Anuncios

Thaksin viaja al norte de Tailandia en primera aparición pública tras libertad condicional

Bangkok, 14 mar (EFE).- El exprimer ministro de Tailandia Thaksin Shinawatra viajó este jueves a Chiang Mai, su ciudad natal y feudo del partido político vinculado a su clan en el norte del país, en la primera aparición pública tras lograr la libertad condicional.

El exdirigente, de 74 años y quien regresó al país el pasado agosto tras permanecer 15 años en el autoexilio para evitar a la justicia, visitó varios templos y lugares de la urbe acompañado de su hija Paetongtarn, líder del partido Phue Thai (Para los tailandeses).

El controvertido multimillonario, dos veces elegido primer ministro y derrocado en un golpe militar en 2006, llevó un collarín ortopédico durante su visita, de tres días de duración, en la que está prevista que coincida en la ciudad con el primer ministro, Srettha Thavisin, quien lideró el Phue Thai en los comicios mayo de 2023.

Antes de desplazarse a Chiang Mai, la segunda ciudad más poblada de Tailandia, el exmandatario acudió casi al alba a un templo de Bangkok, donde saludó a los medios sin hacer declaraciones.

El patriarca del clan Shinawatra regresó a Tailandia el mismo día que el Parlamento tailandés nombró a Srettha como primer ministro, meses después de bloquear la designación del candidato del partido reformista Avanzar (Move Forward) que se impuso en las elecciones.

Thaksin, quien acumulaba condenas por 8 años de cárcel, fue detenido en el aeropuerto y llevado a una prisión del norte de la capital donde, sin embargo, no llegó a pernoctar ya que esa misma noche fue trasladado al hospital de la Policía en Bangkok aquejado de supuestos problemas de salud.

En el recinto hospitalario, donde permaneció ingresado hasta que el 18 de febrero logró la libertad condicional, conoció que el rey Vajiralongkorn le concedió una amnistía parcial por la que rebajó a un año las penas en su contra.

El exmandatario además se benefició de una reciente reforma penitenciaria que permite a los presos con problemas de salud y edad avanzada cumplir parte de la condena en arresto domiciliario, un régimen en el que Thaksin permanecerá hasta el próximo agosto.

Estas coincidencias y la acumulación de decisiones favorables han generado cierta especulación sobre un acuerdo político secreto entre el patriarca del clan y la élite conservadora, que durante décadas consideró a Thaksin como su principal enemigo.

A pesar de sus problemas con la justicia y sus años de ausencia, Thaksin sigue siendo considerado como el político más influyente del país, según una encuesta publicada la semana pasada.

(c) Agencia EFE