Anuncios

Scholz sigue rechanzado el envío de misiles Taurus a Ucrania pese a presiones de socios

Berlín, 21 feb (EFE).- El canciller alemán, Olaf Scholz, renovó este miércoles su negativa a suministrar misiles Taurus a Ucrania pese a las presiones de sus socios de coalición y de las conjeturas surgidas en los últimos días sobre un posible cambio de opinión.

"¿Qué armas son decisivas (para Ucrania)? Las que Alemania suministra", resumió hoy el portavoz de Scholz, Steffen Hebestreit, en una rueda de prensa ordinaria en Berlín.

El debate sobre los Taurus, que resurge periódicamente desde hace meses, ha sido reanimado por una moción impulsada por los grupos parlamentarios de socialdemócratas, verdes y liberales -la coalición sobre la que preside Scholz- para incrementar los envíos de armas a Kiev.

La moción, que se aprobará previsiblemente en el segundo aniversario de la invasión rusa, incluye un llamamiento a entregar "sistemas de armamento de largo alcance" con los que Ucrania pueda atacar "objetivos estratégicamente relevantes" en la retaguardia rusa, como depósitos de armamento.

Pero mientras que para algunos diputados verdes está claro que estas palabras son una alusión a los Taurus, el portavoz de Scholz negó hoy que ésta sea la interpretación del canciller y "la de la mayoría de los que la han formulado y leído".

Hebestreit recordó que los principios del Gobierno pasan por apoyar a Ucrania en lo que sea necesario, sin convertirse en parte del conflicto con Rusia y en estrecha coordinación con Estados Unidos y el resto de aliados.

"Lo daneses por ejemplo anunciaron que van a entregar toda su munición. Pero nosotros no. Tenemos que hacer lo que es responsable", indicó el portavoz, que subrayó la necesidad de mantener la propia capacidad de defensa.

Los liberales, tercera pata de la coalición de Scholz, han ido incluso más lejos en su presión por la entrega de los misiles y la diputada Marie-Agnes Strack-Zimmermann, la presidenta de la comisión de Defensa del Bundestag, anunció que votará a favor de una moción presentada en este sentido por la oposición, desafiando la disciplina de voto de su partido.

Los Taurus, con un alcance de hasta 500 kilómetros, son una demanda constante de Kiev a Berlín desde mayo del año pasado, pero Scholz se ha mantenido por el momento firme en su negativa, aunque tampoco ha excluido la posibilidad de suministrarlos en un futuro.

(c) Agencia EFE