Anuncios

Temen que sigan a la baja las ventas en La Marquesa

OCOYOACAC, Méx., enero 23 (EL UNIVERSAL).- Las afectaciones, tras la agresión de comerciantes contra un grupo de jóvenes ocurrido en el Valle del Silencio, son graves, de acuerdo con los ejidatarios pertenecientes al Parque Nacional La Marquesa.

Aseguran que desde que se difundieron los hechos supera 50% la baja de visitantes y temen que haya un mayor impacto, pues la gente comenzó una campaña en las redes sociales para dejar de asistir como represalia al maltrato.

Aun cuando entre semana la asistencia de visitantes es baja, los locatarios dicen que el parque luce casi vacío e insisten en que no es la misma zona donde sucedió la violencia contra los jóvenes que el resto de los valles que conforman el parque nacional.

Lamentan que las imprecisiones hayan generado esta respuesta por parte de la gente, porque la mayoría dependen de la prestación de servicios, y es una cadena comercial la que resulta dañada, desde el que vende frutas y verduras, carne, pollo y huevo para los restaurantes, hasta los que rentan caballos, cuatrimotos y venden bebidas.

Algunos de los locatarios reconocieron que el sábado hubo una reducción en compradores, y precisaron que aun con la conferencia de prensa junto a la policía municipal y el alcalde de Ocoyoacac, Samuel Verdeja, para corregir la ubicación del sitio de las agresiones, no fue suficiente, pues parece que la imagen del parque quedó comprometida.

*50% de visitantes menos se han registrado en el parque; locatarios lamentan lo sucedido.