Anuncios

El terrible pronóstico que le dieron a Cuti Romero al lesionarse antes del Mundial: "Es imposible que..."

El Cuti Romero se convirtió en un jugador importantísimo para la Selección argentina. Titular indiscutido y central con gran proyección, el entrenador Lionel Scaloni contaba con su presencia en la previa del mundial. Sin embargo, este jueves el futbolista confesó que estuvo en duda su participación, al menos, en la fase inicial.

El jugador de Tottenham recibió un parte médico del club apenas iniciado noviembre que hablaba de una "distensión muscular". A 20 días del debut, su presencia se había puesto en duda. "Estaba muy preocupado porque los diagnósticos que me habían dado acá en el club no eran positivos", aseguró el central en diálogo con TyC Sports.

El defensor aprovechó para contar cómo reaccionó el cuerpo médico de la Selección al conocer la noticia: "Lo primero que hice, como hago siempre que me lesiono, fue hablar con Dani, el doctor de la Selección. Le mandé la ecografía y le dije que me dijeron que tenía para varias semanas. Me dijo que no me preocupe, que no era una lesión que requiera tanto. Acá son un poco exagerados, me dijeron: 'Para la fase de grupos es imposible que estés', y yo ya sabía que no iba a ser así", contó.

El cuerpo médico de la Selección viajó a Inglaterra para seguirlo de cerca: "Me ayudaron con la recuperación, la aceleraron, por eso creo que llegué. Sino era casi imposible. Le metíamos todos los días en casa con el fisio de la Selección. Estaba preocupado por no llegar al 100%, respeto mucho al grupo y sé lo que significaba el Mundial para todos", confesó.

Romero se lesionó jugando para el Tottenham.
Romero se lesionó jugando para el Tottenham.

La mano del cuerpo médico empezó a notarse y el jugador logró acelerar el proceso. "A los 10, 12 días ya me sentía bien, había empezado a entrenar físicamente solo, con el fisio de la Selección trabajaba fuerte". El futbolista contó que ya estaba a disposición del cuerpo técnico para el amistoso disputado en la previa al Mundial, ante Emiratos Árabes Unidos. Pero Scaloni decidió no arriesgarlo.

Si bien se mostró con poco ritmo en el inicio del mundial, terminó jugando los siete partidos (ante México fue suplente e ingresó en el segundo tiempo por Ángel Di María para armar línea de 5 en el fondo). En la final jugó en alto nivel y se consagró campeón del mundo.