Anuncios

Un fin de semana largo récord en la costa: qué factores aceleraron la vuelta a casa que ya genera demoras en las rutas

El mal tiempo provocó que los turistas anticiparan la vuelta a casa
El mal tiempo provocó que los turistas anticiparan la vuelta a casa - Créditos: @Mara Sosti

MAR DEL PLATA.- Abundaban las camperas en la larga fila que nacía en la puerta del céntrico local de prendas de tejido de punto y se extendía a lo largo de más de 50 metros cuando todavía faltaba casi una hora y media para su apertura. La compra de abrigos coincidía este lunes con la mañana destemplada y con lluvias que terminó de romper un fin de semana superlargo nacido entre jornadas de playa a puro sol y de 30°C y que se distorsionó poco a poco hacia esta versión casi invernal, de a ratos en coqueteo con temperaturas de casi un dígito.

Un viaje entre dos y hasta tres estaciones del año es lo que se ha vivido desde el jueves, que marcó el pico de arribo de turistas a la costa y este lunes, que por condiciones climáticas y un pronóstico poco venturoso para el feriado final de mañana empieza a mostrar con mayor frecuencia la presencia de automóviles en las rutas en un anticipado viaje de regreso a casa.

Fuentes de Aubasa, la empresa concesionaria del corredor vial de la costa atlántica, confirmaron a LA NACIÓN que a media tarde transitaban en sentido a la Capital 2434 vehículos por hora a la altura del peaje de Maipú. Hasta allí, había un tránsito intenso, fluido y con las primeras demoras importantes a la altura del cruce de rutas 2 y 63, donde coinciden los que vienen en regreso por la ruta 11. Lo que seguía es el tramo con mayores dificultades, en especial en el ingreso al área metropolitana, donde todo se empezaba a volver lento, casi a paso de hombre.

Desde Aubasa se advertía después del mediodía las primeras demoras en el tramo entre Cariló y Pinamar. Y más adelante, entre Chascomús y Samborombón, donde el peaje veía pasar a media tarde a razón de 2531 automóviles por hora.

A qué temperatura muere el mosquito del dengue

Se empezaba a palpitar algo parecido a los trastornos del viaje de ida, con embotellamientos y demoras en la salida de la Capital. Entre el miércoles y el viernes pasados, como informó LA NACIÓN y, siempre sobre datos aportados por Aubasa, salieron hacia la costa más de 258.000 vehículos, con un pico de 110.567 el jueves. En enero y febrero últimos, ninguna jornada había tenido por los peajes de las autovías 2 y 11 más de 38.664 automotores.

Estas partidas tempranas poco afectaron al éxito que resultó este encadenamiento de Semana Santa y la fecha puente turística vinculada al Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. Así se empieza a despedir uno de los momentos con mayor arribo de viajeros a la costa en lo que va del año y uno de los mejores fines de semana largos de los últimos tiempos.

A la playa, pero con abrigo
A la playa, pero con abrigo - Créditos: @Mara Sosti

Ocupación

Mar del Plata tuvo un récord para esta época del año y las demás localidades balnearias de la zona reconocen la altísima afluencia de visitantes, con una demanda fuerte de servicios de alojamiento.

“Tuvimos dos días de playa y uno como de enero, el domingo de Pascua fue con lluvia y ahora está algo fresco, pero lindo para estos últimos paseos”, destacaron Beatriz y Alberto Meléndez, de La Plata, con tres hijos pequeños, que estaban en plena compra de latas de conserva de pescado en el paseo de la Banquina de Pescadores.

La mañana exigió capucha, camperas de las que dan garantías frente al frío y, de ser posible, impermeables. Es que, incluso, hasta poco después del mediodía los chaparrones fueron recurrentes. Por eso, los que se le animaron a la playa, aunque sea por unos mates al reparo de una sombrilla, tuvieron que esperar su momento de revancha a la tarde, con un tibio sol que permitió una cercanía al mar algo menos sufrida, con térmicas de 13°C a 15°

“Fue un fin de semana muy bueno, con cuatro jornadas promedio de estadía y un consumo en general moderado”, señaló Hernán Szkrohal, vicepresidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata. Desde la institución reconocieron hasta un 90% de ocupación promedio en el segmento medio y superior. En algunos casos, con ocupación completa.

Un fin de semana extralargo que contentó a los operadores turísticos
Un fin de semana extralargo que contentó a los operadores turísticos - Créditos: @Mara Sosti

Consumo

También por Pinamar reconocen que, en gran medida, la oferta hotelera había recibido una mayoría de pedidos por cuatro noches, por lo que a partir de este lunes se percibía un flujo de salida importante. Un goteo que contribuye a evitar que en la vuelta a casa se repitan los trastornos del viaje de ida, que tuvo el pasado jueves y viernes varias demoras y casos de quienes tardaron hasta casi 10 horas para llegar a las playas bonaerenses, el doble de lo que en condiciones normales demandaría desandar esos más de 400 kilómetros.

En todos los rubros reconocen que fue muy buena la cantidad de turistas que llegaron así como, al mismo tiempo, se apuran a destacar que el ritmo y perfil de consumo fue muy medido. Por volumen de personas reconocen que se igualó “y hasta se superó” el nivel logrado durante enero pasado y el siempre muy rendidor fin de semana largo de Carnaval, hace un mes y medio.

También hay conformidad porque casi todas las prestaciones tuvieron su momento para facturar bien. Los balnearios encontraron entre el jueves y –muy especialmente– el viernes su último gran día, con los últimos alquileres de carpas y sombrillas por día antes de comenzar con el desarme de sus servicios de sombra. Restaurantes y bares acusan ritmo de demanda equivalente a plena temporada; taxistas y remiseros reconocen que fue “un gran aguinaldo” este refuerzo que llegó casi un mes después del literal cierre de la temporada de verano y comerciantes, desde prendas hasta souvenirs, todos admiten un buen nivel de ventas.

Hoy la temperatura se mantuvo entre los 13°C y los 15°C
Hoy la temperatura se mantuvo entre los 13°C y los 15°C - Créditos: @Mara Sosti

Y todavía les queda el martes, también feriado. Sobre todo en el segmento de alquiler de departamentos reconocen que los períodos contratados alcanzaban el fin de semana largo de punta a punta. “Alquilamos casi todo con seis noches, de jueves a martes, en algún caso también hasta el miércoles”, confirmó Néstor Gonnet, con inmobiliaria y gran cartera de propiedades en pleno centro.

Si bien hubo algunas excepciones con formatos de 4x3 o 7x5 noches, en el rubro alojamiento celebran que el rendimiento logrado fue casi sin necesidad de apelar a promociones o políticas de bonificaciones. A lo sumo, aclaran, se accedieron a alguna rebajas de hasta 15% por pago contado.