Anuncios

Qué es la Resistencia Islámica en Irak, el grupo que se atribuyó los ataques con drones en Jordania

Imagen genérica de milicianos iraquíes chiitas
Imagen genérica de milicianos iraquíes chiitas - Créditos: @Wathiq Khuzaie

WASHINGTON.- Tres militares estadounidenses y más de treinta resultaron heridos en un ataque con drones a un puesto militar de Estados Unidos en Jordania, conocido como Torre 2, que fue reivindicado por la coalición de milicias chiitas conocida como Resistencia Islámica en Irak.

Se trata de la primera vez que mueren soldados estadounidenses en Medio Oriente desde el inicio de la guerra entre Israel y Hamas en la Franja de Gaza, el 7 de octubre, lo que vuelve a hacer temer una escalada de las tensiones en la región.

El presidente estadounidense, Joe Biden, prometió responder al ataque de forma “consecuente”, acusando a grupos proiraníes. “Sabemos que fue llevado a cabo por grupos de combatientes radicales respaldados por Irán que operan en Siria e Irak”, dijo el mandatario.

El presidente estadounidense Joe Biden prometió tomar represalias por el ataque
El presidente estadounidense Joe Biden prometió tomar represalias por el ataque - Créditos: @Jacquelyn Martin

“No tengo ninguna duda: haremos que los responsables rindan cuentas, cuando y como creamos conveniente”, agregó.

Sin embargo, Irán respondió por boca de su representación permanente ante la ONU que “no tiene ningún vínculo ni nada que ver con el ataque a la base estadounidense”, que atribuyó a un “conflicto entre Estados Unidos y los grupos de resistencia de la región”, según un boletín de la agencia oficial iraní Irna.

”Estos grupos responden a los crímenes de guerra y al genocidio cometidos por el régimen sionista”, declaró el vocero del ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Naser Kanaani, refiriéndose a Israel. “Deciden sus acciones en base a sus propios principios”, agregó, citado por Irna.

Grupos respaldados por Irán han estado lanzando ataques contra objetivos israelíes y estadounidenses desde que estalló la guerra entre su aliado palestino Hamas e Israel el 7 de octubre, una campaña que regionalizó el conflicto de Gaza y alimentó temores de una escalada más amplia.

Iraquíes en un entierro de un líder de la “Resistencia Islámica en Irak”, el grupo que se ha atribuido todos los ataques recientes contra las tropas estadounidenses en Irak y Siria
Iraquíes en un entierro de un líder de la “Resistencia Islámica en Irak”, el grupo que se ha atribuido todos los ataques recientes contra las tropas estadounidenses en Irak y Siria - Créditos: @AHMAD AL-RUBAYE

La Resistencia Islámica en Irak, coalición de milicias chiítas pro-iraníes, se atribuyó la responsabilidad del ataque como parte de los esfuerzos para tratar de expulsar a las tropas estadounidenses de Irak y de Siria. Lo cierto es que este último ataque es parte de una ofensiva que lleva meses en curso.

Estados Unidos y las fuerzas aliadas en Irak y Siria fueron blanco de más de 150 ataques desde mediados de octubre, según el Pentágono, lo que ha provocado decenas de heridos, en su mayoría menores, y provocó varias rondas de ataques estadounidenses en respuesta. Muchos de estos ataques contra personal estadounidense fueron reivindicados por la Resistencia Islámica en Irak.

Los grupos chiítas respaldados por Irán surgieron como actores poderosos en Irak después de la invasión encabezada por Estados Unidos en 2003, con decenas de miles de combatientes. Los grupos armados chiítas desempeñaron un papel destacado en la lucha contra el grupo islamista suní de línea dura Estado Islámico, luchando como parte de Hashid Shaabi, o las Fuerzas de Movilización Popular.

Si bien los miembros de estos grupos armados reciben salarios estatales y técnicamente están bajo la autoridad del primer ministro, a menudo operan fuera de la cadena de mando. El gobierno de Irak, en tanto, condenó la escalada del conflicto tras el ataque en la frontera entre Siria y Jordania e instó a “poner fin al ciclo de violencia y expresa su voluntad de colaborar en el establecimiento de reglas fundamentales para evitar mayores repercusiones en la región y frenar la escalada del conflicto”, reza el comunicado oficial.

Entre los que han atacado a las fuerzas estadounidenses en los últimos meses se encuentran Kataib Hezbollah y el grupo Nujaba, ambos estrechamente vinculados a la élite de la Guardia Revolucionaria de Irán.

Su arsenal incluye drones explosivos, cohetes y misiles balísticos.

En sus declaraciones han afirmado que sus operaciones forman parte de un esfuerzo para “resistir a las fuerzas de ocupación estadounidenses en Irak y la región”, y que se llevan a cabo en “respuesta a las masacres” cometidas por Israel contra los palestinos en Gaza.

Los grupos están designados como organizaciones terroristas por Estados Unidos.

El
El "Eje de la Resistencia" de Irán opera en Irak con varias organizaciones que integran la Resistencia Islámica, en Líbano (con Hezbollah), Gaza (Hamas y la Jihad Islámica), y en Yemen (Hutíes) - Créditos: @La Nación

La Resistencia Islámica en Irak forma parte de lo que se conoce como el “eje de la resistencia”, liderado por Irán. Desde la Revolución Islámica de 1979, la influencia de Irán se expande en la región en una red de grupos proxy, con los que comparte valores antioccidentales y anti Estados Unidos. A través de la Fuerza Quds, el apoyo de los ayatollahs se extiende por territorios que integran la llamada “Media Luna Chiita” y se expresa en entrenamiento, financiamiento y envío de armas a milicias e incluso a algunos grupos que tienen poder político.

La mayoría de los grupos profesan la rama chiita del Islam, la misma que sostiene e intenta impulsar el régimen iraní. Hamas y la Jihad Islámica Palestina, que operan en la Franja de Gaza, son los únicos miembros sunnitas.

El grado de influencia de Irán en cada uno de estos actores varía, según los expertos.

Agencias Reuters, AP y AFP