Anuncios

Seis Naciones: prohíben un hit musical en las canchas galesas de rugby por promover la violencia contra las mujeres

Tom Jones interpretando "Delilah" en un partido entre Gales e Inglaterra
Tom Jones interpretando "Delilah" en un partido entre Gales e Inglaterra

El Torneo Seis Naciones de rugby es uno de los más importantes del planeta a nivel seleccionados luego de la Copa del Mundo. El más tradicional. El que reúne a las potencias del Norte, así como el Rugby Championship congrega a los conjuntos más temibles del hemisferio Sur. La nueva versión del certamen comenzará este sábado y habrá actividad en el Principality Stadium, de Cardiff, donde Gales, el equipo dirigido por Warren Gatland se enfrentará con Irlanda. Más allá de la expectativa que despierta el torneo, a pocos meses de la realización del Mundial de Francia, algo será diferente esta vez en cuanto a las costumbres de los galeses.

¿Qué pasó? La Unión Galesa de Rugby ha ordenado que se elimine de la lista de canciones el éxito de Sir Tom Jones “Delilah”, de 1968. Casi un himno para los aficionados. Incluso, el propio cantante la interpretó antes de algunos partidos de los Dragones Rojos.

“Delilah”, escrita por Barry Mason y con música de Les Reed hace más de medio siglo, fue un boom bajo la interpretación del británico Tom Jones, ícono de esa época, sex symbol de los años sesenta y setenta, que actualmente tiene 82 años. Alcanzó el puesto Nº 1 en las listas de éxitos de varios países, como Suiza y Alemania. Fue segunda en el ranking en Gran Bretaña y 15a en los Estados Unidos. Ahora bien, ¿por qué se la prohibió, cuando se había convertido en una especie de himno deportivo alternativo para los galeses?

Tom Jones en el Stagecoach Music Festival, en Indio, California, en abril de 2019
Tom Jones en el Stagecoach Music Festival, en Indio, California, en abril de 2019 - Créditos: @Scott Dudelson

La letra de la canción narra la historia de un hombre que pasa frente a la ventana de la casa de su novia, Delilah, y la ve mientras hace el amor con otro hombre. Espera afuera y cuando al amanecer el tercero en cuestión sale, él se acerca y confronta a su pareja infiel, solamente para que ella se ría en su cara. Entonces, la mata a puñaladas. Luego espera a que la policía lo arreste. La letra se desarrolla desde el punto de vista del asesino y cuenta sobre sus emociones. Incluso, le pide perdón a Delilah por el crimen cometido, aunque sin dejar de verse agraviado por ella.

La versión de “Delilah”

La decisión de la Federación Galesa de Rugby (WRU) llega en un momento en que le “llueven” acusaciones de una cultura “tóxica” y de “misoginia”. Ante las afirmaciones de que “Delilah” promueve la violencia contra las mujeres, adoptó por prohibirla en los encuentros que juegue el seleccionado durante el Seis Naciones y otros encuentros internacionales.

La frase más impactante de la letra escrita hace más de medio siglo, pero que seguía entonándose en las canchas de ese país, dice: “Ella se quedó allí riendo/Sentí el cuchillo en mi mano y ella no rió más”.

Un portavoz del Principality Stadium declaró: “Delilah no figurará en la lista de reproducción de los coros para los partidos internacionales de rugby en el Principality Stadium”. Y agregó: “La WRU eliminó la canción de su lista de reproducción de entretenimiento y música de medio tiempo durante los partidos internacionales en 2015. A los coros invitados también se les ha pedido más recientemente que no incluyan la canción durante sus actuaciones previas al partido y durante los partidos.

“La WRU condena la violencia doméstica de cualquier tipo. Hemos pedido previamente asesoramiento a expertos en la materia sobre la cuestión de censurar la canción y somos respetuosamente conscientes de que es problemática y molesta para algunos aficionados debido a su temática”.

Cuando la cantó Tom Jones

Delilah, escrita por Barry Mason y con música de Les Reed, fue lanzada en 1967 y cantada por Jones. Junto con otro de los éxitos de Sir Tom en los años 60, Green, Green Grass of Home, ha sido una de las canciones favoritas de los aficionados en los rituales previos a los partidos de la selección galesa a lo largo de los años. La canción, además, fue adoptada por los aficionados del club de fútbol inglés Stoke City a principios de la década de los 90 y actualmente siendo cantada en los partidos. También aparece en American Hustle, una de las películas más destacadas del 2013 y que cuenta con las actuaciones de Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Robert De Niro y Christian Bale.

El director ejecutivo en funciones de la Unión Galesa de Rugby, Nigel Walker, advirtió que el futuro del deporte en Gales está en juego por las acusaciones de misoginia, sexismo, racismo y homofobia que han sacudido a la organización, de acuerdo con lo que señala The Guardian.

Así la entonan los hinchas de Gales

El medio británico apunta que las acusaciones de una “cultura tóxica” en la WRU salieron a la luz en un documental televisivo la semana pasada, lo que provocó la renuncia del director ejecutivo, Steve Phillips, el domingo. Se va a crear un grupo de trabajo independiente para abordar las acusaciones.

Como reacción a la medida de prohibir Delilah, la figura de Gales, Louis Rees-Zummit, fue elocuente en su punto de vista: “De todas las cosas que deben hacer, eso es lo que hacen primero..., acompañándolo con un emoticón de incredulidad y sorpresa. Rees-Zummit es ala, tiene 22 años y se desempeña en el Gloucester Rugby, que participa en la Premiership inglesa.

La letra de Delilah

“Vi la luz la noche que pasé por su ventana

Vi las sombras parpadeantes del amor en su persiana

Ella era mi mujer

Mientras ella me engañaba, yo miraba y me volvía loco

Mi, mi, mi, Delilah

Por qué, por qué, por qué, Delilah

Pude ver, que esa chica no era buena para mí

Pero yo estaba perdido como un esclavo que ningún hombre podía liberar

Al amanecer, cuando ese hombre se fue, yo estaba esperando.

Crucé la calle hasta su casa y ella abrió la puerta

Ella estaba allí riendo

Sentí el cuchillo en mi mano y ella no rió más

Mi, mi, mi, Delilah

Por qué, por qué, por qué, Delilah

Así que antes de que vengan a derribar la puerta

Perdóname Dalila, no podía aguantar más.

Ella se quedó allí riendo

Sentí el cuchillo en mi mano y ella no rió más

Mi, mi, mi, Delilah

Por qué, por qué, por qué, Delilah

Así que antes de que vengan a derribar la puerta

Perdóname, Delilah, no pude aguantar más.

Perdóname, Delilah, no pude soportarlo más”.

Detalles del torneo: cómo llegan

PARIS (AFP).- Francia, campeona el año pasado del Torneo de las Seis Naciones con un pleno de victorias, confía en revalidar su corona en el año del Mundial de rugby que alberga en septiembre y octubre, aunque Irlanda, que tuvo un 2022 casi perfecto, parece un rival temible. Ahora bien, ¿cómo llegan en general los participantes? Veamos.

  • Francia afronta el reto del doblete. Tras el título con Grand Slam de 2022, el primero que lograba desde 2010, los ‘Bleus’ de Fabien Galthié parecen en un gran momento, con una racha de trece victorias seguidas. Una de ellas fue incluso ante la campeona mundial Sudáfrica (30-26) en noviembre, por lo que impresionan a siete meses de ‘su’ Mundial (8 septiembre-28 octubre). Un segundo título con Grand Slam consecutivo permitiría a los franceses posicionarse todavía más en la ‘pole’ de la Copa del Mundo. Pero para triunfar, Galthié alerta de la necesidad de “modificar” el plan de juego para hacerlo menos previsible.

  • Irlanda asoma como la alternativa evidente. El año 2022 fue el de la consagración para el XV del Trébol: además de su primer puesto en el ranking del rugby, Irlanda ganó el pulso en su gira en Nueva Zelanda, con dos victorias históricas contra los All Blacks (23-12 y 32-22). En la ventana de test-matches de noviembre, Irlanda confirmó su espectacular momento de forma y su tercera línea Josh Van der Flier fue elegido “mejor jugador del año”. Irlanda, que ha renovado a su seleccionador inglés Andy Farrell hasta 2027, solo tuvo una derrota en 2022, ante Francia en el Seis Naciones. Por eso, esta nueva edición se presenta como la ocasión perfecta para que Johnny Sexton y compañía se cobren la revancha antes del Mundial.

  • Inglaterra, en un momento de relevo. Después de dos ediciones del Seis Naciones en las que ha decepcionado y una ventana de noviembre en la que Argentina y Sudáfrica llegaron a ganar en Twickenham, la Federación Inglesa de Rugby dijo “stop” en diciembre y puso fin a la etapa del seleccionador australiano Eddie Jones. Llegó entonces Steve Borthwick (43 años), procedente del Leicester. El nuevo seleccionador del XV de la Rosa tiene apenas unos meses para construir un equipo competitivo para el Mundial. El Seis Naciones es por tanto su primer examen y en él tendrá el desafío de buscar la fórmula adecuada entre los jóvenes y los más experimentados.

  • Escocia busca progresar. Liderada por Jamie Ritchie, Stuart Hogg y Finn Russell, Escocia busca cómo progresar en el rugby. Después del partido relativamente esperanzador ante los All Blacks en la ventana de noviembre (derrota escocesa por 31-23), el XV escocés todavía tiene trabajo por delante. El primer objetivo será vencer de entrada a Inglaterra, como ya hizo en 2021 y 2022, pero para poder aspirar a estar en el podio Escocia tendrá que mejorar “en la gestión del curso de los partidos” y conservar su “cohesión y el control de las emociones”, como ha analizado su seleccionador, Gregor Townsend.

  • Gales, en plena tormenta. Los ‘Diablos Rojos’, campeones del Seis Naciones en 2021, no son lo que eran: novenos en la clasificación mundial, penúltimos en 2022 en el Seis Naciones, derrotados en la última ventana internacional por Georgia e Italia. Gales encadenó desilusión tras desilusión el año pasado. La Federación Galesa de Rugby (WRU) se deshizo de Wayne Pivac y llamó como salvador para su banquillo al neozelandés Warren Gatland, con el que fue campeón del Seis Naciones con Grand Slam en tres ocasiones (2008, 2012, 2019).

  • Italia y su “Renacimiento”. Para Italia, el año 2022 ha podido constituir un antes y un después. Consiguió ante Gales en Cardiff (22-21) su primera victoria en el Seis Naciones desde 2015 y luego, en la ventana de noviembre, firmó una primera victoria contra Australia por un punto (28-27). Designado “revelación masculina” del año, el wing Ange Capuozzo podría ser el ansiado líder del equipo. El objetivo en el Seis Naciones será lograr al menos una o dos victorias, para confirmar que no es un mero convidado de piedra en el torneo estelar de las potencias del rugby del Hemisferio Norte.

El programa de la primera fecha es el siguiente:

  • Sábado 4-2: a las 11.15 (hora argentina), Gales vs. Irlanda, en Cardiff

  • Sábado 4-2, a las 13.45, Inglaterra vs. Escocia, en Londres

  • Domingo 5-2, a las 12, Italia vs. Francia, en Roma