Anuncios

La sueca Sjöström agiganta su leyenda como 'reina' de la velocidad

Redacción deportes, 18 feb (EFE).- La nadadora sueca Sarah Sjöström agigantó su leyenda y demostró que a sus casi 31 añoS sigue siendo la indiscutible 'reina' de la velocidad mundial, tras añadir al oro que se colgó en los 50 mariposa el triunfo que logró este domingo en la final de los 50 libre.

Dos preseas a las que sumar la plata que conquistó en el relevo 4x100 estilos, la prueba que puso fin a los Mundiales de Doha, tras una sensacional posta de mariposa en la Sjöström llevó a Suecia a la primera posición.

Un puesto que no pudo defender su compatriota Michelle Coleman, que se vio superada por la australiana Shayna Jack, lo que impidió a Sjöström, que suma ya veinticinco medallas en Campeonatos del Mundo, cerrar con pleno de victorias su actuación en la capital catarí.

Cita en la que la escandinava dejó claro que a día de hoy no tiene rival en las pruebas cortas de velocidad.

Si el sábado Sarah Sjöströn encadenó su sexto titulo consecutivo de campeona del mundo en los 50 mariposa, este domingo la nadadora sueca conquistó su cuarto oro, el tercero de manera consecutiva, en la prueba de los 50 libre.

Un triunfo que Sjöström, la plusmarquista universal, adornó con un espectacular crono de 23.69 segundos, la cuarta mejor marca de todos los tiempos, que confirman a la sueca como la gran favorita para colgarse el oro el próximo verano en los Juegos Olímpicos de París.

El irlandés Wiffen no encuentra rival en las pruebas de fondo

Cita olímpica en la que otro de los nombres a seguir será el irlandés Daniel Wiffen, ganador de los 800 libre, que completó el doblete en las pruebas de fondo, tras imponerse este domingo en la final de los 1.500 con un tiempo de 14:34.07 minutos, el séptimo mejor registro de la historia

Wiffen, que amenazó hasta falta de los últimos doscientos metros el récord del mundo -14:31.02- del chino Yang Sun, se quedo finalmente a tres segundos de la plusmarca universal, lastrado por la falta de un rival en el tramo final de la prueba.

El nadador irlandés, que tampoco pudo rebajar el récord de Europa -14:32.80- del italiano Gregorio Paltrinieri, nadó prácticamente en solitario desde el inicio de la prueba como demostraron los más de diez segundos en que aventajó al alemán Florian Wellbrock, plata con un crono de 14:44.61, y al francés David Aubry, bronce con 14:44.85 minutos.

Meilutyte se desquita con un oro de su fracaso en los 100 braza

La lituana Ruta Meilutyte se resarció del batacazo que sufrió en los 100 braza, en los que cayó eliminada en las series preliminares, con la conquista de su tercer oro consecutivo en la prueba de los 50 braza.

Meilutyte, que ya fue la mejor en las semifinales, impuso su mayor velocidad para vencer con un tiempo de 29.40 segundos a la china Qianting Tang, que no pudo repetir el oro que logró en el hectómetro y tuvo que conformarse con la medalla de plata con un crono de 29.51, once centésimas más que la lituana.

Completó el podio la italiana Benedetta Pilato, plata en los Mundiales de Budapest 2022 y bronce en los disputados el pasado año en Fukuoka, que logró la tercera plaza con un registro de 30.01 segundos.

El australiano Cooper sorprende a Armstrong en los 50 espalda

Quien no pudo revalidar el oro que conquistó el pasado verano en Fukuoka fue el estadounidense Hunter Armstrong, explulsmarquista mundial de la distancia, que se vio sorprendido en la final de los 50 espalda por el australiano Isaac Cooper.

El oceánico, que llegó a la final con le mejor registro de todos los participantes, se impuso con un crono de 24.13 segundos, veinte centésimas menos que el estadounidense Armstrong, plata con 24.33, y en 31 centésimas al polaco Ksawery Masiuk, que se colgó el bronce con un registro de 24.44 segundos.

Clareburt y Colbert brillan en los estilos

El neozelandés Lewis Clareburt y la británica Freya Colbert no desaprovecharon las ausencias del francés Leon Marchand y la canadiense Summer McIntosh, oro el pasado año en Fukuoka, para proclamarse nuevos campeones del mundo de los 400 estilos en la categoría masculina y femenina, respectivamente.

Clareburt, que firmó un tiempo de 4:09.72 minutos, hizo estéril la reacción final del británico Max Litchfield, que se colgó la plata con una marca de 4:10.40, mientras que el japonés Daiya Seto fue bronce con un registro de 4:12.51 minutos.

Más ajustada fue todavía la victoria de la británica Freya Colbert, que, con un tiempo de 4:37.14, aventajó en 22 centésimas a la israelí Anastasia Gorbenko, que se colgó la plata con una marca de 4:37.36.

Australia y Estados Unidos reinan en los relevos de estilos

Australia se impuso con un tiempo de 3:55.98 minutos en la final femenina del relevo 4x100 estilos por delante de Suecia, plata, y Canadá, bronce, mientras que en la categoría masculina el triunfo correspondió a Estados Unidos, que, con un registro de 3:29.80, superó a los Países Bajos e Italia.

(c) Agencia EFE