Anuncios

Primera reunión de ministros de Salud de la era Milei: cuál fue el tema excluyente y qué estrategia acordaron

El ministro de Salud de la Nación, Mario Russo, con sus pares provinciales en el primer encuentro del Cofesa en el CCK
El ministro de Salud de la Nación, Mario Russo, con sus pares provinciales en el primer encuentro del Cofesa en el CCK - Créditos: @Gentileza Graciela Pace/Ministerio de Salud Nación

Epidemia de dengue por segundo año consecutivo, guardias desbordadas, demanda insatisfecha y personal de salud desgastado con faltante en áreas críticas dentro de un sistema que pide a gritos una reforma de fondo. En este contexto arrancó esta mañana la primera reunión de ministros de Salud del país en el centro porteño. Además de la emergencia por el dengue, la agenda de discusión incluye la implementación de la receta electrónica a partir de julio, la presentación del plan nacional de calidad en salud y la campaña de vacunación antigripal, según se pudo conocer.

El encuentro del Consejo Federal de Salud (Cofesa) arrancó alrededor de las 9.30 en el CCK con la presencia de todos los ministros provinciales, excepto los de Formosa y Río Negro. Preside la reunión el titular de la cartera nacional, Mario Russo, que abrió las presentaciones y la discusión.

En la primera parte del encuentro, que durará hasta las 17, se planteó desde Nación una redefinición de competencias nacionales, provinciales y municipales en la gestión del sistema de salud para organizar mejor quién se ocupa de qué (desde compra de insumos hasta cobertura de la alta complejidad) y a partir de qué datos medir resultados.

Al pasar al estado de situación de la epidemia de dengue, el Ministerio de Salud de la Nación presentó los datos actualizados este domingo en el Boletín Epidemiológico Nacional sobre los más de 130.000 casos oficializados, con 96 fallecidos, solo en lo que va de este año –la suba de contagios por sobre lo esperado para esta temporada alta de la enfermedad fue a partir de mediados de noviembre–, además de la cada vez mayor extensión territorial de la circulación del virus (alcanza a 19 provincias) y presencia del mosquito vector.

Al respecto, y como se repite en las reuniones del Cofesa desde 2009, cuando los brotes epidémicos avanzaron más allá de las provincias del norte, no faltó el acuerdo entre los ministros en que hay que reforzar la prevención. La epidemia en curso así lo demuestra.

El dengue fue el tema casi excluyente de la reunión
El dengue fue el tema casi excluyente de la reunión - Créditos: @Pilar Camacho

¿Qué estarían consensuando en el Cofesa? Los gobiernos provinciales y municipales son los responsables del trabajo territorial, en viviendas y alrededores, para eliminar el mosquito vector “como primera línea de defensa” contra el dengue. En este momento, con un aumento de las lluvias, los estados locales deben reforzar ese trabajo, que incluye descacharrar, fumigar y lograr por los medios que en cada provincia se defina que sus habitantes tomen conciencia de la responsabilidad que también tiene la población dentro de los domicilios y predios privados.

Sobre la posibilidad de incorporar la vacunación a esas tareas, funcionarios nacionales informaron que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Comisión Nacional de Inmunizaciones (Conain) no están recomendando su inclusión en el calendario nacional (por el momento ningún país lo hizo), a la vez que avanzan los estudios de seguridad y efectos adversos.

El papel del ministerio nacional en adelante sería rector en la recolección de datos y evidencia, y la gestión medida por resultados sanitarios, según trascendió de fuentes oficiales. Queda a los ministerios de Salud provinciales fijar prioridades según necesidades propias.

En una de sus intervenciones, Russo también anticipó a sus pares que esta semana el Gobierno publicará la reglamentación para la implementación de la receta electrónica a partir del 1° de julio como único recurso para la prescripción médica y dispensa en todo el país.

La medida había sido bienvenida desde el sector farmacéutico cuando se difundió en el megadecreto presidencial de diciembre pasado. Elimina errores de prescripción, dosis o frecuencia de toma y la falsificación de recetas, señalaron farmacéuticos en ese momento. Desde el Ministerio de Salud apuntaron al respecto que, “al integrar y estandarizar” las plataformas digitales que ya estaban operando en el sistema de salud, también va a facilitar la identificación de los profesionales que libran recetas u órdenes, unificar términos y dar trazabilidad a los tratamientos indicados.

Vacunación antigripal

Durante el Cofesa, también se presentará un nuevo plan nacional de calidad y salud digital, además de aprovechar el encuentro para lanzar la campaña de vacunación antigripal anual para la población con mayor riesgo de complicaciones ya sea por alta exposición al contagio, vulnerabilidad por otras enfermedades o edad. Son el personal de salud, las embarazadas (en cualquier semana de gestación) y las mujeres que acaban de tener un parto (hasta los 10 días posteriores y antes del alta de la maternidad) si no se vacunaron durante el embarazo, los menores de entre seis y 24 meses de edad, la población de entre dos y 64 años con factores de riesgo, y los mayores de 65 años.

En el caso de los bebés de hasta dos años y de los chicos de entre dos y ocho años con factores de riesgo, el Ministerio de Salud detalló que “deben recibir dos dosis separadas por al menos cuatro semanas, excepto quienes hubiesen recibido dos dosis anteriormente, a los que les corresponde una dosis”.

Se consideran factores de riesgo, por ejemplo, la obesidad, la diabetes, las enfermedades respiratorias y cardíacas crónicas, las inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, las enfermedades oncohematológicas, los trasplantes o la insuficiencia renal crónica en tratamiento con diálisis.

La vacuna, como todos los años, es gratuita para esa población en los vacunatorios del sistema público de salud en todo el país. No es necesario llevar una orden médica y se puede aplicar con otras vacunas del calendario.