Anuncios

¿Quién es Ron DeSantis, el gobernador de Florida que puso fin a su candidatura a la presidencia de EE.UU.?

¿Quién es Ron DeSantis, el gobernador de Florida que puso fin a su candidatura a la presidencia de EE.UU.?

(CNN Español) -- El gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció este domingo el fin de su carrera presidencial republicana y añadió que respaldará a al expresidente Donald Trump rumbo a la Casa Blanca este 2024.

La decisión de DeSantis llega luego de casi ocho meses en campaña, luego de que en mayo de 2023 anunciara su candidatura a las internas del Partido Republicano, en las que actualmente lidera Trump.

A continuación, te presentamos el perfil de uno de los gobernadores que es considerado de los más controvertidos de Estados Unidos en los últimos años.

Quién es DeSantis

Ronald Dion DeSantis, conocido como Ron DeSantis es, desde 2019, el gobernador de Florida y actualmente también es precandidato por el Partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos.

Nació en Jacksonville, Florida.

Según su biografía oficial, DeSantis, estudió en la universidad de Yale, donde se graduó con honores y fue capitán del equipo de béisbol. También se graduó con honores de la facultad de derecho de Harvard y sirvió como oficial de abogacía general en la marina de estados unidos entre 2004 y 2010.

En esas funciones, estuvo desplegado en Iraq y también en la base naval de Guantánamo.

Actualmente, DeSantis tiene 44 años. Está casado con Casey DeSantis, con quien tiene tres hijos.

Las leyes más controversiales del gobernador Ron DeSantis en Florida Carrera política

Antes de ser elegido para el congreso de Estados Unidos, Ron DeSantis fue nombrado por el Departamento de Justicia como fiscal federal.

Luego, en 2012 fue elegido por primera vez a la Cámara de Representantes por el distrito 6 de Florida, cargo para el que fue reelegido en 2104 y 2016.

¿Es Twitter la alternativa a Fox News para los republicanos? 2:39

En agosto de 2018, DeSantis ganó las primarias republicanas para gobernador del estado. En septiembre, renunció como representante para centrarse en su campaña a la gobernación, para la que contó desde un principio con el respaldo decisivo del entonces presidente Donald Trump. En noviembre de ese mismo año, DeSantis se convirtió en el gobernador número 46 del estado, ganando por un estrecho margen, de poco más de 32.000 votos, al demócrata Andrew Guillum.

“En mi primer año como gobernador promulgué la ley de mayor expansión de opciones escolares en cualquier parte del país. Firmé una prohibición de las ciudades santuario. Y a través de mis nombramientos, pude moldear la Corte Suprema de Florida de ser una de las cortes más liberales de la nación a ser una de las más conservadoras”, dijo.

Las decisiones que tomó en temas controversiales y más identificados con la llamada guerra cultural entre la derecha y la izquierda, lo pusieron en el radar nacional y hasta lo dieron a conocer a nivel internacional.

En de su estrategia para ganar crédito político dentro de su partido se cuentan su disputa con Disney, uno de los mayores empleadores y contribuyentes del estado, además de leyes como la del aborto, la pena de muerte o la conocida por sus oponentes como “no digas gay”, sumado al manejo que dio a la pandemia de covid-19 en un estado que ocupó el tercer lugar en muertes totales después de California y Texas, poniéndose en contra de la mayoría de restricciones que establecía el manejo nacional de la crisis sanitaria.

El camino a la aspiración

En 2022, DeSantis ganó la reelección, por un amplio margen, ante el candidato demócrata Charlie Christ. Durante su discurso de inauguración en Tallahassee, dejó ver que la línea de su mandato continuaría por el mismo camino.

“Desde Space Coast hasta Sun Coast, desde Saint John's hasta Saint Lucie, desde las calles de Hialeah hasta el Speedway en Daytona, desde Okeechobee hasta Micanopy. La libertad vive aquí y en nuestro gran estado soleado de Florida”, dijo.

En un escenario diferente a la primera elección y mientras anunciaba su intención de presentarse a la reelección de su cargo como gobernador, poco a poco se empezó a notar el distanciamiento entre DeSantis y Trump, su antiguo aliado y patrocinador.

Además, los legisladores de Florida aprobaron en abril una medida que permitió a DeSantis postularse a la elección presidencial de 2024 y hacer la campaña sin renunciar a su cargo de gobernador.