Anuncios

Santa Fe reconoció una parte de la deuda salarial, pero no logra distender la puja con los docentes

Este año ya se realizaron dos reuniones de la mesa paritaria docente en Santa Fe
Este año ya se realizaron dos reuniones de la mesa paritaria docente en Santa Fe - Créditos: @Prensa Sadop

ROSARIO.– El viernes los gremios docentes de Santa Fe tienen una cita clave con el gobierno provincial de cara a la paritaria que de alguna manera va a definir si comienzan o no las clases –debido a posibles medidas de fuerza– el próximo 27 de febrero, como estableció el Ministerio de Educación.

En un intento por distender el clima espeso que reina frente a la escalada inflacionaria que provocó una pérdida en el poder adquisitivo, el gobernador Maximiliano Pullaro anunció esta tarde que pagará un 14% de aumento correspondiente al ajuste por la llamada cláusula gatillo de 2023. De esa manera, en la gobernación piensan que se muestra buena disposición ante la compleja situación económica y pretenden también que los sindicatos, sobre todo los que nuclean a los docentes, que son los más conflictivos, comprendan la situación de la brusca caída de los ingresos de las arcas públicas.

En las dos reuniones de la mesa paritaria docente que se llevaron adelante este año, el gobierno santafesino describió a los representantes sindicales la dramática situación económica y financiera de la provincia y recalcó que no dará aumentos salariales por encima de los ingresos. Durante 2023, según los datos oficiales, el incremento de los recursos públicos fue del 123%. Es decir, un 92% por debajo de la inflación, que llegó al 215%, de acuerdo con el índice de precios del consumidor provincial.

Uno de los planteos más fuertes que iban a llevar los gremios docentes a Pullaro era sobre la deuda salarial de 2023, porque el gobierno no la reconocía. Ahora cambió de postura. En parte, comenzó a pagarla al anunciar que abonará un 14% y ningún estatal cobrará menos de $50.000 de incremento en el sueldo. El resto, que sería en torno al 22%, se abonará en cuotas, pero aún no hay una fecha; lo que trascendió es que se efectivizará a medida que se vaya incrementando la recaudación, señalaron fuentes del gobierno.

El gobernador Maximiliano Pullaro anunció esta tarde que pagará un 14% de aumento correspondiente al ajuste por la llamada cláusula gatillo de 2023
El gobernador Maximiliano Pullaro anunció esta tarde que pagará un 14% de aumento correspondiente al ajuste por la llamada cláusula gatillo de 2023 - Créditos: @Marcelo Manera

El sindicato de Amsafé, que agrupa a los docentes de las escuelas públicas, reclama que se cumpla lo que establecía la cláusula gatillo, que es un incremento del 36% del último mes del año, pero con respecto a febrero del año pasado el porcentaje es mayor, del orden del 84%. “No vamos a aceptar discutir la paritaria 2024 cuando el gobierno incumple el acta paritaria del año pasado”, advirtió Alonso luego de la primera reunión de la comisión directiva ampliada del gremio.

Lo positivo es que, a diferencia de lo que había ocurrido hasta ahora, el gobierno provincial reconoció la deuda, aunque no la saldó completamente”, afirmó a LA NACION Martín Lucero, del sindicato Sadop, de docentes privados. Sin embargo, el gremialista planteó su queja por cómo se dio la situación frente a la reunión del próximo viernes.

“Hubiéramos preferido discutirlo en paritaria que enterarnos en conferencia de prensa”, afirmó Lucero, y agregó: “El reconocimiento de esa deuda va a ser el piso salarial del año 2024, pero en términos porcentuales queda lejos de lo que hoy se necesita. El 14% es una tercera parte de lo que se debe”, expresó el dirigente de Sadop, y confirmó que el viernes a las 10 concurrirán a la reunión paritaria con un nuevo reclamo de cerrar la paritaria 2023 con un 36% de aumento. “Vamos a seguir exigiendo el cumplimiento de la paritaria y seguramente habrá presentaciones y diferentes acciones”, apuntó.

Los ministros de Gobierno, Fabián Bastía, y de Economía, Pablo Olivares, quienes anunciaron el porcentaje de aumento de la cláusula gatillo de 2023, señalaron que “comienza a saldarse la diferencia entre inflación y sueldo que quedó de 2023 y corresponde abonar a esta gestión. Se va a hacer conforme a los recursos y esperemos que en los próximos meses podamos completarla”.

Bastía no olvidó las “leyes de impacto fiscal de la época de Sergio Massa”, en referencia al recorte de Ganancias que impulsó el fallido candidato presidencial y advirtió que “los pronósticos de una caída del PBI en el año del 4%, acentuada en el primer semestre”.

La tensión más importante está centrada ahora en cuánto será el aumento salarial de 2024, que será clave para que se concrete el inicio de clases en la provincia. Otras provincias, como Córdoba y Entre Ríos, dispusieron por fuera de la discusión paritaria y hasta que se aclare el rumbo económico incrementos salariales de sumas fijas. Esa puede ser una salida en Santa Fe, según evalúan desde los sectores gremiales. El objetivo que tiene el nuevo gobierno de Santa Fe es lograr que el año lectivo empiece sin medidas de fuerza, algo que en los sectores sindicales ven complicado.