Anuncios

El Sub 23 de Mascherano viaja a Venezuela para el Preolímpico, con varias figuras y un equipo que aún no dio pasos firmes

Rocco Ríos Novo, Nicolás Valentini, Thiago Almada, Cristian Medina y Ezequiel Fernández, durante una práctica en Ezeiza
Rocco Ríos Novo, Nicolás Valentini, Thiago Almada, Cristian Medina y Ezequiel Fernández, durante una práctica en Ezeiza

La senda que conduce a los Juegos Olímpicos de París es angosta para el fútbol sudamericano. Un pasillo estrecho por el que solo llegarán dos de los 10 seleccionados que participarán desde este sábado en el Preolímpico que se disputará en Venezuela. Un filtro exigente y con escaso margen de error. Es el arduo desafío que le espera a la Argentina, que debutará el domingo ante Paraguay.

Encuadrado en la categoría Sub 23, un límite de edad que solo se aplica para los Juegos Olímpicos, el plantel, y por ende la formación que se vaya estabilizando como titular, es una composición nueva, sin mayores antecedentes ni trabajo colectivo previo. Las proyecciones, ilusiones o inquietudes surgen de las características de cada jugador. En los nombres y las individualidades residen las expectativas por un equipo que deberá despejar incógnitas durante la competencia.

De donde se esperan las primeras señales convincentes, un plan superador respecto de lo que viene demostrando, es desde la dirección técnica. Javier Mascherano asume una responsabilidad compleja después de una experiencia negativa con el seleccionado Sub 20. Hace un año, no consiguió superar la etapa de grupos –Argentina fue cuarta, con tres puntos sobre 12- en el Sudamericano clasificatorio para el Mundial.

El plantel para el Preolímpico (Malatini renunció)

La última lista de convocados por Javier Mascherano para los entrenamientos en el predio de Ezeiza
La última lista de convocados por Javier Mascherano para los entrenamientos en el predio de Ezeiza - Créditos: @AFA

Mascherano se hizo cargo del fracaso y fue dando todos los indicios hacia una renuncia que desde la AFA, entre Bernardo Romeo, coordinador de las categorías juveniles, y Lionel Scaloni, lograron torcerle. Lo convencieron de seguir, le hicieron ver la importancia de un proyecto a largo plazo que no debía agotarse ante el primer resultado adverso.

Excluida del Mundial por la vía deportiva, la Argentina consiguió meterse por la ventana administrativa al asumir la organización que la FIFA le quitó a Indonesia por razones geopolíticas. Una oportunidad impensada para Mascherano, que con el apoyo del hincha argentino no superó la barrera de los octavos de final. La eliminación ante Nigeria fue otro desencanto, no mejoró la calificación de Mascherano como entrenador.

Valentín Barco, nuevo refuerzo de Brighton, durante el entrenamiento del Sub 23 en el predio de Ezeiza
Valentín Barco, nuevo refuerzo de Brighton, durante el entrenamiento del Sub 23 en el predio de Ezeiza - Créditos: @@Argentina

Quien como volante central, y también durante su época de zaguero en Barcelona, fue bautizado como el “Jefecito” por su don de mando y despliegue, en la función de director técnico todavía no transmite las convicciones que lo atravesaron en su época de jugador. Un déficit considerable para alguien que tiene personal a cargo y debe saber anticiparse a los problemas o encontrar soluciones sobre la marcha para que sus dirigidos confíen en quien baja un mensaje o elabora una estrategia. De un N° 5 arrollador a un entrenador ensimismado. No sería la primera vez que el fútbol incumple con ese supuesto carácter transitivo de que todo gran jugador es un futuro técnico del mismo calibre. En el caso de Mascherano llamaría un poco más la atención porque de futbolista parecía “un entrenador dentro de la cancha” por su sentido táctico y la permanente vigilancia de los movimientos de sus compañeros.

Quizá por sentirse un técnico en deuda, Mascherano recorta unas aspiraciones que deberían ser legítimas, como se infiere de unas declaraciones suyas de las últimas horas: “Si todo sale bien el Preolímpico, ojalá que Scaloni pueda dirigir a la selección en los Juegos de París. Cuando en junio/julio hablé con el cuerpo técnico de la mayor, fueron ellos lo que me pidieron que me hiciera cargo de la categoría. No es que yo vine y agarré. Yo estoy abocado al proceso de los juveniles. Quiero preparar la próxima Sub 20, va a tener un rol importante”.

El ambiente de cierta dispersión que rodea a la representación argentina se acentuó con la renuncia del defensor Julián Malatini, que abandonó la contratación para ser presentado como nuevo refuerzo de Werder Bremen. El ex Defensa y Justicia priorizó la transferencia a ser parte del seleccionado preolímpico. “Lo de Julián nos sorprendió porque no sabíamos absolutamente nada. De un minuto para el otro nos dijeron que el pase estaba hecho y el club alemán no lo quería ceder. Yo le expliqué que no tenía ninguna posibilidad de reemplazarlo”, explicó Mascherano.

Thiago Almada, el campeón del mundo en Qatar que integrará el plantel del Preolímpico
Thiago Almada, el campeón del mundo en Qatar que integrará el plantel del Preolímpico - Créditos: @AFA

La Argentina viaja con un jugador menos (22 en lugar de 23) porque el reemplazo en la lista oficial solo se autoriza por una causa de fuerza mayor, como sería una lesión, como ocurrió con la citación de Claudio Echeverri por el desgarrado Pedro de la Vega.

Mascherano tuvo que lidiar con otras limitaciones. Como los clubes no están obligados a ceder sus jugadores –la FIFA no interviene al ser un torneo que entra en la órbita del Comité Olímpico Internacional-, desde el exterior se sucedieron las negativas para contar con Alejandro Garnacho, Facundo Buonanotte, Carlos Alcaraz, Luka Romero, Alejo Véliz, Marco Pellegrino, Luis Vázquez, Lucas Beltrán, Bruno Zapelli y Facundo Farías.

El plantel contará con un campeón del mundo, Thiago Almada, y con un Valentín Barco que Mascherano va a ubicar en su puesto original de marcador lateral. Para el arco se perfila Leandro Brey, tercer arquero de Boca, que además aporta al zaguero Nahuel Valentini y los volantes Ezequiel Fernández y Cristian Medina.

El eje de la zona media le haría un lugar a Federico Redondo, con Juan Nardoni como alternativa, y para el ataque una posible fórmula es con Pablo Solari o Santiago Castro junto con Luciano Gondou.

Echeverri, figura de la Argentina en el Mundial Sub 17, estará en el Preolímpico en reemplazo del desgarrado De la Vega
Echeverri, figura de la Argentina en el Mundial Sub 17, estará en el Preolímpico en reemplazo del desgarrado De la Vega - Créditos: @RODRIGO BUENDIA

Tras el debut ante Paraguay, Argentina se medirá con Perú (miércoles 24), Chile (martes 30) y cerrará ante el Uruguay de Marcelo Bielsa el 2 de febrero. Del otro lado, Brasil desembarca con Endrick, el delantero juvenil de Palmeiras contratado por Real Madrid, y John Kennedy, autor del gol de la victoria para Fluminense ante Boca en la final de la Copa Libertadores.

La Argentina necesita clasificarse entre los dos primeros del Grupo B para disputar con los dos primeros del A el cuadrangular final (todos contra todos), del que surgirán los dos clasificados para París. Un largo recorrido para un Mascherano que hasta ahora se ha enredado en sus cortos trayectos de entrenador.

Los partidos de la Argentina en el Grupo B

  • Domingo 21/1: vs. Paraguay (20hs)

  • Miércoles 24/1: vs. Perú (20)

  • Martes 30/1: vs. Chile (20)

  • Viernes 2/2: vs. Uruguay (20)