Anuncios

Save the Children: los niños sufren violencia sexual y mutilaciones en el conflicto de RDC

Kinsasa, 7 mar (EFE).- Mujeres y niños que huyen de la violencia en el conflicto del este de la República Democrática del Congo (RDC) sufren ataques sexuales y mutilaciones genitales por parte de grupos armados, denunció este jueves la ONG Save the Children.

Los psicólogos que trabajan con socios locales de esta organización defensora de los derechos de la infancia en los campos de desplazados de la provincia nororiental de Kivu del Norte han documentado "actos masivos de violencia sexual contra niños de tan solo nueve años", afirmó la ONG en un comunicado.

Los equipos tratan casi a diario a sobrevivientes que enfrentan embarazos no deseados, complicaciones de salud, estigma y pensamientos suicidas.

La mayoría de los casos de violencia sexual en Kivu del Norte ocurren cuando los sobrevivientes huyen de la escalada de combates entre el Ejército congoleño, el rebelde Movimiento 23 de marzo (M23) y otros grupos armados, que han obligado a más de 250.000 personas, incluidos unos 130.000 niños, a abandonar sus hogares.

Elvis, psicólogo clínico de Heal Africa, organización asociada de Save the Children, lamentó "la gravedad de las atrocidades que se están cometiendo".

"Algunas supervivientes nos cuentan que varios hombres las violaron al mismo tiempo y utilizaron objetos contra ellas, como cuchillos, ramas de árboles y pistolas", relató el psicólogo.

"Estas niñas quedan con embarazos no deseados y de muy alto riesgo. Algunas supervivientes, al no querer soportarlo más, sienten la necesidad de suicidarse", agregó Elvis.

La actual ola de violencia se produce tras un año de intensos estallidos de conflicto en Kivu del Norte en 2023, cuando la intensificación de los combates en el este del país desplazó a más de un millón de personas, incluidos al menos 500.000 niños.

Save the Children documentó más de 800 casos de violencia sexual y de género en las tres provincias afectadas por el conflicto: Kivu del norte y las vecinas Ituri y Kivu del Sur.

"Es probable -puntualizó- que estas estadísticas subestimen significativamente el número real de casos, ya que la violencia sexual a menudo no se denuncia debido al estigma y el miedo".

Desde 1998, el este de la RDC está sumido en un conflicto alimentado por milicias rebeldes y el Ejército, a pesar de la presencia de la misión de paz de la ONU en la RDC (Monusco).

(c) Agencia EFE