Anuncios

Roddy Zambrano, árbitro de la semifinal de la Copa América 2019 entre Argentina y Brasil: “Fue penal y yo no lo vi”

Roddy Zambrano, el árbitro ecuatoriano de la semifinal de la Copa América 2019 entre Argentina y Brasil, escucha los reclamos de Rodrigo De Paul, Sergio Agüero y Nicolás Otamendi
Roddy Zambrano, el árbitro ecuatoriano de la semifinal de la Copa América 2019 entre Argentina y Brasil, escucha los reclamos de Rodrigo De Paul, Sergio Agüero y Nicolás Otamendi

A cinco años de la semifinal de la Copa América 2019 que Brasil le ganó a Argentina por 2-0, el árbitro de ese partido, el ecuatoriano Roddy Zambrano, admitió que se equivocó. Y que debió sancionar un penal a favor del equipo albiceleste . El réferi, de 46 años, habló con el canal de YouTube “Federación Postera” y confesó: “En ese partido hubo mucho revuelo porque perdió Argentina. Y obviamente terminaron culpándome. Hubo una jugada de penal, que todo el mundo lo sabe. Fue penal, y yo no lo vi en la cancha. Y el VAR (en manos del uruguayo Leodán González) obviamente no me llamó. Entonces, en ese sentido, me dijeron: ‘Puedes continuar’. Y continuamos, como un juego normal”.

El partido tuvo dos grandes polémicas y Zambrano no especificó a cuál se refería. En la primera, el brasileño Dani Alves interrumpió con infracción el paso de Sergio “Kun” Agüero. En la segunda, el mediocampista Arthur evitó que Nicolás Otamendi llegara a impactar de cabeza un córner con un golpe. Zambrano no vio ninguna de las dos jugadas, y el VAR tampoco lo llamó.

La jugada de Arthur con Otamendi

Un par de días más tarde, el entonces jefe de árbitros de la Conmebol, el brasileño Wilson Seneme, aclaró las dudas: “(La jugada de Agüero) no fue penal: es un pisotón del delantero al defensor, no había características de revisión”, dijo Seneme. Sin embargo, sobre la de Arthur y Otamendi admitió el error: “En la jugada de Otamendi vimos evidencia para revisar. Dimos una devolución general a los árbitros y dijimos que había potencial de revisión. Dar al árbitro una segunda posibilidad es cumplir con el protocolo. Es mejor invitar a un árbitro a la revisión que no revisar”. Dicho de otro modo, tenía mucha más apariencia de penal la segunda -el partido ya estaba 2-0 a favor de los brasileños- que la primera, justo antes de que los locales señalaran el segundo gol.

Si lo hubiera visto, lógico que lo cobraba. Si yo veía esa jugada, sancionaba tiro penal. ¡Lo sancionaba!”, insistió Zambrano. El ecuatoriano, que regresa a la actividad como asistente de VAR, admitió que ese error -tuvo hasta custodia policial en el hotel- lo perjudicó en su carrera e hizo que saliera de la consideración de la Conmebol. “Esa fue la jugada más trascendental y, obviamente, como Messi sabemos lo que es... Una palabra de él suena en todo el mundo. Hilaron por lo más fino, que fue el arbitraje. Y, bueno, me sacaron. Ahora, mirá lo lindo que es el fútbol: ahora tengo revancha y regreso como VAR”.

El penal de Dani Alves a Otamendi que Zambrano no sancionó

En la charla con el canal de YouTube ya mencionado, Zambrano también contó lo que le criticó Messi durante aquella semifinal: “Me dijo que las pequeñas las cobraba en contra porque Brasil era local, y todo eso. Pero nunca me insultó ni me faltó el respeto . Son cosas que se hablan dentro de la cancha, pero nunca fue grosero conmigo, ni nunca me insultó ni nada de eso”. Culminada la participación argentina en el torneo continental con un tercer puesto -tras vencer a Chile en un encuentro en el que el capitán fue expulsado-, el rosarino despotricó contra la Conmebol: “Tengo mucha bronca. No merecía esa roja. Nosotros no tenemos que ser parte de esta corrupción. Nos faltaron el respeto durante toda la Copa. La corrupción y los árbitros no permiten que la gente disfrute del fútbol y del show ”, criticó Messi.

El futbolista tuvo tras aquella Copa América tres expedientes abiertos en la Conmebol: dos disciplinarios (uno por la tarjeta roja ante Chile luego de un cabezazo a Gary Medel y otro por sus dichos tras el encuentro) y otro ante la Comisión de Ética de la entidad rectora del fútbol sudamericano, que le reclamó pruebas sobre lo que había dicho. La actuación de los árbitros en el torneo en general, y la de Zambrano en particular, motivó una carta oficial de reclamo por parte de Claudio “Chiqui” Tapia, presidente de la AFA. El Consejo Ejecutivo de la Conmebol no toleró los términos de aquella misiva y lo castigó removiéndolo del Consejo de la FIFA.

Las confesiones de Roddy Zambrano, el árbitro de Brasil 2 vs. Argentina 0 en 2019

“Lamentablemente, lo sucedido en el partido entre nuestra selección y la de Brasil merece una profunda reflexión que pone en duda que se hayan observados los principios de ética, lealtad y transparencia que usted recurrentemente invoca”, acusó Tapia en el documento. Y agregó: “Dicha reflexión encuentra sustento en todas las irregularidades advertidas antes y durante el mencionado partido, donde ha quedado evidenciado que la Selección Nacional fue claramente perjudicada por el cuerpo arbitral encabezado por el árbitro Roddy Zambrano durante todo el desarrollo del partido, y en particular por la no utilización del VAR en dos jugadas concretas que hubiesen, sin dudas, revertido el resultado final”, continuó el máximo dirigente del fútbol argentino. Casi cinco años después, el árbitro de aquel partido admitió que se equivocó en al menos una jugada.