Anuncios

River vs. Boca: qué dicen los números sobre la posesión de la pelota, los pases y las jugadas de gol antes del superclásico

Pol Fernández, uno de los futbolistas que contribuyen a la posesión en el Boca de Jorge Almirón, y Nicolás De la Cruz y Enzo Pérez, herramientas de un River que hace un culto de la tenencia en el fútbol argentino.
Pol Fernández, uno de los futbolistas que contribuyen a la posesión en el Boca de Jorge Almirón, y Nicolás De la Cruz y Enzo Pérez, herramientas de un River que hace un culto de la tenencia en el fútbol argentino. - Créditos: @Anibal Greco

El domingo, cuando se juegue una nueva versión del superclásico, se enfrentarán dos de los equipos que más tiempo poseen la pelota en el fútbol argentino, por lo que la tenencia será un dato por observar en el desarrollo del partido.

Desde que asumió Jorge Almirón, Boca promedia 59% de posesión en siete encuentros, con la particularidad de que la proporción cambia según la situación de juego: cuando el cuadro xeneize está empatando o perdiendo, registra una media de 64%, y cuando está en ventaja, el balón le pertenece 43% del tiempo.

La tendencia a ceder la pelota cuando se está arriba en el marcador no es una particularidad específica de Boca, sino que es una tendencia en el fútbol nacional, en el que 24 de los 28 equipos de la Liga Profesional 2023 promedian menos de 50% de posesión en ventaja. En rigor, esta práctica es una tendencia mundial en el fútbol. Un estudio del año pasado de la empresa de estadística Opta-Stats Perform reveló que 83% del total de los conjuntos de las principales ligas seguía la tendencia de ceder el balón cuando iban ganando.

En cambio, el River dirigido por Martín Demichelis es una de las pocas excepciones. Además de ser el equipo que más tiene la pelota en la Liga, en sus últimos siete compromisos entre Copa Libertadores y el torneo local estableció un promedio de 58% de posesión cuando está empatando o perdiendo y un 62% cuando se encuentra arriba en el marcador.

Como la mayoría de los equipos de la Liga Profesional, Boca suele ceder la pelota cuando está en ventaja, y la tiene más cuando está atrás en el marcador o empatando.
Como la mayoría de los equipos de la Liga Profesional, Boca suele ceder la pelota cuando está en ventaja, y la tiene más cuando está atrás en el marcador o empatando. - Créditos: @LA NACION/Gonzalo M. Colini

Un vistazo a detalles más específicos sobre la posesión exhibe que River presenta secuencias de pases ligeramente más largas en promedio que Boca: 5,6 pases por secuencia contra 5,1. Además, en sus últimos siete enfrentamientos, el equipo dirigido por Demichelis ha logrado 147 posesiones que incluyeron nueve o más pases, mientras que Boca ha conseguido 122, lo que muestra una mayor tendencia de River a elaborar juego.

Teniendo en cuenta que ambos equipos tienden a disponer mayoritariamente de la pelota, esta vez deberán lograrlo lidiando con un rival que ejerce una presión mayor que la media. Esta característica se observa en los promedios de pases permitidos al adversario por acción defensiva propia (PPDA) de cada equipo. Tanto Boca Juniors, con un promedio de 8,3, como River Plate, con uno de 8,7, permiten menos pases que la media del certamen, 10).

La tendencia de River a conservar el balón aun ganando va en contra de la de sus competidores de la Liga Profesional.
La tendencia de River a conservar el balón aun ganando va en contra de la de sus competidores de la Liga Profesional. - Créditos: @Prensa River

Probabilidad de goles

Los dos protagonistas del superclásico llegan a la cita en un momento de gran eficacia frente al arco ajeno, según el cociente de goles esperados (xG), que es un indicador que mide la probabilidad de gol de cada remate considerando características como la distancia a la valla, la posición del arquero, la presión del oponente y el ángulo de tiro, entre otros.

Una de las mayores diferencias en cómo llegan uno y otro conjuntos al superclásico se da en el ataque. Siempre tomando los últimos siete partidos de cada uno, River remató bastante más que Boca: 110 veces contra 88. Pero no se trata sólo de la cantidad de disparos, sino también de que River también ha tirado al arco desde posiciones que tienen mayor probabilidad de gol, con un promedio de 0,1 xG por remate, mientras que Boca presenta una media de 0,08 xG por intento.

River suma 14 goles y registra 10,9 xG, y Boca anotó 10 tantos y presenta 6,6 xG. ¿Qué significa que esto? Que dadas las ocasiones que generan, probabilísticamente era esperable que ambos equipos anotaran menos goles que los que efectivamente consiguieron en estos últimos siete partidos. Este indicador sugiere que, de continuar con esa línea, podemos esperar ver goles en el superclásico incluso si se da un desarrollo cerrado, de pocas ocasiones de peligro alrededor de los arcos.