Anuncios

Reportan aumento de las incautaciones de hongos psicodélicos de psilocibina en EE.UU.

Washington, 6 feb (EFE).- Las incautaciones en Estados Unidos de hongos de psilocibina se incrementaron sustancialmente entre 2017 y 2022, según un informe divulgado este martes por el Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas (NIDA, en inglés).

"Estamos en medio de un paisaje cultural, mediático y legal que evoluciona rápidamente en lo que hace a los compuestos psicodélicos", afirmó Nora Volkow, la directora de NIDA.

El informe advierte que las incautaciones policiales no reflejan necesariamente la prevalencia del uso de esos hongos psicodélicos, pero sí representan un indicio de la disponibilidad de drogas ilegales.

Los hongos de psilocibina están categorizados como una droga psicodélica y disociativa que puede alterar temporalmente el estado de ánimo, los pensamientos y percepciones de una persona.

La cifra de confiscaciones policiales de estos hongos subieron de 402 en 2917 a 1.395 en 2022. El peso total de hongos de psilocibina confiscados pasó de 226 kilogramos en 2017 a 844 kilogramos en 2022.

Los investigadores determinaron que la mayoría de las incautaciones ocurrió en el Medio Oeste, con un 36 por ciento del total, seguido por el Oeste con 33,5 por ciento.

La psilocibina no está aprobada actualmente por la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) para el tratamiento de alguna condición o enfermedad, aunque en años recientes ha habido un aumento de la investigación en el potencial de compuestos psicodélicos para el tratamiento de desórdenes mentales.

El informe destacó que la investigación disponible indica que el uso de drogas como la psilocibina que causan alucinaciones ha aumentado en años recientes entre los adultos de 35 a 50 años de edad.

"La investigación señala que la psilocibina es la droga psicodélica originada en una planta más consumida en Estados Unidos donde el 11,3 por ciento de los individuos mayores de 12 años de edad dan cuenta de haber usado psilocibina en 2022", añadió el artículo de NIDA.

(c) Agencia EFE