Anuncios

Los riesgos de consumir cúrcuma todos los días

CIUDAD DE MÉXICO, enero 25 (EL UNIVERSAL).- La cúrcuma es una planta herbácea de la familia de las Zingiberáceas, nativa del suroeste de la India, que llega a alcanzar hasta un metro de altura.

Esta planta se ha utilizado durante varios años como especia y medicina natural gracias a sus propiedades anticancerígenas, antibacterianas y cicatrizantes.

Del tallo subterráneo de dicha planta se extrae su polvo gracias a su gran contenido de curcumina, sustancia que la dota de su distintivo color amarillo, indica un artículo de la Divulgación de Ciencia de la UNAM.

La cúrcuma aporta vitaminas C, E y K, así como potasio, calcio, cobre, hierro, magnesio y zinc al cuerpo humano. Sin embargo, el sitio de salud Medical News Today y la organización Susan G. Komen advierten que ingerirla durante un periodo prolongado puede traer efectos secundarios en la salud como:

Malestar estomacal: Al ingerir grandes cantidades, los mismos agentes que contiene la cúrcuma, los cuales ayudan a la salud digestiva, pueden causar irritación y llegar a producir más ácido gástrico de lo normal.

Adelgaza la sangre: Las propiedades que contiene la cúrcuma también pueden hacer que una persona sangre con mayor facilidad, y aunque no se sabe a ciencia cierta el por qué, algunos doctores lo asocian con la reducción de los niveles de colesterol en la sangre y la reducción de la presión arterial que ayuda el consumir esta planta.

Infertilidad: Ingerir cúrcuma por un tiempo prolongado puede llegar a reducir los niveles de testosterona y el movimiento de los espermatozoides; por lo que debe usarse con precaución en personas que están buscando tener un bebé.

También puede causar diarrea, heces amarillas, erupción cutánea, náuseas y dolores de cabeza.

"La cúrcuma tiene compuestos antiinflamatorios naturales llamados curcuminoides, a los cuales se les ha atribuido efectos positivos sobre varias enfermedades", comenta Anya Guy, dietista de Mayo Clinic.

Entre esas enfermedades están la diabetes tipo 2, la obesidad, la enfermedad inflamatoria del intestino y el cáncer.

Asimismo, la cúrcuma puede ingerirse en polvo o en mezclas de tipo curry o chutney. "Personalmente, la recomiendo más en polvo o en su forma natural y procurar ingerirla con comida para mejor absorción".

Por su parte, el Dr. Krit Pongpirul, profesor asociado de medicina preventiva y social en la Universidad Chulalongkorn en Bangkok, señaló que "en Tailandia, la cúrcuma también se consume a menudo en forma de especia o suplemento para calmar síntomas gastrointestinales como hinchazón e indigestión".