Anuncios

La temperatura en Australia aumentó 1,5 grados desde 1910

Sídney (Australia), 8 feb (EFE).- La temperatura aumentó en Australia cerca de 1,5 grados centígrados desde 1910, al borde del límite fijado en el Acuerdo de París, y el país registró en 2023 su año más caluroso desde 2020 y el octavo más cálido en su historia, según los datos oficiales publicados este jueves por el Gobierno.

La Declaración Climática Anual elaborada por la Oficina de Meteorología (BoM, por sus siglas en inglés), confirmó las proyecciones de los expertos de que 2023 fue más caluroso que el promedio habitual para Australia, aunque se trató de un periodo "de contraste" entre el norte y el sur en cuanto a las lluvias.

"Desde que comenzaron los registros de temperatura en 1910, 2023 fue el octavo año más cálido registrado y el más cálido desde 2020. Tanto las temperaturas máximas como mínimas medias anuales estuvieron por encima del promedio para todos los estados y el Territorio del Norte", destacó la agencia en el informe.

Asimismo, la nación oceánica registró entre agosto y octubre del año pasado el trimestre más seco de su historia desde 1900, cuando empezó a contabilizar los registros de precipitaciones.

De acuerdo con la agencia estatal, "el cambio climático continúa influyendo en el clima de Australia" y, desde que comenzaron los registros nacionales en 1910, "el clima de Australia se ha calentado alrededor de 1,5 grados".

El informe destaca además que el pasado invierno fue el más caluroso jamás registrado en el país, con un promedio de temperaturas nacionales 1,53 grados por encima de la media registrada en el período de 1961 a 1990.

Ya las temperaturas de la superficie del océano en la región australiana fueron las séptimas más altas que se tiene registro desde 1900, situándose 0,54 grados por encima del promedio observado entre 1961 y 1990.

Eventos climáticos extremos

A lo largo de 2023, Australia se vio golpeada por una serie de eventos climáticos extremos, como graves sequías, diversas inundaciones, incendios forestales y olas de calor -sobre todo en el segundo semestre del año-.

Los expertos atribuyen dichos sucesos en gran parte al calentamiento global a raíz del exceso de los gases de efecto invernadero en la atmósfera, aunque fenómenos climáticos como La Niña, El Niño y un fuerte dipolo positivo del Océano Índico igualmente influenciaron el clima australiano el año pasado.

La oficina meteorológica recordó en su informe que, a nivel mundial, "las temperaturas de la superficie del mar fueron las más altas jamás registradas, y cada uno de los últimos 10 años ha estado entre los 10 más cálidos registrados".

Los datos divulgados hoy por Australia están en línea con los resultados encontrados por el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S), el programa de observación de la Tierra del programa espacial europeo, que confirmó el pasado diciembre que 2023 fue el año más caluroso de la historia a nivel global.

Los reportes apuntan a una lista de récords negativos, que incluyen además los niveles históricos más bajos ya registrados en la placa de hielo marino de la Antártida y las concentraciones más altas de dióxido de carbono (CO2) y de metano jamás medidas en la atmósfera.

(c) Agencia EFE