Anuncios

Tao Geoghegan Hart gana la etapa reina y Ciccone defiende el amarillo

Altura (Castellón), 4 feb (EFE).- El británico Tao Geoghegan Hart (Ineos) ganó la etapa reina de la Volta a la Comunidad Valenciana, entre Burriana y el Santuario de la Cova Santa, de 181,6 kilómetros de recorrido y con cinco puertos de montaña, mientras que el italiano Giulio Ciccone (Trek) defendió con éxito el jersey amarillo de líder.

El corredor del Ineos se impuso al esprint en el grupo de favoritos para llevarse la etapa con un tiempo de 4.32:00 horas, tras superar a su joven compatriota Thomas Gloag (Jumbo), mientras que Ciccone fue tercero y sumó cuatro segundos de bonificación que le permiten seguir al frente de la general a falta de una jornada para el final de la Volta.

Desde la salida en Burriana, en una soleada jornada, el pelotón ya imprimió un fuerte ritmo a la carrera, corriendo agrupado, y las primeras escaramuzas no se produjeron hasta la ascensión al Puerto de Aín, primero de la jornada, donde Cristian Scaroni (Astana) y el venezolano Orluis Aular (Caja Rural) intentaron la primera aventura del día, llegando a cobrar 50 segundos de ventaja sobre el pelotón.

El sudamericano se descolgó en plena ascensión y por detrás se fraccionó el pelotón y un grupo de 22 corredores atrapó a Scaroni y pasó por la cima con Samuele Zoccarato (Green Project) en primera posición, reafirmando su posición al frente de la clasificación de la montaña, con más de dos minutos de ventaja sobre el grueso del pelotón.

El nutrido grupo de escapados se entendió bien y fue coronando los tres siguientes puertos de montaña con unas diferencias que llegaron a ser de 3:48 minutos en el descenso de la Torralba, penúltima subida antes de afrontar la doble ascensión del final de etapa de la Cova Santa.

El primer grupo empezó a desmembrarse en la primera de las ascensiones, mientras que por detrás trabajaba el Bahrein para reducir las diferencias, que rebajó a menos de dos minutos en el descenso.

El neerlandés Thymen Arensman (Ineos) buscó la aventura en solitario y metió en pocos kilómetros medio minuto a un grupo de quince corredores y algo más de un minuto al pelotón.

Con una carretera llena de pequeños repechos como antesala a la ascensión final de la Cova Santa se fraccionaron los grupos en los prolegómenos de la batalla final por la victoria de etapa y la general.

A 30 kilómetros de meta, el corredor de los Países Bajos ya aventajaba en 1:08 al trío perseguidor, formado por el batallador Scaroni, Tosh Van der Sande (Jumbo) y Alessandro Tonelli (Green Project), y en 2:08 al pelotón.

La carrera se convirtió en un desigual duelo entre Arensman y un pelotón ya reagrupado, que recortaba con celeridad su desventaja hasta conseguir la neutralización a 8 kilómetros de meta, aunque antes, en el último esprint bonificable, Aleksandr Vlasov (Bora) consiguió entrar en segunda posición y rebajar a cuatro segundos su diferencia con el líder Giulio Ciccone (Trek) y a tan solo un segundo con Pello Bilbao (Bahrain).

A 3.000 metros de la llegada, comenzó la ascensión a la Cova Santa con un tenso pelotón formado por veinte unidades consciente de lo que estaba en juego y con estrechos marcajes entre los favoritos.

Carlos Rodríguez puso en fila a todos en el último kilómetro y lanzó a Tao Geoghegan Hart, que, con un poderoso esprint, se impuso en la línea de meta y se colocó segundo en la general, a cuatro segundos de Ciccone, mientras que Pello Bilbao baja a la tercera posición, a siete segundos del italiano.

Sergio Morro

(c) Agencia EFE