Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

Tamales de ollita, tradición de Ocoyoacac

Laritza Covarrubias

OCOYOACAC, Méx., febrero 2 (EL UNIVERSAL).- Con motivo del Día de la Candelaria, Ocoyoacac se viste de gala con la elaboración de sus tamales muy peculiares llamados de ollita, hoyito, cazuelita o chuchulucos.

Este producto es un arte que pocos consiguen, ya que para hacerlos se debe moldear la masa como si fuera una olla de barro, con forma de cuenco, después se rellena con carne de cerdo, pollo o res y salsa, se envuelven en hoja de maíz seca y se cuecen al vapor.

La receta y el procedimiento pasa de generación en generación y de forma oral. Este alimento, de origen prehispánico se consume de manera habitual y en ocasiones especiales, como en fiestas o sepelios.

En un comunicado del gobierno del Estado de México, Leticia Peña, integrante de una de las familias de tamaleros de este municipio mexiquense, explicó que en su familia ya van tres generaciones que preparan esta variedad: "Mi oficio es por tradición, yo desde que tenía la edad aproximadamente de unos seis años en adelante, mi mamá me traía a la venta y así fue como me fui enseñando, empezando con los mandaditos", expresó.

"A mi mamá la enseñó mi abuela, mi mamá en aquel tiempo me decía que tenía 38 años de vender tamales; yo tengo 50 años, pues yo ya tengo más de 40 años en lo que es la venta de los tamales. Mi abuela le enseñó a mi mamá, pues estamos hablando de más de 60 años, con la tradición de los tamales", añadió.