Anuncios

En trabajo doméstico remunerado también existe brecha salarial

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 27 (EL UNIVERSAL).- En México, 37.1% de hombres trabajadores del hogar perciben más de un salario mínimo y 22.8% de mujeres perciben esta misma cantidad, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), con motivo del Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, que se conmemora cada 30 de marzo.

Destaca una diferencia notoria en los niveles de ingresos, según el sexo: "70.4% de las trabajadoras del hogar percibió hasta un salario mínimo, mientras que 43.5% de los hombres estuvo en este rango salarial. En contraste, 22.8% de las mujeres percibió más de uno y hasta dos salarios mínimos, al tiempo que 37.1% de los hombres se encontraba en este nivel salarial", explicó el Inegi en un comunicado de prensa.

Al retomar datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del tercer trimestre de 2023, se encontró que 7.9% de los hombres percibieron más de dos o hasta tres salarios mínimos y sólo 1% de las mujeres en estas labores ganaron la misma cantidad.

Por otro lado, 1.6% de los hombres empleados ganan más de tres o hasta cinco salarios mínimos, en contraste con 0.2% de las mujeres que se encontraron en este rango salarial. El 0.2% de las mujeres ganan más de cinco salarios mínimos, mientras que 0.4% de los hombres reciben este sueldo.

Lo anterior, a pesar de que durante 2023 nueve de cada 10 personas dedicadas al trabajo doméstico fueron mujeres.

Además de la brecha salarial, también se presentó una brecha educativa, ya que 25.9% de los hombres cuentan con educación media superior y superior y sólo 13.3% de las mujeres se encuentran con estos niveles educativos.

Al informar que el trabajo doméstico remunerado es una de las ocupaciones con mayor tasa de empleo informal de acuerdo con datos de la ENOE, de los 2.5 millones de personas ocupadas en esta labor, 95%, o sea 2 millones 361 mil 408 personas, lo hicieron de manera informal y 5% (123 mil 785), formal. La institución refirió que, de acuerdo con el sexo, un mayor porcentaje de mujeres ocupadas en trabajo doméstico remunerado lo hizo en la informalidad, es decir, 96.3%.

De los hombres, 83.4% se hallaba en esta condición.

En México, de acuerdo con dicha encuesta, al tercer trimestre de 2023 había 2.5 millones de personas de 15 años y más ocupadas en trabajo doméstico remunerado, una cifra que representó 4.2% del total de personas ocupadas a nivel nacional.

En el mismo informe, pero del año anterior, el Inegi explicó que una característica que distingue al trabajo doméstico remunerado es el porcentaje de población migrante, ya que de las 2.5 millones de personas en esta ocupación, el 22.5% (552 mil 905) la realizó en una entidad distinta a la de su nacimiento.

Expone que en entidades como Quintana Roo, 76.5% de las personas ocupadas en el trabajo doméstico remunerado nació en otra entidad o país distinto. En Baja California, 57.6%, y Baja California Sur, 57.2%, por ejemplo, más de la mitad de las personas que realizan trabajo doméstico eran migrantes.

Prestaciones y jornadas laborales

Con relación al acceso a prestaciones laborales, la ENOE reveló que 69.5% de la población total insertada en esta actividad no recibía ningún tipo de prestaciones laborales por parte de quienes los contrataron. De las mujeres, 71.3% se encontraba en esta situación; para los hombres, el porcentaje fue de 53.1%, informó el Inegi.

La institución señaló que 97.1% del total de personas ocupadas en esta actividad laboraban sin un contrato por escrito; 2.5 % sí contaba con uno y 0.4 % respondió no saber si lo tenía o no.

En relación con la duración de la jornada laboral, 37.9% de las mujeres ocupadas en este tipo de actividades cumplía jornadas de 15 a 34 horas a la semana, mientras que 32.6% trabajó de 35 a 48 horas a la semana. Es decir, 70.5% de las mujeres tienen jornadas de 15 hasta 48 horas semanales.

Por su parte, 45.4% de los hombres en estas ocupaciones laboró de 35 a 48 horas semanales y 28.4% cumplió jornadas de más de 48 horas a la semana, o sea, 73.8%.

Trabajadoras del hogar, sector poco visible

La ENOE refiere que el personal ocupado en trabajo doméstico remunerado incluye a empleadas domésticas, cocineras, choferes, cuidadoras de personas, vigilantes, lavanderas y planchadoras, así como a quienes se dedican a la jardinería en casas particulares.

El Inegi hizo hincapié en las actividades que desempeñan las personas de acuerdo con su composición según sexo y tipo de ocupación y concluyó que la presencia de mujeres fue mayoritaria en la categoría de personas trabajadoras domésticas, con 88%, que equivale a 1 millón 971 mil 143 mujeres.

En la categoría del cuidado de niños, personas con discapacidad y ancianos en casas particulares, sumaron 9.4% (210 mil 895). Por su parte, la mayor presencia de hombres se observó en la categoría de choferes, con 31.5% (77 mil 377). Siguieron los empleados domésticos, con 26.8% (65 mil 721); jardineros, con 22.7% (55 mil 661), así como vigilantes y porteros en casas particulares, con 6.4% (15 mil 841).

*2.5 millones de personas en labores domésticas remuneradas había al tercer trimestre de 2023.