Anuncios

Seis Naciones: Inglaterra derrotó a Gales y, fiel a su historia, clama un lugar en la lucha por el trofeo

El apertura George Ford se queja ante el árbitro neozelandés James Doleman luego de que los galeses le birlaran la pelota sin que llegar a ejecutar una conversión de try en el Seis Naciones.
El apertura George Ford se queja ante el árbitro neozelandés James Doleman luego de que los galeses le birlaran la pelota sin que llegar a ejecutar una conversión de try en el Seis Naciones. - Créditos: @ADRIAN DENNIS

Pragmática, resolutiva, sin lujos y efectiva. A la selección de Inglaterra de Steve Borthwick le alcanza ser como es para superar a rivales por debajo de su estatus. La victoria sobre Italia por 27-24 de hace siete días y la de este sábado por 16-14 contra Gales en Twickenham abren el interrogante: ¿es suficiente para pelear por el trofeo del Seis Naciones frente al favorito Irlanda? Los dos triunfos, aunque sin puntos de bonus, dejan momentáneamente puntera a la Rosa, antes del duelo entre el Trébol e Italia, que será este domingo a las 12 (televisará ESPN 3).

Ante su primera presentación como local en el 2024, Borthwick y el capitán Jamie George pusieron el foco en las metas del grupo: ser un equipo duro, sumar volumen de juego y, de alguna manera, volver a enamorar al público y generar una buena relación con los hinchas. En el último partido en Londres, antes de la Copa del Mundo, los jugadores recibieron silbidos tras la histórica derrota a manos de Fiyi. El camino durante Francia 2023 es conocido: Inglaterra se llevó la medalla de bronce y tuvo contra las cuerdas a los Springboks campeones del mundo. Con orgullo y mucha inteligencia para leer los partidos, el rendimiento de su conjunto en el Mundial dejó un saldo positivo para Borthwick. “Este equipo permanece en la lucha y encuentra el camino”, expresó el entrenador luego del triunfo de este domingo.

Fraser Dingwall desata su euforia tras conseguir el try de Inglaterra contra Gales; en Twickenham, la Rosa dio vuelta el resultado en la segunda mitad.
Fraser Dingwall desata su euforia tras conseguir el try de Inglaterra contra Gales; en Twickenham, la Rosa dio vuelta el resultado en la segunda mitad. - Créditos: @Alastair Grant

Estos dos primeros desempeños del año no distan demasiado de la producción mundialista, a pesar del recambio: entre jugadores retirados del seleccionado (Courtney Lawes y Ben Youngs), lesionados (Tom Curry, Marcus Smith y Ollie Lawrence) y ausentes por otros motivos (Owen Farrell, Henry Arundell, Jack Willis y Joe Marchant), el entrenador tuvo que reconstruir a un equipo que tenía poco volumen de rugby, pero que en esta versión del Seis Naciones no muestra garantías en defensa. El juego aéreo, con Freddie Steward como máximo estandarte, y las formaciones fijas sostuvieron a Inglaterra contra los dos rivales más débiles en los papeles.

La tarde en Twickenham empezó esquiva para el local. A los 16 minutos perdía por 7-0 por un try-penal y se quedó momentáneamente con 13 jugadores por tarjetas amarillas a Ollie Chessum y Ethan Roots. No obstante, sacó a relucir su personalidad en los momentos críticos. Tras una errática salida del fondo de Gales y un scrum entre los palos, Ben Earl aprovechó su potencia y su energía para descontar. El tercera línea fue el mejor inglés de Francia 2023, comparte el puesto con el mendocino Juan Martín González en Saracens y volvió a mostrar que, como Maro Itoje, es vital en el liderazgo y el contagio al resto. George Ford, aquel 10 suplente que fue un suplicio táctico para los Pumas con sus patadas de precisión quirúrgica en su estreno por la Copa del Mundo (10-27), dejó pasar una chance de sumar la conversión, de una manera insólita: cuando realizó el primer movimiento para acomodarse, los galeses corrieron hacía la pelota y se la quitaron. Una acción que no se suele observar.

El insólito no gol de George Ford

Alex Mann, una de las caras nuevas de Gales, marcó una gran conquista tras una exquisita combinación entre Tommy Reffell –el mejor del cuadro visitante– y Tomos Williams. Con la ventaja parcial de 14-5, el Dragón no sostuvo la intensidad y la brecha de jerarquía de ambos planteles se hizo notar en la segunda mitad. Sobre todo en la primera línea: con los que ingresaron desde el banco, Inglaterra empezó a imponerse en el scrum y en el contacto. Dos penales de Ford y un try de Fraser Dingwall le dieron la ajustada victoria a la Rosa, que luego de la fecha libre deberá afrontar el tramo más difícil del torneo: visitará a Escocia, recibirá a Irlanda y cerrará el campeonato frente a Francia, en Lyon.

¿Le alcanza para ganarle la carrera a Irlanda? El tiempo lo dirá. Por lo pronto, cumplió el objetivo de ganar sus dos primeros partidos. Tendrá que dar un plus en su juego, achicar el margen de error y mostrar esa personalidad y esa mentalidad que convirtieron al inglés en un equipo competitivo y pragmático. Como lo marca su historia.

Compacto del triunfo inglés sobre los galeses

Síntesis de Inglaterra 16 vs. Gales 14

  • Inglaterra: Freddie Steward; Tommy Freeman, Henry Slade, Fraser Dingwall y Elliot Daly; George Ford y Alex Mitchell; Ben Earl, Sam Underhill e Ethan Roots; Ollie Chessum y Maro Itoje; Will Stuart, Jamie George (capitán) y Joe Marler.

  • Cambios: PT, 24 minutos, Alex Coles por Chessum (temporario); ST, Ellis Genge por Marler y Dan Cole por Stuart; 24, Chandler Cunningham-South por Underhill; 28, Danny Care por Mitchell; 31, Theo Dan por George, y 32, Alex Coles por Roots.

  • Suplentes: Fin Smith y Immanuel Feyi-Waboso

  • Entrenador: Steve Borthwick.

  • Gales: Cameron Winnett; Josh Adams, George North, Nick Tompkins y Rio Dyer; Ioan Lloyd y Tomos Williams; Aaron Wainwright, Tommy Reffell y Alex Mann; Adam Beard y Dafydd Jenkins (capitán); Keiron Assiratti, Elliot Dee y Gareth Thomas.

  • Cambios: ST, 14 minutos, Ryan Elias por Dee y Archie Griffin por Assiratti, 18, Corey Domachowski por Thomas; 20, Mason Grady por Adams; 28, Will Rowlands por Beard y Taine Basham por Mann; 32, Kieran Hardy por Williams, y 40, Cai Evans por Lloyd.

  • Entrenador: Warren Gatland.

  • Primer tiempo: 16 minutos, try-penal (G); 19, try de Earl (I), y 38, gol de Lloyd por try de Mann (G). Amonestados: 11, Chessum (I), y 16, Roots (I). Resultado parcial: Inglaterra 5 vs. Gales 14.

  • Segundo tiempo: 7 minutos, penal de Ford (I); 23, try de Dingwall (I), y 31, penal de Ford (I). Amonestados: 30, Grady (G). Resultado parcial: Inglaterra 11 vs. Gales 0.

  • Árbitro: James Doleman (Nueva Zelanda).

  • Estadio: Twickenham, de Londres.