Anuncios

Shoigú visita fábricas de drones rusas y llama a perfeccionar y aumentar su producción

Moscú, 10 feb (EFE).- El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, inspeccionó hoy varias fábricas de drones del consorcio Kalashnikov en la región rusa de Udmurtia, en los Urales, y llamó a perfeccionar este tipo de armas y aumentar su producción.

"Ahora tenemos que pasar a la siguiente etapa, la solución de las tareas que han surgido durante la operación especial militar (en Ucrania). Se trata de temas de retransmisión, control, detección de objetivos y colimación", declaró en un vídeo difundido por la entidad castrense en Telegram.

Según el titular de Defensa, "las capacidades productivas que han sido creadas nos permiten solucionar la mayoría de las tares que enfrentamos. Me refiero a la lucha contra los drones FPV y los sistemas de lucha radioelectrónica a nivel táctico, así como el uso de la inteligencia artificial".

Sin embargo, llamó a no conformarse con eso e incrementar el ritmo de producción, el volumen y la calidad de las producciones por medio de una mayor automatización de las capacidades productivas.

Durante la visita, el ministro fue informado sobre la creación de nuevos talleres tras el comienzo de la guerra, que permitieron un incremento del 60 % de la producción de drones y abren las puertas a futuros crecimientos considerables.

Gracias a esto, se duplicó la producción de otros tipos de armas de alta precisión como las de los misiles aéreos Vijr-1, los proyectiles de artillería Kitolov-2 y los misiles antiaéreos Strela, todos teledirigidos.

El titular de Defensa aprovechó la ocasión para destacar la importancia de estos últimos y señaló que se trata de "una producción muy necesaria".

"Todas las instalaciones de importancia vital de la economía -petróleo, gas, procesamiento- deben estar protegidas por este tipo de armamento", señaló.

Shoigú también fue informado sobre los nuevos materiales compuestos utilizados en la fabricación de drones, que incrementan considerablemente su resistencia.

En la empresa Zala Aero, encargada de los drones kamikaze Lantset y otros drones espías, Shoigú pudo ver nuevos modelos, modernizados en base a la experiencia de la guerra en Ucrania.

Además, pudo conocer otros desarrollos de la empresa, basados en algoritmos de análisis y procesamiento de datos en tiempo real, pruebas de modernos sistemas de transmisión de datos y navegación, que permitirán enlazar todos los drones en un sistema único capaz de identificar y destruir los objetivos enemigos automáticamente.

En la empresa "Bespilotnie Sistemi" el titular de Defensa fue informado sobre los nuevos drones de ala fija y de hélices, además de un programa de adiestramiento de operadores de drones.

(c) Agencia EFE