Anuncios

Rey Mysterio le regala su máscara a Bad Bunny tras Royal Rumble

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 1 (EL UNIVERSAL).- La WWE comenzó con el camino rumbo a Wrestlemania 38 el pasado fin de semana con la celebración del primero de los "cuatro grandes" eventos que tiene cada año, con el Royal Rumble, el cual ganó Brock Lesnar y tendrá la oportunidad de estar en el evento principal en la siguiente edición de la "Vitrina de los Inmortales". La noche del Royal Rumble estuvo llena de sorpresas y una de ellas fue cuando el cantante de reggaetón, Bad Bunny hizo su aparición para participar en la batalla real de 30 hombres ingresando en el lugar 27.

El artista volvió a sorprender a los aficionados de la lucha libre por su gran habilidad dentro del ring y su entrega dentro del cuadrilátero. De hecho, en algún momento de la batalla llegó a hacer equipo con el luchador de origen mexicano Rey Mysterio, para eliminar a Dolph Ziggler. Después, "traicionó" al amo del 619 y lo quiso eliminar, pero la experiencia de Mysterio se sobrepuso y se mantuvo en el combate. Pero esto no causó molestia en el luchador enmascarado, al contrario, ambos mostraron respeto mutuo incluso en los camerinos.

Y es que en un video difundido por la WWE, se observa como Rey Mysterio se quita la máscara y se la regala a Bad Bunny, mientras el cantante hace una reverencia en señal de agradecimiento:

"Yo sé que esto es una competición, pero este es un regalo para ti, hermano" menciona Mysterio en inglés, a lo que Bad Bunny sonriente le contestó en español: "Mucho respeto, un honor. Muchas gracias", a lo que el luchador respondió "No, al contrario, el respeto es mío".

No es la primera ocasión que Bad Bunny aparece en una lucha de la WWE. Su debut fue justamente en el Royal Rumble del 2021 cuando interpretó su tema "Booker T", además de comenzar una rivalidad con The Miz y John Morrison junto con su compatriota Damian Priest. Posteriormente, apareció en algunos shows de Monday Night Raw para cerrar con broche de oro su relación con la WWE en la primera noche de Wrestlemania 37 en una lucha que dejó sorprendidos a todo el público, incluyendo a sus rivales y a su pareja en el ring por sus habilidades y respeto que mostró hacia el wrestling.