Anuncios

Texas defiende toma de control de área fronteriza y aumenta pugna con el Gobierno de Biden

Los Ángeles, 17 ene (EFE).- El fiscal de Texas, el republicano Ken Paxton, defendió este miércoles la toma de control de una sección de cuatro kilómetros de la frontera con México y la restricción de paso a los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, lo que intensifica la pugna con la Administración del presidente Joe Biden.

Desde la semana pasada soldados de Guardia Nacional de Texas controlan quién entra y quién sale del Parque Shelby, ubicado en Eagle Pass, lo que ha afectado las operaciones de los agentes federales que usan el área, donde el viernes pasado murió una migrante y sus dos hijos menores de edad, para procesar a los indocumentados que cruzan el fronterizo río Grande.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) envió una carta a Texas dando plazo hasta este miércoles para que se restaure el completo acceso de la Patrulla Fronteriza al área y se eliminen barreras o de lo contrario dejará el asunto en manos del Departamento de Justicia (DOJ).

En su carta el DHS advirtió que la medida tomada por el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, es inconstitucional y “ha impedido las operaciones” de los agentes de inmigración.

En su respuesta Paxton dijo hoy que “los hechos y la ley están del lado de Texas”, por lo que el Gobierno de Abbott continuará utilizando su autoridad para defender su territorio.

Agregó que continuará defendiendo en los tribunales los esfuerzos de Texas para controlar la inmigración indocumentada.

La Administración de Biden ya había iniciado una disputa ante la justicia estadounidense por el alambre de púas instalado en partes de la frontera. En ese caso ha pedido a la Corte Suprema intervenir en la disputa y en su última queja incluyó el caso de la muerte de la familia migrante, asegurando que las autoridades texanas impidieron el paso de la Patrulla Fronteriza la noche de la tragedia.

El Gobierno federal no responsabiliza directamente a Texas del fallecimiento de la mujer y sus hijos de 8 y 10 años, pero sí asegura que la falta de acceso impidió la participación de sus agentes en las labores de rescate.

Según documentos judiciales, funcionarios mexicanos avisaron a la Patrulla Fronteriza que los tres migrantes se habían ahogado y otros dos estaban en peligro.

Los agentes federales pidieron entonces a la Guardia Nacional de Texas que los dejara pasar al área de la frontera que tienen bloqueada para poder atender a los migrantes. El acceso les fue denegado, alegando que había órdenes de no permitirlo.

Al respecto, Paxton dijo que Texas permite la entrada al parque a cualquier miembro de la Patrulla Fronteriza para responder a una emergencia médica, y "este acceso no está limitado”.

Además aseguró que se ha ordenado a los soldados que no impidan la atención para salvar vidas de extranjeros que cruzan ilegalmente el río Grande y que para ello se han instalado puertas que permiten un ingreso rápido cuando los agentes federales comuniquen la existencia de algún problema médico.

El fiscal acusó al DHS de estar perdiendo tiempo y recursos demandando a Texas.

(c) Agencia EFE