Anuncios

Super Bowl LVIII: 5 cosas que tienen que suceder para ver campeones a los San Francisco 49ers

Brock Purdy, quarterback de los San Francisco 49ers, ha sorprendido con su capacidad de correr el balón en estos playoffs. (Foto: Michael Zagaris/San Francisco 49ers/Getty Images)
Brock Purdy, quarterback de los San Francisco 49ers, ha sorprendido con su capacidad de correr el balón en estos playoffs. (Foto: Michael Zagaris/San Francisco 49ers/Getty Images)

Tuvieron que pasar cuatro años para que los San Francisco 49ers regresaran al Super Bowl, y ahora tendrán la oportunidad de vengar su derrota ante los Kansas City Chiefs, quienes los vencieron en la edición LIV de máximo partido de la NFL.

Kyle Shanahan y los 49ers cuentan con la experiencia del partido pasado, en el que desperdiciaron una ventaja de 10 puntos en el último cuarto, la motivación por cambiar su legado y un plantel más completo a la ofensiva con Christian McCaffrey y Brock Purdy. Para terminar la temporada de manera diferente al 2019, tendrán que asegurarse de que algunos aspectos cambien en el Super Bowl LVIII.

1. Empezar temprano

Los 49ers otorgaron ventajas a sus rivales en playoffs. Los Green Bay Packers estaban arriba 21-14 en el último cuarto, mientras que los Detroit Lions no aprovecharon una ventaja de 24-7 al medio tiempo. Si se van abajo ante Kansas City, regresar será muy complicado.

Kyle Juszczyk formó parte integral del plan de juego de los San Francisco 49ers en el Super Bowl LIV. (Foto: Al Bello/Getty Images)
Kyle Juszczyk formó parte integral del plan de juego de los San Francisco 49ers en el Super Bowl LIV. (Foto: Al Bello/Getty Images)

A diferencia de Packers y Lions, la defensiva de los Chiefs es una de las mejores de la NFL, y con su capacidad para presionar al pasador (57 capturas en temporada regular) estar en situaciones obvias de pase hace más complicada la tarea de mover el balón.

Encima, Patrick Mahomes y la ofensiva de KC tampoco cometerá los errores de sus anteriores dos rivales. Otorgar una ventaja tempranera a Kansas City podría ser catastrófico para San Francisco.

2. Poner el balón en manos de sus jugadores explosivos

Si bien esto pareciera ser lógico, Kansas City ha sido capaz de limitar el daño de las principales armas de sus rivales en estos playoffs. Tyreek Hill tuvo 5 recepciones para 62 yardas en la ronda de comodines; Stefon Diggs apenas atrapó 3 envíos para 21 yardas en el divisional y la ofensiva terrestre de los Baltimore Ravens apenas acumuló 81 yardas en el Campeonato de Conferencia.

Christian McCaffrey es uno de los jugadores más peligrosos en espacio abierto en la NFL. (Foto: Michael Zagaris/San Francisco 49ers/Getty Images)
Christian McCaffrey es uno de los jugadores más peligrosos en espacio abierto en la NFL. (Foto: Michael Zagaris/San Francisco 49ers/Getty Images)

La ventaja de los 49ers es que cuentan con más armas a la ofensiva que Buffalo Bills y Ravens, con Deebo Samuel, Brandon Aiyuk, Christian McCaffrey y George Kittle siendo capaces de cambiar un partido. En el Super Bowl LIV, Kyle Juszczyk anotó en dos ocasiones.

Shanahan es uno de los mejores entrenadores en diseñar jugadas para aislar a sus jugadores más hábiles y ponerlos en situaciones favorables. Si los 49ers encuentran la manera de aprovechar la versatilidad de McCaffrey y Samuel para abrir opciones, la ofensiva de los Niners puede tomar el control del partido.

3. Brock Purdy en su mejor versión

Parte del problema con los arranques lentos de San Francisco ha sido la ineficiencia de Purdy en la primera mitad de ambos partidos de playoffs. El quarterback de San Francisco se ha lucido en la segunda mitad de ambos partidos, encabezando la serie para la anotación de la victoria ante Green Bay y el regreso de 17 puntos abajo contra Detroit acallando las críticas de sus detractores.

No obstante, los Chiefs suelen aprovechar cada error al máximo y cada posesión debe contar. Por todas las limitantes que puede llegar a tener, la toma de decisiones de Purdy ha sido impecable en el último cuarto de ambos partidos de playoffs, descubriendo además una nueva faceta creando jugadas con sus piernas. Si se mantiene cerca de ese nivel durante el partido completo, las posibilidades de los 49ers incrementarán drásticamente.

4. Frenar a Isiah Pacheco

En el Super Bowl LIV, la defensiva de los 49ers llegó como una de las unidades más temidas de la NFL, pero permitieron 129 yardas por tierra, incluyendo 104 a Damien Williams. El estilo de Isiah Pacheco es aún más físico que Williams.

La defensa de San Francisco ha permitido 159 yardas terrestres por partido en estos playoffs, y existen serias dudas sobre sus posibilidades de frenar a ofensivas físicas. La unidad no ha sido tan sólida como en años anteriores y si bien detener a Mahomes por aire ya es una tarea complicada, si los Chiefs establecen el juego terrestre, detenerlos será prácticamente imposible.

La defensiva de los San Francisco 49ers ha batallado en playoffs y no es la unidad sólida de años anteriores. (Foto: David Rosenblum/Icon Sportswire via Getty Images)
La defensiva de los San Francisco 49ers ha batallado en playoffs y no es la unidad sólida de años anteriores. (Foto: David Rosenblum/Icon Sportswire via Getty Images)

5. No sobrepensar las cosas al final

Un tema recurrente para Shanahan ha sido la incapacidad de sus equipos para cerrar partidos. Cuando Shanahan era coordinador ofensivo de los Atlanta Falcons, desperdiciaron una ventaja de 25 puntos en el Super Bowl LI ante los New England Patriots. El coach fue criticado por ser demasiado agresivo con una ventaja tan amplia en el marcador.

En el Super Bowl LIV, los 49ers se olvidaron de su juego terrestre en la segunda mitad y terminaron desperdiciando una ventaja de 10 puntos en el último cuarto contra Kansas City. Dos años más tarde, en el Juego de Campeonato de la NFC, nuevamente echaron por la borda una diferencia favorable de 10 unidades ante Los Angeles Rams.

A favor de Shanahan, este año parece haber apretado los botones adecuados en playoffs, mientras que Packers y Lions se autodestruyeron. Si tienen la presión de amarrar el partido o se encuentran en un duelo cerrado, es imperativo que el head coach de los 49ers le de la lectura correcta al partido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Oreos y el "Gato Mayo": Los comerciales del Super Bowl LVIII