Anuncios

Tailandia revisará la ley para las fábricas de pirotecnia tras la explosión con 23 muertos

Bangkok, 18 ene (EFE).- Las autoridades de Tailandia indicaron este jueves que buscan revisar las leyes para fábricas de fuegos artificiales a raíz de la explosión ocurrida la víspera en una de estas factorías, que se saldó con la muerte de al menos 23 personas.

El diputado Akkaradet Wongpitakrote, portavoz del Comité de Asuntos Industriales de la Casa de Representantes, declaró hoy que solicitará una reunión con representantes del Ministerio del Interior y del Departamento de Obras Industriales para debatir la modificación de las leyes, que catalogó como obsoletas.

Conforme a la Ley de Fábricas, que data de 1992, las factorías con menos de 50 trabajadores o que estén equipadas con maquinaria de menos de 50 caballos de fuerza no requieren una licencia del Departamento de Obras Industriales.

El diputado subrayó que, de acuerdo a estos requisitos, la mayoría de las fábricas de fuegos artificiales del país están fuera del control de las autoridades, recoge el medio público Thai PBS.

La propuesta para revisar las leyes surge a raíz de la explosión en la tarde del miércoles de una fábrica de pirotecnia en la provincia de Suphan Buri, a unos 120 kilómetros al norte de Bangkok, que ha dejado al menos 23 muertos.

La fábrica, situada entre campos de arroz y lejos de zonas residenciales, quedó completamente destruida por la explosión, ocurrida alrededor de las 15.30 hora local (08.30 GMT) y que envió escombros a decenas de metros de distancia.

Según declaró la Policía a los medios, la factoría, donde generalmente trabajaban alrededor de 30 personas, contaba con todos los permisos en regla.

Las autoridades investigan sobre el terreno las causas de la explosión, que, de momento, se desconocen.

Por su parte, los equipos forenses tratan de identificar los 22 cuerpos que han encontrado, mientras buscan los restos de otro trabajador dado por fallecido y no descartan que aumente el número de decesos.

Según algunos medios locales, la misma fábrica de Suphan Buri ya registró un incendio en noviembre de 2022 que causó un muerto y tres heridos.

Tailandia, con un deficiente historial de seguridad en fábricas, ha registrado varios accidentes mortales en factorías de artículos pirotécnicos.

En julio de 2023, diez personas perdieron la vida y unas 100 resultaron heridas por la explosión en un almacén de fuegos artificiales en la sureña ciudad de Sungai Kolok, cerca de la frontera con Malasia.

(c) Agencia EFE