Anuncios

Senador colombiano tacha de "inaceptable" la postura de la OEA sobre las amenazas golpistas a Petro

Bogotá, 9 feb (EFE).- El senador colombiano Humberto de la Calle calificó este viernes de "absolutamente inaceptables" y "ajenas por completo a la realidad" del país las afirmaciones del secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que en un comunicado expresó su apoyo al presidente Gustavo Petro ante supuestas amenazas de "golpe de Estado" en su contra.

De la Calle envió una carta a Almagro en la que manifiesta su "mezcla de sorpresa, estupor y disgusto" por las expresiones que contiene el comunicado del jueves, que rechaza los "intentos de distintos actores políticos" de dañar el "proceso democrático en Colombia" y las "amenazas a la interrupción del mandato constitucional de Petro".

"Sin una mínima verificación 'exige que se abandonen los intentos por parte de diferentes actores políticos de dañar el "proceso democrático en Colombia', afirmación ya de por sí grave", afirma De la Calle en la carta, en la que considera "desusada osadía" por parte de Almagro hablar de amenazas al mandato de Petro.

Según De la Calle, es "difícil imaginar un cuadro más equivocado y distante de la realidad colombiana" que el que hace el jefe de la OEA, al que acusa de "divulgar la tesis que ha sostenido el Gobierno de Colombia" de una conspiración del fiscal general, Francisco Barbosa, para sacar del poder a Petro.

Desde la semana pasada Petro ha acusado a Barbosa, cuya oficina investiga a personas del entorno presidencial, de promover una "ruptura institucional" y un supuesto "golpe de Estado", al tiempo que ha urgido a la Corte Suprema para que elija al sucesor del fiscal, que acaba su periodo el próximo lunes.

No hay conspiraciones golpistas

"Debo decirle que nadie en Colombia que posea una dosis mínima de cordura y sentido común está en la tarea de derrocar al Gobierno. Ningún partido político, ningún gremio, ni las Fuerzas Armadas, ni las iglesias, ni la academia, ni las organizaciones de la sociedad civil están promoviendo, ni deseando, ni imaginando siquiera el desolador panorama que usted describe", asegura el senador independiente.

De la Calle, que fue embajador de Colombia en la OEA entre 2001 y 2002, así como vicepresidente de Colombia (1994-1996) y jefe negociador de paz del Gobierno en los diálogos con las FARC, agrega que Almagro "tenía la mínima obligación de escuchar otras fuentes para no caer en este lamentable desacierto".

"Colombia (...) no ha sido ni será un país de golpistas", agrega el político, quien invita al secretario general de la OEA "no solo a mirar la realidad actual, sino a repasar la historia de Colombia".

La carta agrega que, "para reparar el grave daño que nos ha causado", Almagro podría convocar un foro amplio en el que pueda escuchar todas las visiones de Colombia, incluida la del Gobierno.

El comunicado de la OEA fue publicado ayer, justo cuando la sede de la Corte Suprema de Justicia en Bogotá era asediada por manifestantes afines al Gobierno que protestaban por que ese tribunal no ha elegido al fiscal que sucederá a Barbosa.

Esa agresión fue duramente condenada por distintas fuerzas políticas y económicas del país que exigen al Gobierno respeto por la independencia del Poder Judicial y por sus decisiones.

(c) Agencia EFE