, su fortaleza no sólo física, sino psicológica y, además, esa frase que le dedicó a sus padres.

“Quisiera que todos tuvieran padres como los que tuve yo, que me han dejado elegir lo que quería, también de joven. Nunca me pusieron bajo presión. Les deseo a todos los niños que puedan tener la libertad que tuve yo”, dijo Sinner durante su discurso de la victoria. Una declaración que dejó a muchos conmovidos, al igual que otra sobre su expresión más bien adusta, clásica del carácter frío “altoatesino”, como se llama a los oriundos del Alto Adige, zona de montaña del noreste de Italia, donde nació.

“Lamento cuando al final de un día me doy cuenta de que no he sonreído bastante”, también dijo Sinner tras recibir la copa.

“Hay miles de buenos tenistas: la diferencia con un campeón está en el approach (abordaje), en el trabajo, en la mentalidad y en frases como esta”, escribió el famoso cantante pop Enrico Ruggeri en su cuenta de X (ex Twitter), donde Sinner fue tendencia.

La primera ministra, Giorgia Meloni, también usó esta red social para expresar su alegría. “Jannik Sinner escribe hoy una nueva página de historia que nos hace orgullosos. Por primera vez Italia conquista el Grand Slam australiano. Una empresa memorable digna de un campeón verdadero”, festejó.

“Campeón adentro y a afuera… ¡Bravo, Jan!”, escribió en una historia de Instagram su colega tenista Matteo Berrettini, el último “azzurro” que alcanzó antes que él una final de un torneo grande, en Wimbledon en 2021.

Su otro rival, Novak Djokovic, a quien derrotó de forma clara en la semifinal, también salió a felicitarlo por Instagram. “¡Bravo Jannik, merecido! Felicitaciones a tu familia y a tu team”. Carlos Alcaraz, uno de los grandes decepcionados de esta edición, se unió al coro: “Estoy tan contento por ti, Jannik, te lo mereces más que nadie. Goza de este momento, amigo mío”.

El Corriere della Sera, que en su edición online habló de la “apoteosis Sinner”, dio a conocer las reacciones, entre muchos otros deportistas, de grandes extenistas italianos. Todos coincidieron en exaltar la enorme gesta de Sinner.

“Cuando lo ví jugar por primera vez, entendí que enfrente de mí había un chico con cualidades excepcionales, pero que llegara en tan poco tiempo a la cumbre e incluso a ganar un certamen de Grand Slam en el primer intento, objetivamente ni siquiera Nostradamus podía predecirlo”, comentó el ex tenista Paolo Bertolucci. “Es un chico frío, tranquilo, educado, con dotes impresionantes y estos son partidos que se ganan mucho con la cabeza y mucho con el corazón, más allá de los golpes”, agregó, al subrayar la “fuerza mental impresionante” que demostró Sinner, que despacito fue remontando el partido.

“Si dijera que no tuve dudas, no sería cierto, pero estaba convencido de que tenía muchas chances para remontar y ganar el match. Medvedev jugó contra su naturaleza, anticipando, sin dar tiempo y no creía que podría seguir así”, comentó, en tanto, el ya antes mencionado Adriano Panatta. “Pero cuando vi a entrar a Jannik a la cancha me dije ‘no tiene la misma cara que cuando jugó con Djokovic’, casi parecía de mal humor y nunca está así, por lo que eso me lo hizo ver más humano”, añadió.

El esfuerzo de Sinner en el match final del Australian Open ante Medvedev
El esfuerzo de Sinner en el match final del Australian Open ante Medvedev - Créditos: @MARTIN KEEP

El presidente de Federtennis, Angelo Binaghi, subrayó el “valor social” de la victoria de Sinner: “no es sólo un resultado deportivo, sino que es un gran personaje con grandes valores que comunica al país y a las nuevas generaciones”.

En un posteo en X Giovanni Malagó, presidente del Comité Olímpico Italiano, sin ocultar su euforia, directamente colocó a Jannik en un sitio de privilegio. “Desde hoy, más que nunca, en el Panteón de los mitos eternos del tenis ‘azzurro’ y mundial”. “Eres una excelencia que conjuga el talento con la aplicación, la consciencia y la humildad”, siguió. Y resumiendo el sentir general italiano, concluyó: “somos todos Jannik Sinner, orgullosos de vos”.