Anuncios

Si tienes un título de tu país, así puedes reinventarte en Miami y comenzar ganando casi $50,000

En el sur de la Florida se unen dos puntos que son fundamentales para su desarrollo, hay una gran necesidad de maestros y una abundancia de inmigrantes, muchos de ellos recién llegados y en busca de empleo. A medio camino entre las necesidades de uno y otros está el Instituto de Preparación de Educadores (EPI) del Miami Dade College, que les ofrece a los inmigrantes que cuentan con una licenciatura de su país, la oportunidad de reinventarse como maestros en Miami.

“Sabemos que tenemos una comunidad que llega muy bien preparada. Estamos buscando profesionales interesados en cambiar de carrera”, dice Carmen Concepción, decana de la Escuela de Educación del Miami Dade College, que coordina EPI, cuyo objetivo es que los graduados universitarios obtengan la certificación para ser maestros en el estado de la Florida.

Los cursos se terminan en 10 meses y pueden tomarse en línea o en pequeños grupos que se reúnen por Zoom, indica la decana. A la misma vez los aspirantes pueden aprender o mejorar su inglés, enfocándose en los retos de comunicación que se les van a presentar cuando ejerzan como maestros.

Una ventaja clave para los inmigrantes, siempre necesitados de ganar dinero, es que mientras están estudiando los curso de EPI ya están trabajando en las escuelas públicas. El sistema escolar les da trabajo como maestros principiantes y comienzan con una salario de $48,000, precisa Concepción.

De contador en Venezuela a maestro en Miami

Andre Villarroel de la Concha era contador en Venezuela. Estudió Contabilidad en la Universidad Católica porque le dijeron que esta carrera le daría una estabilidad financiera, pero su sueño siempre fue ser maestro.

“Toda la vida, desde que era chiquitico, yo estudiaba enseñándole a mi mamá las clases. Tenía un pizarroncito y una tiza”, recuerda Villarroel, que llegó a Estados Unidos en el 2005 y se estableció en Orlando, donde mejoró el inglés que traía de su país como profesional.

En el 2010 se mudó a Miami y tomó un trabajo en una compañía donde tenía 25 personas a su cargo en el departamento de atención al cliente. Allí permaneció nueve años, hasta que en septiembre decidió llamar al Miami Dade College para interesarse por el programa de EPI.

A sus 44 años, Villarroel pensó que era el momento perfecto para hacer el cambio de carrera. En el verano termina su último curso del programa de EPI, y ya está enseñando matemáticas, álgebra y geometría en la escuela intermedia Highland Oaks Middle School, de Aventura.

“Para esto nací, lo estoy haciendo por vocación. Es lo único que me gusta, siempre he creído que la educación es fundamental para que cualquier sociedad tenga éxito”, dice el profesor, indicando que lo que perdió quizás en salario al cambiar de carrera, lo ha ganado en beneficios.

“Uno de los aspectos que más me gustó de este curso es que tienes una guía, un soporte profesional que te indica qué pasos debes dar primero”, apunta Villarroel, agradeciendo la consejería de Anabel Fariñas, que se encarga de dar una atención personalizada a los estudiantes de EPI.

Concepción indica que el cambio de carrera también es una opción para profesionales establecidos en Miami que estén buscando otros horizontes.

“El 50 por ciento de los maestros de los sistemas escolares han cambiado de carrera”, precisa sobre lo común que es este proceso en Estados Unidos, y que incluso muchos pueden estudiar otras carreras o pagar deudas universitarias mientras trabajan como maestros.

Requisitos y cursos en el programa de maestros EPI

Los futuros estudiantes tienen que tener un título universitario para comenzar el programa de EPI. En el caso de los inmigrantes, deben traducir su título y mandarlo al Departamento de Educación, dice la decana.

Miami Dade College ofrece ayuda a los estudiantes en el proceso para obtener la equivalencia en Estados Unidos del título de su país, una gestión que pueden realizar por su parte con la oficina de Josef Silny & Associates, autorizada en el sur de la Florida para hacer las equivalencias de notas de los estudios en el extranjero.

Madeline Pumariega, presidenta del Miami Dade College, con Andre Villarroel de la Concha, graduado del Instituto de Preparación de Educadores (EPI) del Miami Dade College y Mónica Martínez, que obtuvo una licenciatura en educación a niños con necesidades especiales.
Madeline Pumariega, presidenta del Miami Dade College, con Andre Villarroel de la Concha, graduado del Instituto de Preparación de Educadores (EPI) del Miami Dade College y Mónica Martínez, que obtuvo una licenciatura en educación a niños con necesidades especiales.

Para graduarse deben obtener 21 créditos, pero no van a sentir una gran carga académica porque solo toman un curso por trimestre. Las materias se enfocan en la enseñanza y también les imparten idioma inglés “muy contextualizado”, precisa Concepción.

“Los van a preparar para impartir la materia, hablar con los padres, dar instrucciones a los estudiantes”, ejemplifica.

Miami Dade College también tiene un programa enfocado en inmigrantes que arribaron con parole, REVEST, y un programa de ESOL (English for Speakers of Other Languages) para enseñar inglés a los inmigrantes que necesitan aprender rápido, con vistas a buscar trabajo o estudiar cursos acelerados que les permitan conseguir un empleo mejor pagado.

A su vez estos programas les dan becas y ayuda financiera y se ofrecen en varias modalidades, que les permite avanzar a su ritmo, desde su computadora, o asistir a la escuela en horarios cómodos.

Instituto de Preparación de Educadores (EPI) de la Escuela de Educación del Miami Dade College, https://www.mdc.edu/education/teacher-certification/educator-preparation-institute-epi/ 305-237-6203 y EPISOE@mdc.edu