Anuncios

River superó a Vasco da Gama, en la mejor versión del nuevo ciclo de Martín Demichelis

Emanuel Mammana convirtió el 1-0, lo abraza Borja, que anotó el segundo, de un elocuente 3-0
Emanuel Mammana convirtió el 1-0, lo abraza Borja, que anotó el segundo, de un elocuente 3-0

Dirigido por Martín Demichelis, River cerró esta noche su gira amistosa por Estados Unidos en el choque frente a Vasco da Gama, de Brasil, luego de los triunfos ante Monterrey, de México (1-0), y Millonarios de Colombia (2-0), en la preparación con vistas al estreno por la Liga Profesional de Fútbol. Y lo hizo de una manera extraordinaria: un elocuente 3 a 0, con dosis de buen juego. Ahora, sí: volvió River.

El River de Demichelis logró las primeras victorias del año con dos formaciones diferentes para analizar alternativas. El exdefensor de River y Bayern Munich de Alemania intenta en este período que el plantel entienda y ejecute su idea de juego. De acuerdo a lo observado en tierra estadounidense y a las diversas declaraciones de sus dirigidos, el plan está funcionando. Con tantos de Mammana, Borja y Beltrán, ganó, gustó y goleó.

Martín Demichelis se inclinó por un equipo súper ofensivo, tal vez el más audaz de su corto ciclo. Nacho Fernández, como número 10. Aliendro, como una alternativa de ataque. Solari y Borja, como los delanteros habituales, que se mantienen, desde la era de Marcelo Gallardo. Y el pibe Alfonso, como el quinto intérprete en la línea de ataque. Desde la idea, River fue un equipo audaz, con tenencia y presión.

El 1-0, por Mammana

Desde el dibujo táctico, al menos durante el primer tramo del encuentro, el equipo de Núñez se paró con un clásico 4-2-3-1, con el atacante colombiano como faro, más cerca del área que de la construcción ofensiva. Enzo Pérez, en realidad, estaba más cerca de los centrales que Aliendro, más libre para la táctica ofensiva. Esa fórmula, sin embargo, le genera a los rivales excesivamente espacios. El primer llamado de atención fue resulto con éxito por Armani, cuando el elenco argentino había quedado mal parado luego de una pérdida.

Borja estampó el 2-0 de River

Por ahora, Nacho no entra en acción con toda la dimensión que se preveía. Intenta manejar los hilos del equipo, tiene capacidad y liderazgo, pero todavía no exhibe pimienta, malicia en los metros finales. Esa picardía que le adosaba a su natural disciplina táctica. River atacó, pero en el desorden. Franco Alfonso, de 20 años, dispuso de un tiro libre, que sacó al córner Alexander. El pibe tiene técnica, debe creérsela un poco más, demostrarse que está preparado para los grandes desafíos.

Festeja River el tanto de Mammana
Festeja River el tanto de Mammana

La pelota parada, como tantas veces, suele abrir puertas. Fue el caso, también, de River. Tiro libre de Nacho Fernández (mantiene la pegada de siempre), y cabezazo goleador de Mammana, el inesperado nuevo goleador de River, ya que también le marcó a Millonarios, en el triunfo por 2-0 del sábado pasado. El partido era parejo, pero el equipo argentino siempre tenía una luz de ventaja. Un remate de Solari también fue salvado por el arquero.

Liberado, desatado, River selló el segundo en el final del primer capítulo, con el estilo de toda su vida. Quite en la salida brasileña, Nacho, Solari, centro y tanto de Borja, debajo del arco. River demostró hasta ese momento su mejor versión en el nuevo ciclo. Después de la intensidad de la primera parte de la pretemporada, del desgaste físico y los contratiempos, como la lesión de Kranevitter. Demichelis encontraba, al fin, dosis de sus mejores ideas.

Beltrán cerro la noche con el 3-0

En el arranque de la segunda mitad, Demichelis decidió dos cambios: González Pírez por Mammana y Zuculini por Enzo Pérez. Resultó un riesgo: el zaguero y el caudillo son titulares esenciales en la estructura defensiva de la formación, más preparada para el contraataque que para seguir con el control del juego. Vasco da Gama salió un poco más, River se sintió más seguro con las salidas rápidas. El espectáculo ganó en intensidad y emociones.

Más tarde, como en todo amistoso de preparación, el encuentro se desvirtuó, con tantos cambios. Ingresó el pibe Orellano, el gambeteador de Vélez, en Vasco da Gama, y Beltrán, Paradela y Barco, en River, para explotar mejor los espacios. Se cayó en un pozo el partido, pero siempre tuvo una cuota de interés. Hasta que en el final, Casco presionó y ganó en la salida, y asistió a Beltrán, que cerró la obra con una definición punzante, junto al primer palo.

River goleó por 3 a 0 a Vasco da Gama. Atención: River está de vuelta.

Lo mejor del encuentro