Anuncios

El tribunal de la ONU exige a Israel tomar todas las medidas para prevenir actos genocidas en Gaza pero no pide un alto al fuego

Una mujer junto a un auto destrozado en Gaza.
Una mujer junto a un auto destrozado en Gaza.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitió este viernes un fallo preliminar en el que le pidió a Israel hacer mayores esfuerzos para evitar más muertes y daños en Gaza.

La decisión se produjo en respuesta al caso por genocidio presentado por Sudáfrica a raíz de los ataques de Israel en Gaza, que han matado a 25.900 personas, en su mayoría mujeres y niños, de acuerdo con cifras del Ministerio de Salud dirigido por Hamás.

El conflicto estalló el 7 de octubre de 2023, cuando militantes de Hamás irrumpieron en Israel y mataron a 1.200 israelíes, llevándose también consigo 240 rehenes, de los cuales más de un centenar siguen secuestrados, de acuerdo con las autoridades israelíes.

La presidenta de la CIJ, Joan E. Donoghue, leyó la esperada decisión tomada por un panel de 17 jueces y afirmó que el tribunal no desestimaría el caso.

"El tribunal es muy consciente de la magnitud de la tragedia humana que se está desarrollando en la región y está profundamente preocupado por la continua pérdida de vidas y el sufrimiento humano", precisó.

El tribunal no ordenó el alto al fuego solicitado por Sudáfrica, pero aseguró que Israel debe presentar un informe en un mes describiendo las medidas que ha tomado tras el fallo del tribunal.

En la audiencia celebrada en el Palacio de la Paz de La Haya, Donoghue confirmó que el tribunal tiene jurisdicción y también le pidió a Israel tomar todas las medidas necesarias para impedir cualquier acto que pueda considerarse genocida.

Además, apuntó que Israel debe prevenir y castigar cualquier comentario público que pueda considerarse como una incitación a cometer genocidio en Gaza y garantizar el acceso de ayuda humanitaria en el territorio.

La corte también expresó su preocupación por los rehenes israelíes en manos del grupo Hamás y pidió su inmediata liberación.

Militantes propalestinos celebraron el fallo en La Haya.
Militantes propalestinos celebraron el fallo en La Haya.

El fallo aún no determina si Israel ha cometido o no genocidio, pues es un proceso que puede llevar años.

Pero sí dijo que la población de Gaza estaba en serio riesgo de daño irreparable y exigió a Israel tomar medidas provisionales para evitar que la situación empeore mientras el tribunal estudia el caso de genocidio.

Entre tanto, el tribunal le pidió a Israel impedir la destrucción de pruebas que puedan ser útiles en el caso.

Aunque las órdenes emitidas por la CIJ son jurídicamente vinculantes, no tiene el poder de hacerlas cumplir. No se espera que Israel se comprometa a cumplir las órdenes.

La presidenta de la CIJ, Joan Donoghue,
La presidenta de la CIJ, Joan E. Donoghue, leyó el fallo.

Netanyahu: Israel "seguirá defendiéndose y respetando el derecho internacional"

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, reaccionó al fallo asegurando que Israel "seguirá defendiéndonos a nosotros mismos y a nuestros ciudadanos, respetando el derecho internacional".

El mandatario agregó que Israel "continuará esta guerra hasta la victoria absoluta" y hasta que "todos los rehenes sean devueltos".

"El compromiso de Israel con el derecho internacional es inquebrantable. Igualmente inquebrantable es nuestro compromiso sagrado de defender nuestro país", sostuvo.

Mientras que agregó que la acusación de Sudáfrica de que Israel estaba cometiendo genocidio era "no sólo falsa, sino escandalosa, y la gente decente en todas partes debería rechazarla".

Por su parte, el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, desestimó el fallo y dijo que Israel "no necesita ser sermoneado sobre moralidad para distinguir entre terroristas y la población civil en Gaza".

Sudáfrica dice estar satisfecha, aunque habría querido un "cese el fuego"

El canciller palestino, Al-Maliki, saludó el dictamen provisional de la corte diciendo que "había sido un fallo en favor de la humanidad y la ley internacional".

Y Sami Abu Zuhri, un alto funcionario de Hamas, dijo a la agencia de noticias Reuters: "El fallo de la Corte Internacional de Justicia es un acontecimiento importante que contribuye a aislar a la ocupación (Israel) y exponer sus crímenes en Gaza".

"Pedimos que se obligue a la ocupación a implementar las decisiones del tribunal", añadió.

El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, afirmó que el fallo de la CIJ debe ser respetado por todos los que reconocen a la corte, incluido Israel.

"Algunos nos han dicho que deberíamos ocuparnos de nuestros propios asuntos y no involucrarnos en los asuntos de otros países y, sin embargo, es nuestro asunto como pueblo que conoce muy bien el dolor de la desposesión, la discriminación y la violencia patrocinada por el Estado", añadió.

Su ministra de Relaciones Exteriores, Naledi Pandor, quien se encontraba en el tribunal, dijo que le hubiera gustado que incluyeran un "cese al fuego" en el fallo", pero agregó que estaba satisfecha con "la direcciones" que se habían dado.

En América Latina, la secretaria de Relaciones Exteriores de México, Alicia Bárcena, expresó su apoyo al fallo de la CIJ.

"México da la bienvenida a la decisión sobre medidas provisionales emitida el día de hoy por la @CIJ_ICJ como un importante paso para lograr que cesen las hostilidades y el alto costo en vidas humanas especialmente de mujeres y niñ@s", escribió en su cuenta en X.

De igual modo, el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Alberto Van Klaveren, pidió aplicar con urgencia las medidas decretadas.

"Chile abogará por el cese inmediato de hostilidades, la liberación de todos los rehenes, el acceso a ayuda humanitaria y el respeto irrestricto al derecho internacional humanitario", escribió el diplomático en su cuenta en X.

Miembros de la delegación sudafricana en la sesión de la Corte Internacional de Justicia.
Miembros de la delegación sudafricana en la sesión de la Corte Internacional de Justicia.

Una derrota para Israel

Análisis de Jeremy Bowen

Editor internacional de la BBC

Lo que ha dicho la jueza supone una victoria para los abogados de Sudáfrica y una derrota para los de Israel.

No ordenó un alto al fuego porque según el derecho internacional humanitario, dentro del marco legal y en las circunstancias adecuadas, la guerra es legal y los israelíes fueron atacados.

Pero indicó que la forma en que Israel conduce la guerra tiene que cambiar radicalmente tomando en cuenta las condiciones de un conflicto

Israel ha dicho constantemente que su lucha respeta las leyes de la guerra, pero las observaciones de la jueza indican que el tribunal no está de acuerdo.

Supongo que los israelíes estarán indignados por la sentencia y los sudafricanos estarán muy contentos de que el tribunal acepte el caso que presentaron y que seguirá su curso.

Línea
Línea

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

Y recuerda que puedes recibir nuestras notificaciones. Descarga la nueva versión de la app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.