Anuncios

Los Steelers se van a casa

CIUDAD DE MÉXICO, enero 16 (EL UNIVERSAL).- Los Acereros de Pittsburgh no pudieron hacer el milagro en Highmark Park y quedaron eliminados ante los Bills de Buffalo por marcador de 31-17 en un clima helado. A pesar de que la "Cortina de Acero" reaccionó después de ir abajo por 20 puntos en el marcador, al final, la explosividad de Josh Allen y compañía fue factor para que la balanza se inclinara a favor de los locales.

A pesar del buen momento que atravesaban los Steelers con el mariscal de campo Mason Rudolph en los controles; tras haber ganado los últimos tres encuentros de la temporada regular, la ofensiva no pudo imponerse a la defensa de los Bills, que en todo momento no dejó de presionar.

De esta manera, Mike Tomlin y Pittsburgh continúan sumergidos en una inercia negativa cuando se trata de hablar de Playoffs. La última victoria de la "Cortina de Acero" en Postemporada fue en el ya lejano 2016.

No quiso saber Durante la conferencia de prensa post partido, el coach Mike Tomlin fue cuestionado sobre su continuidad en la franquicia, a lo que el entrenador en jefe no quiso responder y simplemente se dio la vuelta y se marchó sin dar ninguna declaración; Tomlin cuenta con un año más de contrato, sin embargo, las especulaciones sobre su futuro están a la orden del día y sobre todo por esta nueva derrota.

Aunque hubo lapsos de partido en los que la defensiva de los Steelers anuló a la ofensiva de Josh Allen, el mariscal de campo de los Bills logró tener una noche tranquila, registrando 21 de 30 pases completos para 203 yardas y tres anotaciones; entre ellas, un acarreo del propio quarterback de 52 yardas totales.

Ahora, los Bills de Buffalo estarán enfrentando a los Kansas City "Chiefs" en la Ronda Divisional, en un partido que genera altas expectativas, sobre todo por el enfrentamiento de dos de los mariscales de campo más dominantes de los últimos años, no solo en la Conferencia Americana, sino también dentro de la NFL.

Dato

Ausencia

Los Steelers tienen marca de una victoria y 11 derrotas cuando no está su defensivo estelar TJ Watt en el campo de juego.