Anuncios

River vs. Boca: Jorge Almirón, de cara a su primer superclásico, nunca se enfrentó con el Millonario como jugador, pero tuvo alegrías como DT

Jorge Almiron DT de Boca, le da indicaciones a Sebastián Villa en el partido ante Colo Colo, por la Copa Libertadores
Jorge Almiron DT de Boca, le da indicaciones a Sebastián Villa en el partido ante Colo Colo, por la Copa Libertadores - Créditos: @Esteban Felix

Si a Jorge Almirón le mencionan la palabra “River” las muecas variarán, pero hay gestos que serían indiscutiblemente los preferidos para sintetizar qué le genera: la sonrisa y la emoción serían inevitables a raíz de lo determinante que significó para su carrera. Este domingo, en el Monumental, tendrá una nueva historia para contar al respecto. Aunque, a la vez, es algo novedoso: será su primer superclásico. De todas maneras, exactamente, será la octava vivencia ante ese rival. Dependerá de lo que hagan él y su Boca para terminar colocándola en la escala personal de las maravillas o, a diferencia de otras experiencias que son fácilmente olvidables, directamente en la de las grandes frustraciones.

Porque es verdad que vivir desde dentro un duelo semejante se compara con pocas cosas (por no decir ninguna). Especialmente, desde la visión de ciertos protagonistas y sus trayectorias. Almirón no necesita un River-Boca para consagrarse. Tampoco ganarlo, en este caso dirigiendo el banco xeneize. Sin embargo, aun con la marca indeleble de su exitoso ciclo en Lanús (tres títulos), pero el arrastre demasiado negativo como entrenador en los años posteriores, salir victorioso de Núñez ante el puntero indiscutido de la Liga Profesional y en medio de sus primeros pasos en la Ribera merecería un lugar especial en sus logros.

Si bien como jugador tuvo la curiosidad de haber enfrentado a Boca y hacerle un gol en la Bombonera cuando en la década del 90 vistió la camiseta de Deportivo Español, no tuvo la fortuna de enfrentar al conjunto millonario: casi toda su carrera la armó en México, lugar en donde encontró múltiples oportunidades para dirigir, aunque -en ese sentido- el fútbol argentino también le abrió varias puertas.

Almirón vivió una buena semana como DT de Boca con los triunfos ante Colo Colo y Racing
Almirón vivió una buena semana como DT de Boca con los triunfos ante Colo Colo y Racing - Créditos: @JONNATHAN OYARZUN/PHOTOSPORT

Así es como, asimismo, será la quinta vez que pisa el Monumental para enfrentarlo. De hecho, otro dato llamativo es que sólo pudo medirse contra River en condición de local (con otros clubes) en dos ocasiones y el conteo de historiales culmina con un duelo en territorio neutral. Desbalanceado, pero también positivo.

La primera ocasión que lo tuvo enfrente fue el 19 de febrero de 2014 dirigiendo a Godoy Cruz. Le ganó 2-1 en el Monumental en un trámite que había iniciado desfavorable por el gol de Fernando Cavenaghi, pero lo revirtió con Leandro Grimi y Julio Rodríguez. Siete meses después volvió al mismo escenario, esta vez con el saco de Independiente, pero la pasó feo: 1-4 por los goles de Leonardo Pisculichi, Ariel Rojas, Teófilo Gutiérrez y Rodrigo Mora, además del descuento Rojo de Federico Mancuello.

Del tercer al sexto cruce amerita la especial atención: en su vida apareció Lanús; en la de River, Almirón en forma de pesadilla. Tan así fue que el primer examen semejante fue la Supercopa Argentina en el estadio Único de La Plata. Lluvia, goles en el epílogo y delirio granate el 4 de febrero de 2017: un 3-0 letal por los aportes de Lautaro Acosta, Nicolás Pasquini y José Sand.

Si bien más de un mes posterior volvió a enfrentarlo, por fin en su casa de turno, y River se tomó revancha con un 1-3 (Sand puso el primero, pero lo dieron vuelta con Ariel Rojas, Gonzalo Martínez y Carlos Auzqui), lo mejor para Almirón y aquel glorioso Lanús llegaría siete meses más tarde: chocaron en la semifinal de la Copa Libertadores.

En la ida, jugada en el Monumental el 24 de octubre de 2017, se impuso el local por el tanto de Ignacio Scocco, pero... La inolvidable revancha se disputó una semana después en la Fortaleza y el sueño sureño parecía desbarrancar por la ventaja de dos goles (tres en el global) que obtuvo River mediante Scocco y Gonzalo Montiel, pero el Granate terminó dando vuelta la serie por el doblete de Sand y los otros tantos de Acosta y Alejandro Silva.

Lanús-River
El recordado cruce entre Lanús y River por la Copa Libertadores 2018

Un 4-2 histórico, más allá de no terminar coronándolo ante Gremio, pero poniendo en jaque por segunda vez a otro excesivo ganador como Marcelo Gallardo. Acaso, esa fue la campaña que marcó para siempre a Almirón y por la que Juan Román Riquelme, vicepresidente segundo, se convenció de contratarlo: quiere ver en Boca aquellas versiones que disfrutó desde el sillón y el superclásico es una gran prueba.

En su segundo ciclo en Lanús, que duró mucho menos por los constantes tropiezos, llegó a enfrentarlo como visitante el 25 de junio de 2022. El equipo y su momento personal no eran los mejores: cayó 1-2 (goles de José Paradela y Braian Romero para River, mientras que el descuento fue de Acosta).

Para Almirón, River llegará con más ritmo que Lanús
Otro Almirón, más joven, dirigiendo a Lanús ante River - Créditos: @Daniel Jayo

El balance da en negativo, pero es innegable que el peso que tuvieron algunos duelos pueden “revertir” el historial por la dimensión de esos triunfos de Almirón. Contabiliza tres éxitos y cuatro derrotas ante River , pero en el desglose hay una final ganada con goleada y una semifinal superada que quedó para la historia de la Libertadores y, sobre todo, de Lanús.

Jorge Almirón, recuerdo malo para los hinchas millonarios, vuelve al Monumental con el objetivo claro de seguir potenciando a su equipo con un triunfo superclásico que también quede por siempre en su memoria.