Anuncios

El rey Carlos III reaparece por primera vez tras la revelación de cáncer de Kate Middleton

Carlos y Kate, en una foto de hace dos años
Carlos y Kate, en una foto de hace dos años - Créditos: @Chris Jackson

El rey Carlos III, diagnosticado recientemente con cáncer, al igual que su nuera, Kate, la princesa de Gales, grabó un mensaje por el Jueves Santo, en el que abordó la importancia de los actos de amistad, y se espera que presida junto a la reina Camilla la tradicional misa de Pascua el domingo, después de semanas de ausentarse de actos públicos mientras recibe tratamiento ambulatorio también por un cáncer.

El mensaje de audio del monarca británico, que se reprodujo en el servicio anual del Jueves Santo –o Maundy, en inglés– en la Catedral de Worcester en Inglaterra, es su primera declaración pública desde que la esposa del príncipe Guillermo reveló que estaba recibiendo quimioterapia, en un anuncio que puso fin a meses de especulaciones sobre su salud.

Se había expresado anteriormente a través de un vocero. “Su Majestad está muy orgulloso de Kate por el valor que demostró al hablar como lo hizo”, indicaron desde el Palacio de Buckingham y precisaron que el monarca había “permanecido en estrecho contacto con su amada nuera durante las últimas semanas”.

A pesar de que se espera su presencia el domingo, Carlos se ausentó el jueves del servicio religioso. En su lugar, asistió la reina Camilla, quien ha asumido un mayor compromiso desde que su marido se enfermó. En la grabación, que abrió con la lectura de La Primera Lección del Evangelio de Juan, expresó su “gran tristeza” por no poder unirse a la congregación, diciendo que la celebración “tiene un lugar muy especial en mi corazón”.

Según informaron medios locales, el mensaje de Carlos supuestamente fue grabado a mediados de marzo y, por lo tanto, no se refirió directamente a su salud o la de Kate.

“En este país, somos bendecidos por todos los diferentes servicios que existen para nuestro bienestar. Pero por encima de estas organizaciones y su personal abnegado, necesitamos y nos beneficiamos enormemente de aquellos que nos extienden la mano de la amistad, especialmente en tiempos de necesidad”, dijo el monarca británico.

El rey Carlos III también utilizó su mensaje antes del fin de semana de Pascua para reiterar su promesa de coronación de “no ser servido sino servir” con “todo mi corazón”.

El rey se había mostrado en público el pasado martes, en un evento en el palacio de Buckingham, en momentos en que tiene una agenda disminuida al mínimo desde que se confirmó -a principios de febrero- que tiene cáncer, aunque sin mayor precisión sobre la enfermedad.

En el pasado, los reyes lavaban los pies de aquellos necesitados como parte de los rituales del Jueves Santo. Pero en tiempos modernos, el soberano entrega monedas especialmente acuñadas a personas en reconocimiento a su servicio a la iglesia y la comunidad local.

Así, la reina Camilla distribuirá el dinero de Maundy en dos bolsas —una roja y otra blanca— en la Catedral de Worcester a 75 hombres y 75 mujeres, en referencia a la edad del soberano.

Carlos precisó en su mensaje que los 150 hombres y mujeres que recibirían el dinero de Maundy “son ejemplos maravillosos de tal bondad; de ir mucho más allá del llamado del deber y de dar tanto de sus vidas al servicio de otros en sus comunidades”.

Se espera que el rey Carlos asista a la iglesia el Domingo de Pascua junto a su esposa, marcando su aparición pública más significativa desde su diagnóstico. Sin embargo, el príncipe Guillermo y Kate Middleton, que pasan las vacaciones con sus hijos Jorge, Charlotte y Luis en la residencia de Anmer Hall, en Norfolk, se ausentarán de la cita familiar.