Anuncios

Remedios naturales que curan los hongos de las manos

CIUDAD DE MÉXICO, enero 27 (EL UNIVERSAL).- Las uñas de las manos no solo son un elemento estético, sino también un indicador de la salud del organismo. Problemas como la onicomicosis, una de las afecciones más comunes en uñas, pueden manifestarse a través de cambios estéticos, debilitamiento y picazón, según resume Mayo Clinic.

Tratar los hongos en las uñas de las manos es esencial, y además de los tratamientos médicos convencionales, existen remedios naturales que pueden aliviar los síntomas.

1. Aceite de té de árbol

De acuerdo con Mayo Clinic, este aceite natural, conocido por sus propiedades antifúngicas, puede adquirirse en farmacias. Se utiliza aplicándolo directamente en la uña afectada. La mezcla de hierbas con aceite de coco o de oliva también es eficaz. Esta preparación no solo actúa como antifúngico, eliminando los hongos, sino que estimula el crecimiento de células nuevas, contribuyendo a la recuperación de la uña.

2. Miel

La miel sin pasteurizar, reconocida por sus propiedades curativas, es un eficaz antiséptico natural. Aplicar una cucharada de miel en la mano afectada puede ayudar a combatir bacterias y hongos, aliviando los síntomas de la onicomicosis. La miel también ofrece beneficios adicionales para la salud de la piel.

3. Cúrcuma

Este ingrediente culinario tan conocido no solo es versátil en la cocina, sino que también posee propiedades curativas. Funciona como un potente antifúngico y es ideal para tratar hongos en las manos. Preparar una pasta con cúrcuma y agua, y aplicarla en la uña afectada, puede contribuir al proceso de recuperación.

Diversos factores pueden contribuir al desarrollo de hongos en las uñas de las manos. El sudor excesivo, la exposición frecuente a la humedad, el contacto con personas afectadas, la falta de higiene y las deficiencias del sistema inmunológico son posibles causas. Reconocer estos factores puede ayudar en la prevención de futuras infecciones.

Los síntomas de la onicomicosis son fácilmente visibles y pueden causar molestias. Cambios en la apariencia de las uñas, debilitamiento, escamación y picazón son señales de infección por hongos. Ante la presencia de estos síntomas, es crucial buscar la opinión de un especialista para determinar el tratamiento más adecuado.