Anuncios

Tensión en México: manifestantes lograron forzar una puerta del palacio presidencial cuando López Obrador estaba adentro

Manifestantes fuerzan la puerta de entrada del Palacio Presidencial de México
Manifestantes fuerzan la puerta de entrada del Palacio Presidencial de México

CIUDAD DE MÉXICO.- Manifestantes que reclaman justicia por la desaparición de 43 estudiantes en México en 2014 forzaron el miércoles una de las puertas de acceso al palacio presidencial, mientras el mandatario Andrés Manuel López Obrador, conducía su conferencia de prensa diaria, según imágenes difundidas por medios locales.

En respuesta, policías militares, encargados de la seguridad de la sede del Poder Ejecutivo, utilizaron gas para dispersarlos, según informaron medios locales.

Los padres y estudiantes de Escuela Normal Rural de Ayotzinapa –conocidos como los normalistas de Ayotzinapa– exigen una reunión con el presidente López Obrador, por la falta de resultados para esclarecer el caso de la desaparición forzada de 43 de sus compañeros el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

De acuerdo con la cronología de los hechos, la privación de libertad de los 43 normalistas ocurrió entre la noche del 26 y la madrugada 27 de septiembre de 2014, cuando los estudiantes se preparaban para acudir a la conmemoración del 2 de octubre en la Ciudad de México. Sin embargo, durante su trayecto, los autobuses en los que se trasladaban fueron interceptados y los jóvenes fueron obligados a descender de ellos. Tras ser víctimas de diversas agresiones, horas más tarde, se perdió su rastro.

El presidente, que se enteró de la irrupción durante su conferencia de prensa matutina, rechazó reunirse con los padres de Ayotzinapa y anunció que serán recibidos por un funcionario de su gobierno.

“Los va a atender el subsecretario de Gobernación (Arturo Medina)”, afirmó López Obrador y aclaró que está encabezando la investigación.

Desde hace varios días, los padres de los jóvenes mantienen una vigilia en el Zócalo de la Ciudad de México en busca de que haya diálogo con el presidente de la República, el cual incluso se mantuvo durante el arranque de la campaña de la candidata presidencial Claudia Sheinbaum.

Para llegar al exterior de las puertas de Palacio Nacional, los padres de los familiares y estudiantes primero derribaron las vallas que estaban instaladas en la equina de la calle Moneda. Con una camioneta blanca rotulada con las siglas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), los manifestantes golpearon la puerta número uno hasta derribarla.

Elementos de las Fuerzas Armadas, quienes están a cargo de la seguridad de Palacio Nacional desplegaron un operativo para retirar a los manifestantes, para lo cual se utilizaron gas lacrimógeno.

Tras el derribo de la puerta de madera de Palacio Nacional, el mandatario comentó que “se va a arreglar (...) lo que quieren es provocar”.

“Estoy seguro en cualquier parte del país, a mi me cuida el pueblo”, añadió.