Anuncios

Tailandia ve un aumento de amenazados cocodrilos siameses en su mayor lago de agua dulce

Bangkok, 1 mar (EFE).- Las autoridades de Tailandia han informado de un aumento de cocodrilos siameses, una especie en peligro crítico de extinción, en Bueng Boraphet, el mayor lago de agua dulce del país, y de que varios huevos eclosionaron en el área, algo no visto desde hace siete años.

El Departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de Plantas de Tailandia indicó en Facebook que se han avistado unos 35 ejemplares, incluidas unas ocho crías, en Bueng Boraphet, situado en la provincia de Nakhon Sawan (centro).

En un mensaje publicado el miércoles, la agencia gubernamental explicó que la temperatura, el clima y la acción humana pueden provocar que los huevos no eclosionen, lo que explica que no hubiera ocurrido en siete años.

En este sentido, las autoridades celebraron la cooperación de la comunidad local para respetar el hábitat de los cocodrilos en Bueng Boraphet, una zona pantanosa que cubre 224 kilómetros cuadrados que acoge unas 200 especies de animales, incluidos aviones ribereños y peces tigre.

Antiguamente había una gran población de cocodrilos siameses en Bueng Boraphet y otros lugares de Tailandia, pero ahora quedan unas pocas decenas de ejemplares debido a la pérdida de hábitat y la caza.

El cocodrilo siamés (“Crocodylus siamensis”) llega a medir hasta unos 4 metros de largo y es cazado ilegalmente para arrancarle la piel o para llevarlo a granjas donde son criados por su carne y la fabricación de artículos como bolsos y zapatos.

La especie se encuentra en peligro crítico de extinción, según la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, en sus siglas en inglés).

Sin embargo, existen cientos de miles de estos reptiles en granjas comerciales, donde a menudo son cruzados con otras especies de cocodrilos. EFE

pyi-grc/nbo/cc

(foto) (vídeo)

(c) Agencia EFE